EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » CURIOSIDADES PRESUPUESTARIAS

CURIOSIDADES PRESUPUESTARIAS


Publicado en Granada Hoy.

Para Benjamin Franklin, en este mundo, ninguna cosa es cierta salvo la muerte y los impuestos. Así que cumpliendo el rito anual que hace temblar nuestros bolsillos, se presentó el Presupuesto de 2014 y un escalofrío de terror recorrió España. Se resumen en un eslogan tan poco seductor como cierto: Más impuestos y menos servicios. El deber básico del gobierno es pagar pensiones, prestaciones por desempleo e intereses de la deuda, que absorben la mitad del gasto previsto. Pero también lo es cumplir aquel programa electoral, arrumbado en un oscuro rincón del desván de la memoria, que prometía hacer lo que sí se hizo en 1996, reducir impuestos, respetar las pensiones, racionalizar la Administración, eliminar las ineficientes, costosas y quebradas empresas públicas y activar la economía gracias al impulso de la actividad privada. Pero de todo aquello, no hubo nada. Si indigna la absoluta falta de respeto a la palabra dada y al compromiso adquirido que es un programa electoral, más aún lo hace la indigencia intelectual que refleja la manida idea que defiende que no hay otro camino posible. Pues, si es así, ¿qué valor se da a las propias ideas si admitimos que existe otra que es inevitable? Si sólo hay una solución al problema, ¿para qué votamos? Sería mejor y más barato robotizar las decisiones políticas. Pero la realidad es otra; siempre hay otros caminos, lo que falta es la decisión y la valentía de recorrerlos siendo consecuentes con las propias ideas y anteponiendo la gestión eficiente del estado a la permanencia en el poder.

Aunque el incumplimiento de los programas electorales dejó de ser una sorpresa, debemos reconocer que hay algo en lo que casi nunca nos sorprende ningún Presupuesto, la obsesiva afición a recaudar de nuestros gobiernos, tan reacios, en cambio, a eliminar gastos superfluos como asesores, coches oficiales o televisiones públicas. Pero lo más curioso de los de 2014 es el aumento, en casi un treinta por ciento, de las subvenciones a los partidos políticos con la excusa de las elecciones europeas. En tiempos de proclamada austeridad, extraña muchísimo que no sea posible hacer campaña con los propios militantes y simpatizantes, sin recurrir a papá estado. No es por el incremento en sí – dieciocho millones – sino porque es éticamente inadmisible. Al final va a ser verdad que son los presupuestos de la recuperación… pero de la caja de los partidos.

Anuncios

1 comentario

  1. Misael dice:

    Las decisiones políticas son discrecionales y no enjuiciables, salvo flagrante delito. Para justificar cualquier atropello de la caja de los dineros, siempre se puede recurrir al manido “interés general” que lo mismo vale para un roto que para un descosido. Los estados europeos son natos fagocitadores de impuestos. Les diferencia aquellos que fagocitan y aprovechan lo fagocitado para el bien de sus conciudadanos, como es el caso de Suiza, de los otros que meten mano en bolsillo ajeno solamente para mantener el artificial aparataje administrativo que todo lo invade, este último es el caso de España y una expresión gráfica de él sería el cuadro de Goya “Saturno devorando a sus hijos”</b.

    Rajoy y sus secuaces lo tienen claro: si salimos de esta, será con la estructura administrativa, institucional y territorial que tenemos, porque prefiere tener un problema sólo: el empobrecimiento de los españoles, que tener que atender las reivindicaciones de todos los jerarcas y califas de las taifas dominantes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: