EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » ALGO FALLA

ALGO FALLA


Publicado en Granada Hoy.

En España, las instituciones que deberían animar a la sociedad civil no sólo no actúan como necesario contrapeso a la vocación omnímoda del estado sino que se han acabado convirtiendo en parte del mismo. Como la independencia real nace de la económica y carecen absolutamente de esta se han echado en brazos de un estado que las mediatiza a la vez que ocupa hasta la última parcela de decisión social. No hay libertad de acción ni de crítica si partidos políticos, sindicatos, iglesias, fundaciones, ONG y demás asociaciones sobreviven gracias al reparto de fondos públicos otorgado en función de la cercanía ideológica y los intereses mutuos.

"La matanza de los inocentes".Fachada de la Natividad del Templo de la Sagrada Familia. Barcelona (España).

“La matanza de los inocentes”.Fachada de la Natividad del Templo de la Sagrada Familia. Barcelona (España).

Si se mantienen, con el dinero del contribuyente, un sinnúmero de medios de comunicación arruinados y desacreditados es porque se utilizan como voceros gubernamentales, no porque se quiera ofrecer un servicio al ciudadano. Así, el propio interés sustituye a la vocación de servicio. Si se procede a privatizar los servicios básicos que justifican la necesidad del estado con el argumento del ahorro a la vez que se mantienen organismos caros e innecesarios cuyo único sentido es nutrir una estructura parásita y caciquil en el entorno del poder, debemos concluir que algo falla.

Cada día es más patente que vivimos en dos Españas, una oficial y otra real. La primera, como ya ocurrió tantas veces, no es más que un teatrito donde se representa ante una claque interesada una deslucida y anacrónica opereta, cuya música y letra son tan previsibles como los días de la semana. La otra, la España real, sigue levantándose cada mañana angustiada por su supervivencia física y moral y sólo animada por la grandeza del esfuerzo.

Esa España real es la auténtica sociedad civil. Sin duda, está desorganizada y puede que carente de liderazgo pero es claro que empieza a mostrar su hartazgo y desencanto. Lo demuestran las encuestas que otorgan a los dos grandes partidos, un raquítico cincuenta por ciento del voto a la vez que predicen la participación electoral más baja de nuestra historia.

Cuando el ciudadano percibe que no se le aportan soluciones pero debe ejercer a diario arriesgados actos de fe, está claro que algo falla. Puede que uno de estos días aparezcan los populistas y salvapatrias arrastrando a una ciudadanía aburrida y desencantada de lo de siempre. Ese día, señores gobernantes de toda laya, si quieren encontrar a los culpables, mírense al espejo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: