EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » EL TORMENTO Y EL ÉXTASIS

EL TORMENTO Y EL ÉXTASIS


Publicado en Andalucía Noticias y en las ocho cabeceras provinciales del grupo:

Almería Digital. Cádiz  Digital, Córdoba Digital. Granada Digital.

Huelva Digital. Jaén  Digital. Málaga Digital. Sevilla Digital.

 

Este es el bellísimo título de una excelente película de sir Carol ReedThe Agony and the Ecstasy (1965) – que nos lleva a la Roma del Renacimiento y nos cuenta la enconada lucha que durante tres largos años mantuvieron Miguel Ángel y el Papa Julio II. La historia y los personajes son excepcionales pero el duelo interpretativo entre Charlton Heston, que encarna al genio atormentado y maduro y Rex Harrison como el aristocrático y soberbio Papa Julio II, hacen de la película una obra maestra y un deleite para los aficionados al arte.

El genio florentino nunca quiso hacerse cargo de los frescos de la Capilla Sixtina y si lo hizo fue, en palabras de sus contemporáneos, a punta de arcabuz. La impaciencia del Papa Guerrero, conocido así por la intensa actividad militar y política de su pontificado, chocó con la genialidad y el perfeccionismo del Divino Miguel Ángel.

La relación entre ambos empezó mal y nunca mejoró. Julio II decidió que sería Miguel Ángel quien decoraría la bóveda de la Capilla Sixtina, sin consultar siquiera al artista. Este, que tenía también un fuerte carácter se marchó airado de Roma refugiándose en Florencia bajo la protección de los Médici. Pero el poder del Papa no era desdeñable y no tuvo más remedio que volver a la Santa Sede y dedicar cuatro años de su vida a crear los excepcionales frescos admirados por millones de viajeros cada año y bajo los que los cardenales celebran los cónclaves. Nunca sabremos que tortura fue mayor para Miguel Ángel, si la incómoda altura de los andamios donde trabajó solo, atormentado y dolorido durante meses o la impaciencia y la soberbia de un Papa autoritario que le incomodaba con frecuencia preguntándole cuando terminaría. El ¿Cuándo acabarás? que gritaba Julio II desde el suelo era contestado con un ¡Cuando termine! de Miguel Ángel. El artista tenía clara la respuesta: estará terminada cuando yo quede satisfecho.

El error del Papa es el de muchos directivos de empresa. Dirigir es liderar y por tanto, hay que permitir que todos y cada uno de los trabajadores de una compañía, tengan una cierta capacidad de decisión en la gestión de su puesto de trabajo. Lo importante es conseguir los resultados propuestos, lo de menos es el método. La eficiencia se basa en maximizar los beneficios y para ello no hay nada mejor que permitir la creatividad de la que nace la eficacia.

Miguel Ángel. Dios creando al hombre. Bóveda de la Capilla Sixtina. Ciudad del Vaticano.

Miguel Ángel. Dios creando al hombre. Bóveda de la Capilla Sixtina. Ciudad del Vaticano.

No se trata tan sólo de realizar el menor trabajo posible, que también, sino de comprender que las aportaciones de todos hacen más viable, atractivo y rentable el producto. Por algún extraño motivo que nunca he llegado a comprender, en España siempre se ha visto mal algo tan inteligente como la denostada ley del mínimo esfuerzo. Conseguir el máximo rendimiento con el menor trabajo debería ser la regla de oro de cualquier tarea, pero sin embargo, en nuestra cultura se valora más el trabajo inútil. Quizás porque se piensa que la eficiencia realmente esconde a la desidia. No hay mejor trabajador que el que tiene mentalidad de vago y la aplica a aquello que se le encomienda. Es importante el matiz, no se trata de ser vago sino de buscar automatizaciones, atajos y procesos rápidos que nos permitirán aumentar la competitividad, algo de lo que, desde siempre, carecemos. No se trata solo de hacer las cosas, sino de hacerlas lo mejor posible en el menor tiempo y al menor coste.

La libertad es fundamental para la creación y por ende para obtener resultados efectivos en cualquier tarea. Los esquemas rígidos generados desde arriba son impropios de un trabajo bien hecho que sólo se enriquece si quien participa en él aporta nuevas ideas y formas de trabajar.

La Capilla Sixtina era conocida como Capilla Mayor hasta que Sixto IV, tío de Julio II, la consagró en 1483. Algunos de los mejores artistas de la época como Botticelli, Perugino o Ghirlandaio la embellecieron, pero años más tarde el sobrino que devino en Papa tuvo una idea muy poco original, decorar la bóveda con las imágenes de los doce apóstoles y pretendió imponérsela al genio.

Miguel Ángel era un grandioso escultor aunque tenía poca experiencia como pintor. De todos modos, peleó con tesón hasta conseguir la libertad creativa que cualquier artista necesita y emprendió la obra que hoy conocemos. El Papa se conformaba con algo vulgar si bien como muestra de su soberbia se proyectó un magnífico mausoleo. Ante la impaciencia de aquel, Miguel Ángel dedicó un año a los bocetos y cuando inició los frescos encontró una serie de dificultades técnicas que debió solucionar. Además, el mismo Papa que le exigía rapidez, le pagó tarde y mal y nunca llegó a comprender la grandeza de la obra que iba a legar a la humanidad. Si pensamos que Miguel Ángel fue capaz de pintar, absolutamente solo, quinientos metros cuadrados plenos de maestría en sólo tres años, entendemos la eficiencia del maestro y la ineptitud del Papa.

Después de superar tantos contratiempos, entre los que soportar a un jefe soberbio, no fue el menor, Miguel Ángel finalizó la obra en octubre de 1512. Así, Julio II pudo consagrar la capilla el día de Todos los Santos, uno de noviembre del 1512, hace exactamente quinientos años.

Gracias al tesón de Miguel Ángel que se sobrepuso con su genio al Papa, hoy, medio milenio más tarde, podemos disfrutar de una de las obras maestras más impresionantes que ha producido un hombre. El genio nos libró de una obra vulgar, desgraciadamente suele ser la excepción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: