EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » ¿Y QUIÉN DIANTRES ES S&P?

¿Y QUIÉN DIANTRES ES S&P?


Publicado en Granada Hoy

Esta semana ha asomado un leve rayo de esperanza en medio de la crisis. Standard & Poor’s nos ha puesto muy mala nota y sin embargo no ha pasado nada destacable. Situaron nuestra deuda a un paso del bono basura y ni se hundió la Bolsa, ni se disparó la prima de riesgo, ni sonaron las trompetas del Apocalipsis.

Estos señores tan listos advierten al mundo de los importantes riesgos de España. En su dantesca visión de nuestro futuro dicen que vislumbran dudas sobre el rescate bancario. Habría que decirles que los contribuyentes no albergamos ninguna. Un inversor es alguien que arriesga su dinero y por tanto lo puede perder. Quien lo invirtió o prestó a las Cajas que han quebrado lo ha perdido. Mala suerte. Lo sentimos mucho pero no se lo vamos a pagar.

Que los mercados no le hayan hecho el menor caso a S&P es una razón para el optimismo. No sirvan aún el champaña pero al menos, pónganlo a enfriar. No se trata de un ataque gratuito a España. Para ellos no es nada personal, sólo son negocios y para nosotros no es patrioterismo sino sentido de la realidad. Pretenden decidir nuestro futuro quienes deberían estar totalmente desacreditados por inútiles. Sus análisis de pacotilla fueron una de las causas originales de esta crisis. Se les suponía expertos en valorar la solvencia, esto es, la capacidad de empresas y países para hacer frente a sus futuros compromisos de pago pero echando un vistazo a su historial es difícil creerlo. Basten un par de pinceladas: dieron la máxima calificación (AAA) a Bernard Madoff que hoy disfruta de una bonita celda tras ser condenado a 150 años de cárcel por estafa y también a las hipotecas basura, alias activos tóxicos. Unos linces, estos chicos.

Las Agencias de Calificación tienen una clara responsabilidad en esta crisis. Sus análisis, no sabemos si fruto del error o de espurios intereses, han arruinado a medio mundo. Si queremos que el mercado financiero vuelva a ser útil a la sociedad, estas empresas deben eliminarse y ser sustituidas por otras que no se limiten a calificar sino que expliquen y hagan públicos los estudios realizados para ello.

Dijo John Kenneth Galbraith que la única función de las previsiones económicas es hacer que la astrología parezca una ciencia respetable y desde luego, el historial de S&P no tiene nada que envidiar al de la bruja Lola. Seguir las predicciones de los oráculos o las manidas recetas de los libros de autoayuda nos lleva al precipicio. Los inversores deben atender a su racionalidad. Es bueno que el mercado, en un ejercicio de libertad y harto de su prepotencia se haya preguntado: ¿y quién diantres es S&P? Pues nadie a quien debamos creer o respetar y cuya desaparición tampoco lamentaremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: