EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » ¿CÓMO FUNCIONA LA INTERMEDIACIÓN FINANCIERA?

¿CÓMO FUNCIONA LA INTERMEDIACIÓN FINANCIERA?


Cuando se habla del Sistema Financiero siempre se hace referencia a que su principal finalidad es la intermediación que consiste en recibir fondos de los ahorradores a través de la formalización de depósitos que posteriormente se canalizaran hacia quienes requieren financiación, a través de operaciones de préstamo, crédito o anticipo de fondos.

El procedimiento de intermediación financiera se conoce, al menos, desde la Alta Edad Media. Los mercaderes acostumbraban a aceptar depósitos de clientes, proveedores o simples ciudadanos que entendían que su dinero estaba más seguro en los protegidos y vigilados sótanos de los ricos comerciantes que en su propia casa. Por ese servicio de custodia, lógicamente, se cobraba un precio. Pero en algún momento, los mercaderes se percataron de que podían prestar el dinero que tenían depositado en sus arcas siempre que dispusieran del mismo cuando sus legítimos dueños lo reclamaran. Fuera porque estos se dieran cuenta del negocio que se hacía con sus fondos o por cualquier otro motivo, se empezó a remunerar estos. De ese modo, el mercader que se había convertido en banquero, pagaba a quien le proporcionaba fondos y le cobraba a quien se los pedía.

El procedimiento de Intermediación financiera es, básicamente, el siguiente:

a.- Un mercader recibe un depósito de un particular de, por ejemplo, Cien Unidades Monetarias. Curiosamente, sólo debe disponer de ese saldo que le ha entregado su depositante y no le es imprescindible disponer de capital propio. Aquí se encuentra uno de los mayores riesgos de la actividad bancaria ya que un banco puede estar descapitalizado y seguir funcionando sin problema ante el mercado.

Por tanto, el balance inicial será este:

Cuadro I. Balance inicial.

Cuadro I. Balance inicial. El banquero recibe un depósito.

b.- Poco después, el mercader se convierte en banquero cuando concede un préstamo (en este caso, de Sesenta Unidades Monetarias) con parte de los fondos que ha recibido. En este momento realiza una operación de riesgo, que deberá analizar detalladamente y se modifica su Balance que pasará a ser el siguiente:

Cuadro II. El banquero concede un préstamo.

Cuadro II. El banquero concede un préstamo.

c.- Cuando haya transcurrido el plazo por el que se concedió el préstamo, el prestatario estará obligado a devolver la cantidad recibida más los intereses pactados. A la cancelación del préstamo el banquero  equilibrará su balance, pero como él hubiera asumido gratuitamente un riesgo cobrará, como compensación, un interés que suponemos de 12,00 u.m.

El prestatario devolverá Setenta y dos Unidades Monetarias (60,00 u.m. de capital y 12,00 u.m. en concepto de intereses) por lo que su balance se convertirá en el siguiente:

Cuadro III. El banquero recibe la devolución del préstamo más los intereses pactados.

Cuadro III. Se devuelve el préstamo más los intereses pactados.

d.- Si el depositante reclama su dinero el banquero está obligado a devolvérselo. Y deberá hacerlo sumando al capital los intereses prometidos. La remuneración a los clientes por sus depósitos se basa en el hecho de que los arriesgan de modo indirecto a través de las operaciones del banquero y parece justo que reciban parte del beneficio que obtendrá el banquero por el uso de un dinero que no es propiedad de este si no del depositante.

Para poder obtener beneficios, estos intereses han de ser menores que los cobrados por el préstamo. Así, el depositante recibirá Ciento Ocho Unidades Monetarias (100,00 u.m. de capital y 8,00 u.m. como intereses) por lo que el balance final del banco será el siguiente:

Cuadro IIII. El banquero devuelve el depósito y el Balance recoge el beneficio.

Cuadro IIII. El banquero devuelve el depósito y el Balance recoge el beneficio.

De ese modo, al banquero le quedarán Cuatro Unidades Monetarias (4,00 u.m.) en Caja que son la diferencia entre Intereses cobrados y pagados y el resultado de su negocio.

Así se cierra completamente el ciclo de intermediación financiera. El beneficio del banquero lo conforma, por tanto, la diferencia entre los intereses que le pagan los solicitantes de crédito (denominados Productos financieros y que son la remuneración del Activo Bancario) y los que cobran los ahorradores (denominados Costes financieros y que son la remuneración del Pasivo Bancario). Depósitos y Préstamos tienen la consideración de Activo Financiero.

Al banquero se le denomina administrador de fondos de terceros porque cuando invierte lo hace con dinero de otros. En este hecho se basa la responsabilidad que siempre debe exigírsele por el fin último de sus inversiones y el resultado de las mismas.

-oOo-

NOTAS SOBRE “EL SISTEMA FINANCIERO.”

¿PARA QUÉ SIRVE EL SISTEMA FINANCIERO?

¿CÓMO FUNCIONA LA INTERMEDIACIÓN FINANCIERA?

¿POR QUÉ FALLA LA INTERMEDIACIÓN FINANCIERA?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: