EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » GATOPARDISMO Y DESENCANTO

GATOPARDISMO Y DESENCANTO


Publicado en Granada Hoy.

Hace seis años de la crisis subprime, cinco de la caída de Lehman Brothers, más de cuatro de la primera intervención de una Caja y cada día hay un sobresalto económico, político o judicial. Los tribunales son la nueva alfombra roja por la que desfilan las celebridades de la economía y la política. Las portadas de prensa son un hervidero de titulares sobre corrupción, crisis, quiebras, fracasos y si se lee entre líneas, desencanto. La situación es dura. Por eso, la solución unánime es la reforma que prometen a diario. Y es posible que algún que otro despistado bienintencionado llegue a creer que de tanto estiércol puede nacer un ubérrimo jardín. Pero la realidad es tan gatopardiana que abruma.

El estrecho de Mesina desde Taormina. Sicilia (Italia)

El estrecho de Mesina. Calabria vista desde Taormina, en Sicilia (Italia)

El gatopardo de Visconti derrocha el mismo cinismo elegante y decadente que la bellísima novela de Lampedusa. Con Garibaldi en las playas de Sicilia, el orden establecido se derrumba. Pero sólo aparentemente. Ahí están los oportunistas como Tancredi, el sobrino del Príncipe de Salina, que toma como lema político su famoso: Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie. Hasta hoy, la crisis sólo ha servido para lijar el barniz de un mueble viejo que aspira a pasar por nuevo. Pero, ¿dónde están los cambios estructurales?¿Y el nuevo modelo de crecimiento y desarrollo? ¿Y la austeridad y el ahorro?¿Y la reducción de la administración?¿Y el estado eficiente y moderno al que aspiran las nuevas generaciones?

Un observador avezado verá que nada ha cambiado desde un lustro atrás. Las cajas quebradas han pasado a control del estado. ¿Quién las gobernaba antes, los impositores? Se sigue aspirando a crecer por espasmos, sea montando un casino o celebrando unos Juegos o algún hecho histórico ignoto. La austeridad sólo es para el ciudadano y sirve para seguir dilapidando el dinero de todos en las mismas televisiones públicas quebradas, en los AVE y aeropuertos sin viajeros y en los parques temáticos sin visitantes. Se aprueban leyes que el propio estado incumple sin complejo alguno. Las instituciones, del rey abajo, provocan más grima que respeto y en la cárcel están, más o menos, los mismos de siempre. Algún sacrificio se ha hecho, pero tranquilos, siempre les quedará el indulto y a los jóvenes, como a los protagonistas de Casablanca, París. Volvemos a ser país de emigrantes. Pero no desesperemos, los cambios reales nacen de la sociedad civil. Sólo es cuestión de democracia.

Anuncios

4 comentarios

  1. Misael dice:

    D. Luis,

    Imposible decirlo mejor que vd. lo ha dicho.
    Los poderes que manejan el sistema pretenden, como sea, mantenerse. Sean sindicatos, jueces o políticos no tienen como objetivo primordial el bien común. Acordarán lo que sea menester para que nadie los descabalgue del status. La sociedad civil tendría que responder. Yendo a génova 13 y diciendo no al partido del gobierno que tanto daño está haciendo con sus políticas. HABIENDO ido a la sede del Tribunal Constitucional y diciendo que ellos no tragan con el Estatut. Yendo a la sede del sindicato que está metido hasta arriba en el affaire EREs.
    Ah ! ¿ Que sólo irán a Génova ? Ha ahí el gran mal de la sociedad expañola: el sectarismo de la sociedad civil activa que toma partido sólo por una parte política, independientemente del bien, la verdad y la justicia.

    Dicho de otro modo, difícil esperanza es la nuestra si esperamos que sea la sociedad civil la que empuje para el cambio hacia un mejor sistema, cuando esta sociedad civil, no ha hecho como mínimo, un buen análisis de la situación actual, sino que como vd. nombra, se mueve a espasmos de sectarismo político.

    Saludos

    Me gusta

    • España es un país con demasiados Tancredis, no lo dude. ¿Cuántos “franquistas hasta la muerte”, lo fueron hasta la muerte de Franco? ¿Cuántos juancarlistas serán, ya mismo, “republicanos de toda la vida”? La cuestión de estos tipos es mantenerse, la obligación de quienes nos sabemos ciudadanos es votar para botarlos.

      Me gusta

  2. Misael dice:

    D. Luis, mire lo que dice Moliner, presidente del CGPJ y del TS en la apertura del año judicial:

    “el diseño y organización de la Administración de Justicia se lleve a cabo con el máximo consenso entre las diversas fuerzas políticas parlamentarias”. En este sentido, Moliner ha instado a que la reforma de del Consejo se haga “por consenso” y “no por cuotas”.”

    Es decir, el jefe de la justicia, abronca al ministro por la reforma indecente de la ley que regula el CGPJ, pero ¡ porque se pasa dos pueblos ! y él, en el colmo de la desvergüenza pide públicamente que se haga por consenso ¡político! la reforma, consistente básicamente en la elección de sus miembros. ¿ Y donde queda la separación de poderes ? ¿ Tan turbia está la razon de las cosas en esta pobre Expaña, que públicamente, el jefe de los jueces, pide la intervención de los partidos en las cosas judiciales ?

    Necesitamos independencia judicial ya. Y eso pasa por dotar con medios económicos y sobre todo tecnológicos y nuevos procedimientos a la justicia. Los consensos políticos son válidos cuando las partes lucen virtud, pero cuando se visten de latrocinio…

    Esto que es claro como el agua clara, desvirtua y de qué manera la democracia.

    Saludos

    Me gusta

  3. Misael dice:

    D. Luis, mire lo que dice Moliner, presidente del CGPJ y del TS en la apertura del año judicial:

    “el diseño y organización de la Administración de Justicia se lleve a cabo con el máximo consenso entre las diversas fuerzas políticas parlamentarias”. En este sentido, Moliner ha instado a que la reforma de del Consejo se haga “por consenso” y “no por cuotas”.”

    Es decir, el jefe de la justicia, abronca al ministro por la reforma indecente de la ley que regula el CGPJ, pero ¡ porque se pasa dos pueblos ! y él, en el colmo de la desvergüenza pide públicamente que se haga por consenso ¡político! la reforma, consistente básicamente en la elección de sus miembros. ¿ Y donde queda la separación de poderes ? ¿ Tan turbia está la razon de las cosas en esta pobre Expaña, que públicamente, el jefe de los jueces, pide la intervención de los partidos en las cosas judiciales ?

    Necesitamos independencia judicial ya. Y eso pasa por dotar con medios económicos y sobre todo tecnológicos y nuevos procedimientos a la justicia. Los consensos políticos son válidos cuando las partes lucen virtud, pero cuando se visten de latrocinio…

    Esto que es claro como el agua clara, desvirtua y de qué manera la democracia.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: