EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » “CRAVOS DE ABRIL”.

“CRAVOS DE ABRIL”.


Publicado en Granada Hoy.

Este año, Portugal ha celebrado veinte días antes el 25 de abril. Aquella mañana de 1974, en la Praça Rossío, uno de los sublevados pidió un cigarrillo a Celeste Martins que volvía a casa. La mujer no tenía tabaco pero llevaba un manojo de claveles y se le ocurrió darle al muchacho uno de ellos; el soldado lo puso en el cañón de su fusil, sus compañeros le imitaron y de aquel gesto nació el nombre de Revolução dos Cravos, la romántica y transgresora Revolución de los claveles.

Praça de don Pedro IV, conocida como Rossío. Lisboa (Portugal).

Praça de don Pedro IV, conocida como Rossío. Lisboa (Portugal).

Aunque hoy no haya fusiles ni claveles, la sentencia del Tribunal Constitucional de Portugal puede desencadenar otro efecto mariposa como el que nació del gesto de Celeste. Aquellos cravos de abril fueron el símbolo de una revolución incruenta que liquidó medio siglo de dictaduras y la sentencia del 5 de abril que anula la supresión de las pagas extras a funcionarios y pensionistas y los recortes a los subsidios de desempleo y enfermedad es el símbolo de una idea que quiere pervivir, la de los padres de Europa, sin la cual todo lo que consideramos imprescindible; libertad, democracia, estabilidad o prosperidad, seguiría siendo, como ocurrió durante siglos, una quimera.

Es un claro toque de atención a los gobernantes de la UE que obcecados por la macroeconomía parece que han olvidado a los ciudadanos, a la vez que han perdido el sentido de la justicia y abandonado los principios fundacionales de la Unión. De nada han servido las advertencias del gobierno y de la troika. Los jueces del TC, en palabras de su presidente, no se han dejado presionar.

Es claro que los gobiernos deben reajustar sus presupuestos y es tan evidente la ineficiencia económica de nuestros estados que debe ser fácil reducir el gasto. La misión de un gobierno es buscar soluciones, no generar problemas; crear riqueza, no pobreza; garantizar las libertades, no cercenarlas. Por eso, cuando las reformas atentan contra la ciudadanía traicionan la democracia. Los europeos no derribamos a las dictaduras del siglo XX para caer, en el XXI, bajo el dictado de lo que algunos, prostituyendo el término, llaman mercado y que el resto conocemos como casinos de especuladores.

En palabras del presidente del TC portugués, que suscribo íntegramente, las normas, las leyes y también los presupuestos se tienen que adaptar a la Constitución y no la Constitución a los presupuestos. No olvidemos que en las democracias, el rubicón se llama libertades.

Anuncios

5 comentarios

  1. Jorge dice:

    Y sin embargo, uno tiene la sensación de que lo que ha hecho el TC portugués no ha sido más que cerrar los ojos, convencido como otros de que la Constitución es un texto sagrado de revelación divina, y de que lo que en ella diga puede dejar en suspenso las leyes de la la física.

    ¿Tienen los presupuestos que adaptarse a la Constitución? Sí, desde luego, pero… ¿Tienen los presupuestos alemanes que adaptarse a la Constitución portuguesa? Salvo que esto sea así, no se ve cómo puede un sistema fallido seguir manteniendo determinados gastos ¿Tendrá también que adaptarse a una Constitución la Ley de la Gravedad? Eppur si muove.

    Me gusta

    • Es claro lo que dices Jorge pero también podríamos preguntar ¿no hay otros sitios donde practicar recortes? ¿no hay otra forma de generar crecimiento para pagar la deuda portuguesa? Lo dudo. Además, Alemania si que era un estado fallido en 1945 y recibió la solidaridad y la ayuda de sus, hasta poco antes enemigos, ¿hoy no es capaz de ayudar a sus socios?
      Ya escribí sobre eso en Rabillos de pasa.
      Gracias por los comentarios.

      Me gusta

  2. Misael dice:

    D. Luis,

    ¡ Cuánto me gustaría estar de acuerdo con vd. !
    Mire, los gobiernos, a cada momento utilizan el BOE para suprimir y modificar leyes vigentes, ajustando el cuerpo legislativo a la coyuntura nacional. ¿ Por qué lo de los jornales de los funcionarios ha de ser diferente ? ¿ Son sacrosantos sus salarios ? Recuerdo cuando el anterior presidente del gobierno llegó y lo primero que hizo fue suprimir la ley del proyecto de trasvase desde el Ebro ¿ alguien protestó ? ¿ Se indemnizó a los regantes que tenían sus esperanzas de futuro en la obra hidráulica ?
    Los estados deben adelgazar y la sociedad debe preguntarse más bien ¿ cómo es posible que hayan alcanzado tan desmesurado tamaño ? Parecieran saturnos devorando a sus administrados.
    No podemos tener más jefes que indios: no podemos tener, en pleno siglo XXI, en el siglo de las TICs, un ejército de empleados públicos con el mismo volumen que cuando la bonanza: evidentemente algo falla: el emperador va desnudo, pero hay mucho interés en silenciar al que señala la realidad de las cosas.

    Viendo como andan las cosas en casa, puedo adivinar que el TC portugués puede haber sido influenciado por los lobbies políticos y obreros.

    Saludos

    Me gusta

    • No se trata de que el salario de los funcionarios sea sacrosanto sino de que se respete el marco normativo y las reglas de juego que cada país se ha dado. No seré yo quien no exija un adelgazamiento del estado, este blog y los periódicos donde escribo lo pueden certificar.
      Le enlazo alguno de ellos como Algo falla o Cuestión de idoneidad y dejo para el final uno de los agujeros negro smás indecentes de España como son las televisiones públicas y El despilfarro catódico. El problema de lso políticos es que se han creído que crear tejido empresarial es como poner en marcha empresas públicas, ya sabe cuanto repiten que Se buscan emprendedores.
      Hace falta más sociedad civil y menos estado pero, no cabe duda de que la norma debe respetarse y que la sociedad debe exigir orden y prioridad en los recortes porque el problema es el inmovilismo político de nuestros dirigentes que piensan más en su sillón que en el país.
      Y como siempre, gracias por sus comentarios.

      Me gusta

  3. Misael dice:

    D. Luis,

    El marco normativo, en Expaña más que en ningún sitio, queda claro que está sujeto al albur político, y ¡ hasta la ejecución de sentencias judiciales ! Así que no creo que los salarios públicos sean la excepción, sino más bien la regla y sino que le pregunten a los de la burbuja de las renovables lo que les parece las nuevas tarifas que les pagan.
    Lo que no pueden pretender los empleados públicos es que un estado elefantiásico, que dilapida mucho dinero en autoadministrar la nada, y que está subiendo impuestos a marchamartillo, no sujete su propio gasto. Para mi es claro y diáfano como el agua clara, otra cosa es que intereses de colectivo nublen la sentido y no permitan ver que el rey está desnudo, y pidiendo limosna a los malvados mercados.

    Saludos, y gracias a usted por escribir y responder

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: