EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Publicaciones » Empresas por Granada » LAS NUEVAS POSIBILIDADES DE INVERSIÓN

LAS NUEVAS POSIBILIDADES DE INVERSIÓN


Publicado en Empresas por Granada en octubre de 1998.

Cuando decidimos invertir nuestros excedentes de tesorería, sea a corto, medio o largo plazo, debemos recurrir a los intermediarios financieros. Estas entidades se sitúan entre los ahorradores, y los solicitantes de crédito. Su misión es canalizar el ahorro de aquellos hacia la financiación de éstos.

Es posible pensar que un particular o empresa preste su dinero a cambio de un precio. Su problema es que corre con todo el riesgo de la operación. Pude perder el capital prestado, en caso de quiebra o insolvencia del prestatario.

Los intermediarios financieros aseguran el mercado. Asumen el riesgo de las operaciones y obtienen beneficios a través de la diferencia entre el precio pagado a los ahorradores y el cobrado a los solicitantes de crédito.

Las remuneraciones ofrecidas por los bancos son tan seguras como el banco que las ofrece y  están por debajo de las rentabilidades que se pueden obtener en otros mercados.

El inversor siempre debe buscar asesoramiento. Supondrá un desembolso, pero  le ayudará a incrementar la  rentabilidad de su inversión. Lo que asumirá siempre, será el riesgo de su decisión.

A la hora de invertir, puede elegirse entre productos bancarios como Libretas, Imposiciones,  etc.; que  ofrecen una rentabilidad mínima respecto al mercado y productos financieros como Acciones, Futuros, etc.; que ofrecen la posibilidad de elevadas rentabilidades aunque asumiendo mayores riesgos.

Las Instituciones de Inversión Colectiva se sitúan entre ambos extremos y  son la respuesta a los productos clásicos. Al ser productos de inversión, debemos dejar claro que se comportan como tales. Es decir, quien los suscribe realiza una inversión, y por tanto la posibilidad de sufrir pérdidas está tan presente como la de obtener beneficios.

Favorecen las inversiones ya que, merced a la constitución de una cartera de títulos selectos y variados ofrecen a sus socios las ventajas que dimanan de la división de riesgos al compensar las alzas y bajas de unos y otros.

El objetivo de la gestión profesional es minimizar las fluctuaciones del mercado, aprovechando al máximo los ciclos expansivos y evitando las pérdidas en los recesivos. Imprime a la cartera una gestión y vigilancia más diligente y cuidadosa de la que dedica un particular. La ausencia de retenciones fiscales, y la posibilidad de acumular rendimientos, los hace mucho más atractivos.

El mercado nos ofrece diversas formas de inversión colectiva. Conocerlas es necesario para decidir dónde vamos a invertir. Pueden ser:

a.- Sociedades: su objeto es la tenencia de activos financieros y obtienen beneficios por las rentabilidades de estos y  por las plusvalías que generan sus compraventas. Son las Sociedades de Inversión Mobiliaria.

b.- Fondos: Adoptan forma fiduciaria, funcionan como comunidades de bienes. Pueden ser:

1.- Fondos de Inversión Mobiliaria: son patrimonios pertenecientes a una pluralidad de inversores, administrados por una Sociedad Gestora a quien se atribuyen las facultades del dominio, con el concurso de una Entidad Depositaria. Su objeto es adquirir, tener, disfrutar, administrar y enajenar valores mobiliarios y otros activos, para compensar por la composición de sus activos, los riesgos y tipos de rendimiento.

2.- Fondos de Inversión en Activos del Mercado Monetario: Son idénticos a los F.I.M. pero invierten en activos del mercado monetario, es decir, aquellos que disfrutan de elevada liquidez en función de su corto plazo de vencimiento.

3.- Fondos de Pensiones: en estos, los partícipes no tienen derecho a reintegrar sus participaciones hasta abandonar la actividad laboral por motivos que la ley determine. Complementan los  sistemas públicos de previsión social y utilizan el sistema de capitalización frente al de reparto. Las pensiones derivadas de estos fondos responden al ahorro realizado y no tienen límites en cuantía. Puede elegirse recibir una renta vitalicia o un sólo pago.

También existe instituciones de inversión colectiva de carácter no financiero, como las Sociedades de Inversión Inmobiliaria, que invierten en inmuebles,  viviendas, locales comerciales, garajes y oficinas, para arrendar, adoptando la forma de sociedad anónima y los Fondos de Inversión Inmobiliaria, que, con idéntico objetivo toman forma fiduciaria.

Por tanto, los mercados financieros han desarrollado productos para cubrir las necesidades de todo tipo de inversor. Lo fundamental es escoger entre todos ellos el que responde a nuestro perfil, a nuestras intenciones y necesidades, y siempre, asesorados por profesionales conocedores del mercado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: