EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Cuaderno de Bitácora » BIENVENIDO, MISTER GATES

BIENVENIDO, MISTER GATES


Esta semana, al abrir los periódicos, nos hemos encontrado con una excelente noticia. Una de las mayores fortunas del mundo ha decidido invertir en España y lo ha hecho, además, en una empresa que pertenece al sector más denigrado de nuestra economía, una constructora. No hay necesidad de voltear las campanas pensando que nos hemos convertido, no sé si otra vez, en el Eldorado de los inversores pero tampoco hay que mandar al campanero a doblar, porque en este caso, si me permiten parafrasear al maestro Hemingway, no hay problema en preguntar por quién doblan las campanas, porque no lo hacen por nosotros. Y eso, aunque algunos agoreros insistan en definirnos como la feria de las gangas.

Lo mejor es que este caso nos sirve para desmentir una serie de falsas verdades, no sé si interesadas que se han convertido en norma para nuestros mercados.

La primera es la típica falacia de tomar el todo por la parte. Es absolutamente cierto que el sector constructor español basó su desordenado crecimiento en un apalancamiento irresponsable y continuado del que también fue responsable una banca, sobre todo Cajas de Ahorros, tan desorientada como ineficiente. Y esa es una de las razones por las que la tantas constructoras y cajas han desaparecido. Sin embargo, como en todo sector, aquí también existen centenares de organizaciones gestionadas con racionalidad. Son las que crecieron gracias a la reinversión de sus beneficios para fortalecer su músculo financiero, entre otras cosas, porque su longevidad – y FCC es un ejemplo claro – ya les había hecho pasar por más de una crisis. Es curioso que cualquier empresa constructora esté estigmatizada pero, sin embargo, no se aplique el mismo criterio universalizador cuando se habla de la banca, donde auténticos zombis conviven con entidades sanas, sin que nadie ponga en duda la solvencia de unas y la muerte anunciada de otras.

La segunda idea a rebatir es que España está en una especie de liquidación por derribo. Nuestras empresas no son más baratas, lo que ocurre es que antes eran muy caras. Y es importante diferenciar caro de costoso. El paquete de acciones que Bill Gates ha comprado en FCC es muy costoso – ciento trece millones de euros no son calderilla – pero, ¿es caro o barato? Caro es aquello por lo que se paga más de lo que vale y barato es lo contrario. Por tanto, ¿Bill Gates ha comprado caro o barato? Yo creo que compra a un precio racional. Y eso es muy importante. Por fin, los precios en España empiezan a acercarse a la justeza porque ya no valoramos las expectativas desde la euforia sino desde la lógica.

Y ahora, que hemos contestado a los cenizos, hagámoslo con los eufóricos. Que Bill Gates invierta en FCC, sólo significa que cree que puede obtener beneficios gracias al dividendo o a la plusvalía que le va a generar su inversión. Ya está. Pensar que todas las empresas españolas son diamantes en bruto y que sólo requieren de un generoso inversor para demostrar sus capacidades ocultas es un ejercicio de ilusión que no responde a la realidad.

Por último, es claro que España necesita inversión exterior y lo más importante es que Bill Gates sí ha actuado como un inversor. Es decir, Míster Gates ha estudiado un mercado para después seleccionar una empresa y analizarla. Ha visto en ella una oportunidad de negocio. Ha calculado los retornos de su posible inversión y tras hacer números le ha convencido el esquema. Así que ha sacado la chequera para extender un cheque y firmarlo. Y la noticia es que lo ha hecho, no que lo va a hacer. Esa es la enorme diferencia entre Gates y el conocido magnate del juego que lleva varios años prometiendo a nuestros políticos que si hacen lo que él quiere, traerá una inversión enorme para crear un emporio que a día de hoy sólo es una bonita maqueta o una excelente infografía en 3D.

En Bienvenido Míster Marshall, una caravana de potentes vehículos atravesaba un engalanado y berlanguiano Villar del Río sin dejar que el empollón de Pepito pudiera leer el discurso de bienvenida preparado para la ocasión o que el alcalde don Pablo – genial José Isbert – y casi todos los vecinos recibieran a los americanos con alegría, dando vivas al tronío, de ese gran pueblo con poderío y ¡olé Virginia y Michigan y viva Texas que no está mal!

En la versión postmoderna del mito berlanguiano, Míster Adelson, se ha paseado por Madrid prometiendo menos de lo que exige y no ha dejado más que los miles de euros que haya costado su estancia. Todo ello suponiendo que no lo hayan invitado nuestros generosos polítiquillos.

En cambio, Bill Gates, ese tipo genial al que conocimos con flequillo y enormes gafas de pasta, sin hacer ruido alguno ni vender quimeras a ningún político ha tirado de chequera para comprar un buen paquete de acciones de una importante empresa española. Y esos son los inversores que necesitamos, los que en vez de hablar, actúan. Así que … Bienvenido Míster Gates.

Anuncios

2 comentarios

  1. Misael dice:

    Qué bueno es vd. D. Luis “Bill Gates sí ha actuado como un inversor.”
    Entre D. Emilio, sí el hermano del moralista D. Jaime Botín, y las declaraciones del Eurogrupo, de hoy mismo,de que España ” ha pasado pagina tras la crisis”, colocamos la inversión del co-creador de Microsoft.
    Porque claro, pensar que el de Redmond ha querido hacerle un favor al gobierno rajoyista apoyando el toletole de brotes berdes (con b que son muy salvajes) version 2.0, es algo propio de mentes pérfidas como la de un servidor. De nada valdrá decir que Gates ha sido recibido alguna vez en Moncloa o ¡qué curioso! Microsoft está , en estos momentos, negociando con Pérez, Florentino, rebautizar “Microsoft” al Santiago Bernabeu, dicho en román paladino: quiere publicidad.

    Ya le digo D. Luis, lo mio debe ser de psiquiatra, de esos que tienen una cartera de clientes que comienza por Jack el destripador, sigue con Hannibal Lecter y termina con los ‘colaboradores’ de Sálvame Deluxe. Lástima que la Seguridad Social no trate estos, el mio caso.

    Un cordial saludo

    Me gusta

    • Es claro que el Family Office de Bill Gates buscará muchos más lugares donde invertir en España y el asunto del Real Madrid no quedará fuera de ellos.
      De todos modos, lo que a mí me gusta de su inversión es, como escribía en la entrada, que estamos hablando del desembolso de más de cien millones de euros y no, como en el caso de Eurovegas, de que leyes hay que saltarse para que un señor que reconoce no tener el dinero realice una posible inversión. Es una de esas situaciones que nos permiten diferenciar entre la posibilidad y la realidad y ahí, Mr. Gates le da sopas con onda a Adelson.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: