EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » ¿QUÉ ES EL DINERO BANCARIO?

¿QUÉ ES EL DINERO BANCARIO?


Cuando hablamos de dinero lo hacemos de cosas distintas, unas veces billetes o monedas, otras depósitos o inversiones pero siempre debemos huir del concepto nominalista o físico del dinero. Un billete tiene un valor determinado porque así lo aceptamos todos los agentes del mercado. Su valor de transacción es convencional y no es fijo, por ese motivo el dinero debe entenderse como una disponibilidad o lo que es lo mismo, como la capacidad que nos otorga para adquirir una cantidad determinada y no siempre igual de bienes o servicios.

Desde el momento en que la Banca aparece como Intermediario financiero pleno, recibiendo depósitos y concediendo créditos, asume riesgos que debe amortiguar y compensar mediante el cobro de intereses. Si el Banco no recibe la devolución de los préstamos concedidos, le resultará imposible remunerar a sus depositantes el precio establecido previamente con sus clientes -intereses del pasivo- e incluso si la situación se repite, no podrá siquiera hacer frente al reintegro de los depósitos. En definitiva, el Sistema Financiero crea con los activos financieros multitud de relaciones jurídicas donde casi todos los agentes económicos son deudores y acreedores entre sí. La creación de todos estos activos, que denominamos Dinero Bancario se produce del siguiente modo:

a.- Cualquier persona deposita sus ahorros a la vista (1.000 u.m.) en un banquero. En ese caso el Balance del Banco, respecto a ese cliente será el siguiente:

Balance del Banco al recibir un Depósito.

Balance del Banco al recibir un Depósito.

b.- El Banco tendrá en Caja 1.000 unidades monetarias, que podrá prestar. Ahora bien, si esas 1.000 unidades monetarias son Depósitos a la vista, no podrá dedicarlos íntegramente al crédito. Supongamos que deja un 25% líquido en Caja para atender los posibles reintegros del depositante y dedique el resto a operaciones de crédito. El nuevo Balance será el siguiente:

Balance del Banco tras otorgar un Préstamo.

Balance del Banco tras otorgar un Préstamo.

c.- Si el cliente que recibió las 750 u. m., abre una cuenta en el mismo Banco con 400 u.m y se lleva las otras 350 u.m, el Balance del Banco será:
Balance del banco tras recibir un segundo Depósito.

Balance del banco tras abrir el Solicitante de Crédito su Depósito (2º del Banco)

En este caso, el CUADRO DE RELACIONES JURÍDICO-ECONÓMICAS es el siguiente:

Cuadro de Relaciones Juridico-Económicas entre el Banco y sus Clientes (Depositantes y Prestatarios)

Cuadro de Relaciones Juridico-Económicas entre el Banco y sus Clientes.

El Cliente-1 como impositor será acreedor del Banco por 1.000 u.m y el Banco será su deudor por esas 1.000 u.m.

El Cliente-2 al solicitar un Préstamo y depositar una parte en un cuenta corriente será deudor del Banco por 750 u.m y acreedor por 400 u.m. En este caso se halla, financieramente la denominada posición neta del cliente que es igual a -350 u.m.

Posición Financiera Neta de un Cliente.

Posición Financiera Neta de un Cliente.

Si el cliente devuelve las 750 u.m independientemente de las 400 u.m que depositó el Balance final desglosado será:

Balance del Banco tras la devolución de Préstamo con dos Depositantes.

Balance del Banco tras la devolución de Préstamo con dos Depositantes.

Ahora bien, si el cliente solicitante del crédito devuelve 750 u.m utilizando las 400 u.m del depósito, estaríamos ante la Banca primitiva ya que el Balance no se habría movido, sería 1.000 u.m de activo y 1.000 u.m de pasivo.

Por ello un sistema complejo, requiere de muchos Bancos. Vamos a repetir el esquema anterior con diversidad de Bancos.

BANCO 1: Supongamos que en este Banco se depositan 1.000 u.m que ha recibido por cualquier prestación de servicios, compraventa o simple ahorro y como antes le establecemos unas reservas líquidas del 20% para poder hacer frente a las disponibilidades de los depositantes.

Balance del Banco 1 del Sistema.

Balance del Banco 1 del Sistema.

BANCO 2: El cliente del Banco 1 habrá solicitado el préstamo para adquirir algo. Así que quien le proporcionó bien o un servicio, deposita aquí las 800 u.m. fruto de esa transacción. Y ahora, siguiendo las mismas constantes de reservas y préstamos el Banco 2, presenta el siguiente Balance:

Balance del Banco 2 del Sistema.

Balance del Banco 2 del Sistema.

Dicha situación va repitiéndose, y podemos simplificarla en el siguiente cuadro:

Creación del DINERO BANCARIO en un Sistema Financiero sano.

Creación del DINERO BANCARIO en un Sistema Financiero sano.

Así, en este caso, la suma de depósitos será igual a:

            D = 1.000 + 800 + 640 + 512 + 410 + …

Dicha suma es una progresión geométrica y su valor se calcula, utilizando la fórmula de la suma de términos de una progresión de este tipo, en nuestro caso:

            Suma = (1 * M1) / (1 – r)

Donde:

M1 es el primer término, es decir 1.000,00 u.m.

r, la relación entre términos, que es 0,8 y surge de dividir dos cualesquiera de ellos, por ejemplo, 800 / 1.000 = 0,8.

Por tanto,

            D = (1 * 1.000) / (1 – 0,8) = 5.000,00 u.m.

En la expresión anterior el denominador de la fracción es lo que se denomina Coeficiente de Caja. Y 1 / C es el Multiplicador de los Depósitos Bancarios.

La expansión bancaria depende siempre del coeficiente de caja. Cuanto mayor sea este menor será la expansión bancaria. Este coeficiente lo podrá establecer la autoridad monetaria, que suele ser el banco central – coeficiente legal de caja – o las propias entidades financieras – coeficiente económico. Igualmente, no todo el préstamo tiene porque depositarse en los Bancos. A la cantidad  retenida por los agentes económicos, que suele ser conocida lo llamamos Coeficiente de Reducción Cr. Si este fuera del 10%, el efecto multiplicador seria menor, y se expresaría del modo que sigue:

Coeficiente multiplicador = (1 – Cr) / C

Por tanto, en el caso anterior:

D = [(1 – Cr ) / C ] * Depósito inicial.

D = [1 – 0,10) / (1 – 0,8) ] * 1.000,00 u.m. = 4.500,00 u.m.

Esta es la razón por la cual, los bancos actúan como multiplicadores de la actividad económica y empresarial pero para ello deben, en primer lugar disponer de dinero y además, hacer dos cosas fundamentales, ofrecer confianza a los depositantes y ofrecer financiación a las unidades productivas de la sociedad.

Si no se cumplen esos tres requisitos, la actividad económica se contraerá indefinidamente provocando la ruina absoluta del sistema financiero y de la propia economía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: