EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » SURREALISMO FINANCIERO

SURREALISMO FINANCIERO


Publicado en Granada Hoy y Diario de Jerez.

El humor es bálsamo en los momentos graves de la vida. Piensen si no en aquel gentilhomme que al tropezar con un peldaño de la escalera que le llevaba a la guillotina comentó sonriendo al verdugo: Dicen que trae mala suerte tropezarse. Se requiere cierta inteligencia sutil para no caer en el chiste cuartelero o la burla chabacana. Así que a veces, la vida nos sorprende y aparece un líder político que tiñe de surrealismo marxista – y me refiero al de Groucho y sus hermanos – la aburrida, triste y a veces tabernaria arena política. Y se agradece.

Esta vez ha sido Martin Schulz, presidente del Europarlamento, quien nos ha asombrado al pedir que se estudie si es legal obligar a los bancos a trasladar a la economía real el dinero barato que les inyecta el BCE. O lo que es lo mismo, si los gobiernos pueden imponer a la banca una política comercial determinada. Inadmisible, gritarán los banqueros. Parece mentira que un alto representante de la UE olvide que uno de los principios fundacionales de Europa es la libertad de empresa. Pero como han hecho suya la frase de Groucho – estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros -, la banca comercial no se dedica a su negocio sino que opera como un correveidile financiero. Aunque eso sí, muy bien pagado.

El BCE sólo presta con garantías, eso que los snobs llaman colateral. Así que la banca deposita deuda pública y recibe préstamos casi gratis. Después, usan el mismo dinero para comprar más títulos al tres o al cuatro por ciento y se embolsan la diferencia sin levantarse del sillón. Y vuelven a entregar deuda y a recibir más préstamos en una especie de perpetuum mobile financiero. Lo ridículo es que la UE, que prohíbe al BCE prestar a los estados, lo permita si utiliza a la banca de testaferro. Y lo que ya es inefable es la inacción de los bancos europeos nacionalizados, cuyo lema debe ser liberal en el beneficio y socialdemócrata en las pérdidas. Si un estado es dueño de un banco, ¿qué impide al gobierno ejercer los derechos propios de un accionista mayoritario y dictar la política comercial de la empresa? Si realmente quieren que la banca preste a familias y pymes que lo impongan en los Consejos de Administración que dominan. Porque lo más surrealista de este asunto es que los ciudadanos pagamos el rescate bancario pero no podemos decidir que se hace con nuestro dinero. Surrealismo financiero o Groucho en estado puro.

Anuncios

3 comentarios

  1. Una de dos: o realmente o hay tanta falta de liquidez como dicen los periódicos, o realmente lo que faltan son proyectos viables que financiar, y esos por favor que tampoco se financien con bancos públicos.
    Pedir a los políticos que hagan lo que piden, ya sea el ejemplo que pones, o el equivalente con la obligación de alquilar viviendas vacías en Andalucía, es tan obvio que me deja desesperanzado.
    Personalmente aún no he visto proyectos viables sin financiación, quiero pensar (casi diría que lo necesito), que mi pequeñísimo mundo es un espejo de todo el país, y realmente los problemas de financiación son para quienes quieren hacer una promoción de 2M de euros sin arriesgar personalmente ni un céntímo.

    En cualquier caso, un post muy elocuente, gracias por compartir.

    Me gusta

  2. Misael dice:

    D. Luis,

    Para mi desgracia no creo en los políticos, sean del color que sean, sean europeos o norteamericanos de Lima o de Senegal. Para mi la política es el arte de la apariencia: aparentar ser honrado sin serlo, aparentar hacer sin hacer, aparentar ser sin serlo, etc.. Tan es así que todos sabemos, con total normalidad, que sus gabinetes están llenos de asesores de imagen, de propaganda, de sociólogos que leen estudios demoscópicos.

    Muchas veces hemos visto como los políticos juegan a poli bueno, poli malo, ambos del mismo partido. Mientras el poli malo revienta a impuestos y obligaciones a los ciudadanos, el poli bueno anda públicamente preguntándose sobre la idoneidad de tales medidas. A mi me huele que el tal Shultz va, en esta ocasión, de poli bueno. ¡ A buenas horas mangas verdes se da cuenta lo que ya lleva un lustro sucediendo ! A saber: que las economías de muchos países UE están siendo rescatadas a la chita callando y por la puerta de atrás del BCE. Si a ello le sumamos que la banca prefiere el negocio seguro, pues tenemos un buen cóctel estilo molotov.

    Para mi Shultz sería creíble si pusiera nombres y apellidos a todos aquellos que durante estos años han posibilitado la caótica UE que ahora tenemos. ¿ dónde quedan aquellos cortadores de cintas cuando incorporaban uno tras otro a todos los países de la periferia sin importar la fiabilidad de sus cuentas ? ¿ Ha sido llamado alguien, alguno de aquellos responsables, a dar explicaciones por el mal trabajo realizado en la admisión de Grecia al grupo UE ?

    Los europarlamentarios no son tontos, y saben que tienen que hacer UE para justificar el cargo. Y hacer UE no es sino caer simpático a los ciudadanos, parecer que se les representa, que se está en las cosas y problemas de la calle.

    Precisamente fueron los bancos, los que cerrando muchas líneas de descuento, a empresas solventes, los que posibilitaron la salvaje caída en movimiento dominó de muchas empresas. La banca permitirá el flujo del crédito 1º Cuando el estado deje de ser el mega voraz consumidor de crédito que es ahora y 2º Cuando desde la banca se perciba que el país, las medidas tomadas, es competitivo para enfrentarse a los retos de un mundo global que exige legislaciones laborales más flexibles y estructuras económicas ad-hoc.

    Por cierto, me llamó la atención que el otro día nuestro amigo Olli Rehn le llamara la atención a Francia por su elevada fiscalidad. ¡ cómo estará la cosa en Francia, en la Francia de Hollande, que hasta Bruselas les da un toque de atención público ! Venga gasto público, y por supuesto todo por el bien de la ciudadanía, porque *no* se le ocurra a nadie pensar que la maquinaria pública tenga sólo como misión su supervivencia más allá de los intereses de los administrados.

    En fin D. Luis, que para mi el Shultz este debe ser un chistoso como el dibujante de Charlie Brown, Shulz, aunque con menos gracia.

    Saludos.

    PD. Saludos también para Ángel.

    Me gusta

  3. Básicamente es una cuestión de ausencia de principios. De ahí la frase de Groucho Marx. Los que se llaman liberales – ellos sabrán porqué lo hacen aunque los demás no lo entendamos – nacionalizan bancos con dinero público y los que se dicen socialistas apoyan a las multinacionales por un extraño sentido del bien común y les permiten saltarse las normas. En fin, un contradiós, que diría el clásico.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: