EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » LIBERTAD Y REBAJAS

LIBERTAD Y REBAJAS


Publicado en Granada Hoy y Diario de Jerez.

Otro año, tras la Navidad, las rebajas. ¿O no? Aunque la ley ya permite que cada empresa decida cuando y como va a ofrecer a sus clientes productos rebajados parece que pesa más la costumbre que las posibilidades que ofrece una reforma sensata. Nunca he sabido que me parece más ridículo, si el miedo de los comerciantes a la libertad de empresa o la obsesión de los gobernantes, sean del partido que sean y gestionen una u otra administración, a regular cualquier aspecto de la vida de los ciudadanos, incluso el de decidir cuando se puede comprar o a qué precio debe hacerse.

Las rebajas nacen como una forma de eliminar los excesos de almacén para poder ofrecer novedades a la clientela. Lógicamente, las fechas de las mismas debían coincidir con el momento en el que la demanda se ralentizaba. De esa forma, se recuperaba caja, se vaciaban los almacenes y se iniciaba un nuevo período de ventas. Pero la rutina comercial y la regulación política acabaron convirtiendo una práctica empresarial sana, rentable y necesaria en una temporada de ventas más encorsetada y regulada que el protocolo palaciego de los Austrias.

Galería Lafayette. París (Francia)

Galerías Lafayette. París (Francia)

Lo único que un mercado libre exige al poder político es respeto a la ley. Conocer las reglas del juego, saber que se van a aplicar y tener la certeza de que quien las incumpla será sancionado, son las bases del éxito de cualquier economía. El intervencionismo solo crea privilegios y estos están reñidos con la eficiencia económica. ¿Por qué se puede abrir en unas zonas de la ciudad y no en otras? ¿Por qué el turismo es la excusa para que haya libertad de horarios y no lo son las necesidades del ciudadano?

Los horarios, días de apertura o precios de venta son decisiones que deben dejarse en manos del empresario. Nadie como él conoce su negocio. Se cree, o mejor, se hace creer que la libertad de horarios exigirá a cualquier pequeño comerciante abrir todos los días y a todas horas. Craso error. Lo que esa libertad le permitirá será abrir los días y horas en los que crea que la afluencia de su público objetivo va a ser mayor y ese análisis le corresponde exclusivamente al empresario, no al Ayuntamiento de turno. El papel de las autoridades es velar por el cumplimiento estricto de las leyes laborales, mercantiles y fiscales. Su obligación no es tomar decisiones empresariales sino ofrecer seguridad jurídica que es el mejor caldo de cultivo para la creación de riqueza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: