EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » “THE ARTIST” Y LA INNOVACIÓN

“THE ARTIST” Y LA INNOVACIÓN


Publicado en Andalucía Noticias y en las ocho cabeceras provinciales del grupo:

Almería Digital. Cádiz  Digital, Córdoba Digital. Granada Digital.

Huelva Digital. Jaén  Digital. Málaga Digital. Sevilla Digital.

And the Oscar goes to … The Artist. La ganadora del Premio de la Academia de Hollywood ha sido una película muda, en blanco y negro y ambientada en los locos años veinte. Puede parecer una anécdota pero la historia que nos cuenta es también una lección de economía.

George Valentin – que nos recuerda a Rodolfo Valentino por su nombre y a Douglas Fairbanks por su imagen – es una estrella del cine mudo que no cree que el sonoro represente el futuro y lo califica de espectáculo de feria. Como se aferra a lo que conoce y no ve que esa innovación va a generar una importante expansión de la industria cinematográfica acaba tirando su carrera por la borda.

Oímos habitualmente que es innecesario cambiar aquello que siempre se ha hecho de un modo determinado. El razonamiento es ridículo y absurdo; si se hubiera seguido a lo largo de la historia aún estaríamos pintando bisontes en Altamira.

La aparición del cine sonoro refleja claramente el concepto de destrucción creadora consagrado por Schumpeter en Capitalismo, socialismo y democracia. En un mercado libre, los nuevos productos liquidan modelos de negocio anticuados aunque estuvieran sólidamente establecidos. El crecimiento económico sostenido a largo plazo se basa en innovaciones como el cine sonoro, la máquina de vapor, la electricidad o la informática.

Rathausplatz Filmfestival. Viena (Austria),

Rathausplatz Filmfestival. Viena (Austria),

Es claro que actualmente vivimos una situación similar. Internet y el desarrollo de negocios on line están provocando cambios que mudarán la faz del mercado tal y como lo conocemos. Para Schumpeter, y creo que todos podemos suscribirlo, la destrucción creadora es el hecho nuclear del capitalismo cuya esencia es el dinamismo.

Inventar no es innovar. El inventor es un genio, idea productos que mejoran nuestra vida y son susceptibles de generar riqueza pero es el innovador quien crea mercados para concretar los sueños de los genios y rentabilizarlos. A veces coinciden ambos en la misma persona, como ocurrió con Edison, pero es poco habitual. El emprendedor proviene de cualquier estamento social y se caracteriza por ser perseverante y ambicioso aunque no suele ser un genio, ni tiene porque serlo.

La aparición del cine sonoro que cuenta The Artist supone la introducción de un nuevo bien y de su método de producción, igual que las ventas on line son otra forma de comercialización. Son casos de destrucción creadora como la apertura de mercados, la aparición de materias primas, la creación de monopolios o la destrucción de los existentes.

El proceso de innovación en los mercados de bienes y servicios va unido al desarrollo de nuevos productos financieros, y ahí surgen los riesgos. Las innovaciones financieras facilitan la liquidez y el crédito pero pueden provocar burbujas y especulación financiera, características intrínsecas del desarrollo capitalista. Es la otra cara de la moneda, nada es gratis en esta vida.

El miedo a lo nuevo parte de una idea que se repite como un mantra aunque la historia la desmienta: la innovación destruye puestos de trabajo. La realidad es bien distinta. La innovación reduce precios y convierte en bienes de consumo masivo aquellos que se concibieron como un lujo, por ejemplo los automóviles. Con el cine sonoro aparecieron los técnicos de sonido, las comedias musicales y las bandas sonoras, creció el público objetivo y el número de salas. Y todo eso se le escapó a George Valentin, y no sólo a él.

Innovar estimula la demanda, expande la actividad económica y genera más y mejores puestos de trabajo.

El objetivo debe ser la empleabilidad del ciudadano no los puestos de trabajo concretos. No reduciremos el paro volviendo a los viejos esquemas sino creando otros nuevos. Las víctimas de la innovación no son los trabajadores sino las empresas aferradas a ideas obsoletas que, como George Valentin, desaparecerán.

Aunque la riqueza obtenida por quien emprende con acierto es muy superior a la de los demás, Schumpeter sugiere que nada asegura la estabilidad en la cumbre pues el éxito anima a los imitadores y los triunfadores de hoy, si dejan de innovar, son los fracasados de mañana.

Si nos obstinamos en no adaptarnos a las nuevas realidades nos sentiremos como Rip van Winkle, el personaje del cuento de Washington Irving que se quedó dormido a la sombra de un árbol y cuando se despertó al cabo de veinte años le sorprendió un entorno desconocido e incomprensible para sus ideas anticuadas ya que había dejado de ser súbdito del rey Jorge III de Inglaterra para convertirse en ciudadano de los Estados Unidos de América.

Para no quedarnos fuera del mercado sólo podemos hacer lo que George Valentin, reinventarnos. La estrella del cine mudo acaba aceptando que su mundo ya no existe, se transforma y resurge como un sosias de Fred Astaire. Deja los papeles de galán romántico y se convierte en bailarín de claqué. He ahí un ejemplo de innovación personal que podemos aplicarnos todos para salir fortalecidos de esta crisis.

Pero The artist es también una lección en si misma. En un mercado tecnificado como el actual las viejas ideas pueden reciclarse y generar beneficios si los productos previamente arrumbados descubren su nicho de mercado, que será menor pero tan rentable como antes o incluso más.

The Artist ha triunfado aunque sea impensable un resurgimiento del cine mudo porque existía un mercado que la demandaba,. También lo hay para las plumas estilográficas aunque la mayoría escriban en un ordenador o con un bolígrafo. Reinterpretar un producto o un servicio es otra forma de innovar y siempre hay mercado para un buen producto y un lugar bajo el sol para una buena idea.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: