EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » LA INDECENTE PETULANCIA

LA INDECENTE PETULANCIA


Publicado en Granada Hoy.

Siempre me ha gustado la idea que compara la confianza con un jarrón de porcelana. Una vez roto, aun restaurado por el mejor artesano, nunca vuelve a ser el mismo. O notamos la leve cicatriz indeleble que recuerda su rotura o aunque a nadie más le ocurra, lo sabemos. La degradación de la confianza en los políticos es la mayor tragedia de nuestra democracia devenida en partitocracia. El CIS constata que la preocupación de los españoles por la corrupción y los políticos aumenta mientras que remite ligeramente la inquietud por el paro. Parece increíble pero a nadie puede extrañar que la auténtica prima de riesgo de España se denomine corrupción. Porque es esa sensación de país de bandoleros la que, como en el siglo XIX atraerá viajeros románticos y expulsará inversores.

Si la derrotada España del 98 se consoló evocando las glorias guerreras del siglo de Oro, los políticos que hoy sufrimos pretenden aventar el hedor de la corrupción rememorando aquella época – cada día más legendaria – en la que los partidos generaban ilusión y ofrecían confianza. Todos pretenden, en una maniobra desesperada, recuperar al ciudadano haciéndole ver que fueron ellos quienes, en otros tiempos hicieron esto o aquello. E incluso coquetean con la arrogante idea de que sin su esfuerzo la democracia no existiría. Cómo si los ciudadanos hubieran sido meros espectadores. Olvidan que no hay mayor muestra de estupidez que arrogarse méritos de otros para conjurar esas miserias presentes que son incapaces de combatir. Pero de entre todas las petulancias que he escuchado esta semana hay una que sobresale trágicamente por su indecencia. El señor González Pons se ha atrevido a unir en una misma frase el nombre de Miguel Ángel Blanco y el del extesorero del PP. Ha pretendido ocultar la hedionda trama de cuentas en paraísos fiscales y la sospecha de delitos económicos con el asesinato de Miguel Ángel Blanco. Aquel crimen nos marcó a todos porque todos nos sentimos Miguel Ángel. Pero el triste y heroico mérito de dar la vida por la libertad de un pueblo sólo le corresponde a quien lo sufrió y no debe arrogárselo nadie. Si el PP quiere homenajear aquel sacrificio debe escuchar a los ciudadanos y extirpar el cáncer de la corrupción, de sí mismo y de todas las instituciones del país y hacerlo con ejemplaridad y diligencia. Con la misma fe en la libertad y la democracia que representa Miguel Ángel Blanco.

Anuncios

3 comentarios

  1. Misael. dice:

    D. Luis,

    Yo también escuché a González Pons y también me pareció una villanía: utilizar a Miguel Ángel Blanco, en estas fechas tan señaladas, como escape del estercolero en que están metidos. Ahondando en la villanía. Es lo que pasa cuando lo hecho no se puede admitir porque supone recibir el oprobio público.

    Este PP está finiquitado, caput ! Esto no se arregla, como otras cosas, dejando que se apague la noticia. Judicialmente esto acaba de empezar. Políticamente puede tener tanto recorrido como le quiera dar el PSOE y los grupos mediáticos.

    Me extrañaría que en otras formaciones políticas, llámese PSOE, no hubiera sobresueldos en sus cúpulas. Con todo, los EREs andaluces son, contados hasta ahora ¡ 1000 millonazos de eurazos ! Ahí es ná ! ¡ compárese con los 50 de Bárcenas !

    Expaña se ha convertido en escenario de vendettas entre mafiosillos. Torres, Diego, se venga de Urdanga, Iñaki. Barcenas, Luis el cabr*n, se venga del PP. Ramírez, pedrojota, se venga de Rajoy por su falta de “apoyo” económico. ¿ y Liaño, Gómez de, de quien se vengará ?

    Ellos, los políticos, siempre hablando de confianza para salir adelante ¿ donde está ahora la confianza ? El inversor que con más probabilidad invertirá en Expaña es un despistado de Singapur, porque los de más cerca conocen el percal y dicen que ahí, en ese casi estado, rian de rian. Una pena, pero real como la vida misma.

    Mientras, el jefe del estado, en otra nueva visita, harán mil por los menos, por el califato del hijo de su hermano Hassan. ¡ qué visita más trascendental, qué gran recuperación física, qué gran séquito entre empresarios y ministros ! vociferan algunas emisoras diligentemente, no vaya a ser que se descomponga la apariencia del régimen. Reina pero no gobierna ¡ y bien que se nota ! Los frutos de la visitas son intangibles ¿ como valorar la concordia, el buen hacer, la vencidad y bla, bla, bla ? Bastante tangible si es, en cambio, el monto total, de la semanita que van a echar por tierras norteafricanas.

    Por cierto, como últimamente le pongo deberes, y no siendo menos esta vez, ¿ que le parece el caso Blesa ? ¿ Tanto se equivoca el juez Silva que ya le han reconvenido sus decisiones varias veces ? No debe habe muchos casos donde al juez instructor se le contravenga, por sus superiores, tantas veces. Por supuesto, que no voy a decir que pienso que las influencias del principal acusado pueden tener algo que ver, porque sería como insinuar que política-justicia-banca forman un trio al margen de la legalidad vigente.

    Y pensar que en Alemania dimiten los ministros por copiar tesis doctorales. ¡ qué sabrán ellos de honestidad y servicio público !

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: