EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » LAS CUENTAS DE RESULTADOS DE LA BANCA

LAS CUENTAS DE RESULTADOS DE LA BANCA


En una Nota anterior definíamos la importancia que tiene para una banca saneada que los beneficios provengan de la intermediación financiera. Señalábamos, además, que el MARGEN DE INTERMEDIACIÓN, que equivale al margen comercial de una empresa que se dedique a la compraventa de cualquier tipo de producto, recoge la parte central y fundamental de la actividad bancaria. Igualmente, es el MARGEN DE EXPLOTACIÓN la magnitud más importante a la hora de conocer el resultado del núcleo central de la actividad bancaria.

En esta Nota vamos a definir cada una de las partidas que conforman la Cuenta de Pérdidas & Ganancias o Cascada de Resultados de las entidades bancarias. Para llegar al Resultado Contable, sobre el que se deberán realizar determinadas operaciones que veremos al final de esta Nota, debemos definir correctamente cada uno de los conceptos que lo van a conformar.

Los PRODUCTOS FINANCIEROS son los ingresos que las entidades obtienen en sus operaciones activas. Incluyen los intereses que cobran por sus inversiones crediticias (préstamos, créditos y anticipos de fondos), cartera de valores (dividendos de acciones y cupones de deuda, sea pública o privada), inversiones interbancarias (rentabilidad de los depósitos abiertos en otras entidades) y los intereses por los depósitos en los bancos centrales. Los productos financieros deben incluir las comisiones y gastos de las operaciones crediticias, excepto las de cobranza de efectos, disponibilidad de créditos y los gastos suplidos. Los productos sometidos a impuestos a cargo de la entidad se registrarán por bruto.

Los COSTES FINANCIEROS son los intereses pagados por los recursos obtenidos en distintas operaciones y mercados: depósitos de clientes y de otros bancos, cesiones temporales de activos, empréstitos y otras operaciones similares emitidas por el banco.

Comparando un banco con una empresa comercial podemos decir que los costes financieros son el precio de compra y los productos financieros, el precio de venta. La diferencia entre ambas magnitudes da lugar al MARGEN FINANCIERO o DE INTERMEDIACIÓN que representa el negocio normal y típico de las entidades de crédito, la intermediación financiera, ya que se conforma por diferencia entre los rendimientos de las inversiones y el coste de la necesaria captación de recursos.

Cuando analizamos la Cuenta de Pérdidas & Ganancias de una entidad financiera y en función de lo que acabamos de señalar debemos tener en cuenta que pueden producirse algunos efectos. En mercados con altos intereses se prima el pasivo bancario, dedicándose muy poco dinero a la inversión y por tanto, al consumo, frenándose de este modo el crecimiento económico. Por el contrario, en los mercados con bajos tipos de interés el dinero se canaliza a la inversión y al consumo ya que las rentabilidades que se pueden obtener no resultan atractivas. Llamamos Efecto-precio al hecho de que la disminución de tipos de interés provoca una bajada de los productos financieros al recortarse los ingresos. Como, por la misma razón, se reducen los costes financieros, este efecto influye negativamente en el Margen de intermediación. Y el Efecto-volumen se provoca cuando la bajada de tipos hace crecer las operaciones de activo compensando, habitualmente, el efecto-precio. A los depósitos le afecta en menor medida ya que el mercado sólo ofrecerá depósitos a tipos mínimos sin posibilidad de opción alguna. Si la banca es capaz de anular el efecto-precio, elevando los volúmenes de contratación, su Margen de intermediación, podría incluso, crecer.

Cuando añadimos al Margen de Intermediación el resto de productos obtenidos por las entidades de crédito en su negocio normal obtenemos el denominado MARGEN ORDINARIO. Dichos ingresos incluyen las retribuciones obtenidas por los servicios prestados que pueden estar o no relacionados con operaciones activas, pero que no suponen cobro de interés. En relación directa con operaciones de activo podemos señalar las comisiones de estudio y apertura de los préstamos y las cobradas por cantidades no dispuestas en pólizas de crédito. Pero también surgen ingresos de las operaciones de pasivo: mantenimiento de cuentas corrientes, domiciliaciones, transferencias, etc. En unos casos sobre productos de pasivo y en otros sobre servicios prestados. Otros servicios como las Cajas de seguridad también crean ingresos sin estar en relación con productos de activo o pasivo. Cada vez es mayor el peso específico de este capítulo en la Banca española. Como norma general el principal capítulo de ingresos procede de las comisiones percibidas de los servicios de cobros y pagos corrientes, destacando, cada vez más, la progresión de los ingresos generados por tarjetas de crédito y débito, así como los derivados de la tramitación de efectos.

El MARGEN DE EXPLOTACIÓN, también denominado Resultado de la Explotación, se obtiene al deducir del Margen Ordinario los gastos de explotación o costes de transformación. Son los gastos de personal, y los gastos generales (material, alquileres, tributos, etc.).

El deterioro progresivo de los márgenes en el sector bancario, gracias al aumento de la competencia, está haciendo imprescindible la adopción de medidas de contención de costes como instrumento de defensa de la rentabilidad y que se explicará en la siguiente Nota.

Ya hemos señalado que a la hora de analizar los resultados de una entidad el Margen de Explotación es más importante que el Resultado contable. Para hallar este, sumamos o restamos las Operaciones con Valores (beneficios y pérdidas que la entidad experimenta al negociar su cartera de inversiones y las dotaciones para el saneamiento de la misma); los compromisos adquiridos con sus empleados jubilados y los riesgos devengados con el personal en activo en razón de los fondos de pensiones y pensionistas y las dotaciones especiales, resultados positivos y negativos de infinidad de operaciones (venta de inmuebles o resultados de ejercicios anteriores).

Llegados a este punto, es muy importante conocer, no ya las cantidades sino los criterios utilizados en el saneamiento de Créditos que incluye las dotaciones que las entidades han tenido que realizar con cargo a resultados para cubrir sus créditos dudosos o morosos. Conforme aumenta la calidad del crédito concedido disminuye esta partida, de ahí la enorme importancia del análisis de los riesgos asumidos. Por otro lado es muy importante la gestión a realizar en la recuperación de créditos.

Debido al hecho de que las dotaciones, dentro de determinados límites, se hacen con discrecionalidad; podemos señalar que el Margen de Explotación siempre es más interesante que el Resultado Contable. Sobre este se pagará el Impuesto de Sociedades dando lugar al Beneficio después de Impuestos o Beneficio Neto. De este se dotarán las reservas, y se pagarán los dividendos a los accionistas (en las Cajas se destinaban a la Obra Benéfico-Social).

-oOo-

NOTAS SOBRE “EL BENEFICIO BANCARIO.”

EL BENEFICIO BANCARIO DEBE SER FINANCIERO.

LAS CUENTAS DE RESULTADOS DE LA BANCA.

EL RATIO DE EFICIENCIA BANCARIA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: