EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » Actualidad Bancaria » GOIRIGOLZARRI Y EL VOLUNTARISMO BANCARIO

GOIRIGOLZARRI Y EL VOLUNTARISMO BANCARIO


Un día, el gobierno decidió rescatar al señor Goirigolzarri de la prejubilación para dirigir Bankia. Una amalgama de cajas y cajitas unidas al calor de las siglas de un partido y no por las sinergias, beneficios o ventajas competitivas que la fusión pudiera generar. José Ignacio Goirigolzarri era, ya entonces, un banquero de amplia trayectoria y reconocida solvencia. Nadie dudó de que ambos, directivo y empresa, compartieran la primera de las cualidades ni tampoco que, en cuanto a la segunda, fueran antípodas en aquel momento.

La situación a la que habían llevado al grupo Bankia quienes decían dirigirlo hubiera aconsejado la quiebra y la consiguiente disolución, liquidación y extinción de la compañía. Pero ya se sabe que los gobiernos, ante el dragón de la crisis bancaria, siempre se enfundan la armadura de esforzado san Jorge y acaban, con la inestimable ayuda del contribuyente, rescatando a la frágil doncella bancaria. Y al señor Goirigolzarri le tocó el papel de apuesto salvador en tanto que al sufrido contribuyente, una vez más, le fue asignado el de involuntario mecenas ya que el dinero, como siempre, lo pusieron de nuestra hucha y sin preguntarnos.

Una vez que se sacó de Bankia toda la basura acumulada para que la SAREB la procese en los próximos quince o veinte años, se inició la estrategia de ajuste de la entidad. El plan no era muy creíble y aún hoy, genera algunas dudas en los mercados, si bien, el liderazgo del señor Goirigolzarri se ha hecho valer y la sensación generalizada es que este capitán, a diferencia de los temerarios y soberbios grumetillos anteriores, sí sabe gobernar un barco.

El ajuste en Bankia ha sido duro. Se han cerrado oficinas, vendido activos, fueran estratégicos o no y se ha despedido personal. Como siempre, quienes más han padecido la situación han sido los trabajadores. Debe ser muy duro ver que la empresa a la que has dedicado parte de tu vida se derrumba como un castillo de naipes. Y lo que es peor aún. En un sector tan delicado como el bancario: ¿cómo se digiere que todo el mercado la considere una cueva de ladrones sin hacer distingo alguno? Miles de buenos profesionales han sufrido y aún sufren cierto desprecio por parte de la clientela y de la competencia. Muchos ya son ex empleados pero el resto sigue trabajando día a día para recuperar el prestigio ganado a lo largo de generaciones y dilapidado en unos pocos años por un puñado inútiles aupados a la máxima responsabilidad de la compañía por sus relaciones políticas. El único pecado de los trabajadores – aunque no pequeño difícil de evitar – fue no rebelarse ante las decisiones de un Consejo de Administración que ejerció, más bien, de anárquico equipo de demolición.

Tras la presentación de los resultados de 2013, el futuro de Bankia parece aclararse. Al menos, a los ciudadanos nos preocupa más su pasado que su futuro. Y eso es buena señal, teniendo en cuenta cómo andan últimamente nuestros bolsillos. La entidad funciona gracias a una dirección sensata y coherente y lógicamente, a la labor de un equipo de profesionales a quienes, como a cualquier ejército, les gusta saber qué hay que hacer pero también cuándo, cómo, dónde y por qué. Pero no podemos olvidar que se nos debe dinero. Y mucho.

El presidente de Bankia, a quien ya le hemos reconocido todo el mérito, parece que se ha dejado llevar por la euforia del momento. Que en un par de años, Bankia esté privatizada es posible y deseable. Posible porque se dan las condiciones para sacar a bolsa el68,39% del capital en manos del estado y deseable porque poner un banco en manos del estado no es la decisión más inteligente. Además, la venta permitiría recuperar algo de lo que pusimos. Sería una novedad ya que hasta ahora todas las entidades absorbidas por el FROB han generado pérdidas en las subastas establecidas para su vuelta al capital privado.

Quizá por eso, el señor Goirigolzarri se ha emocionado y ha prometido lo que no es más que un deseo, pues no parece creíble. Decir que confía en que una vez culminado el proceso de reestructuración y venta se puedan recuperar los cerca de 22.000 millones inyectados al grupo bancario, parece muy arriesgado.

Bankia ha ganado quinientos millones de euros. Si todo ese dinero se dedicara a pagar dividendo, cuestión harto improbable, el estado recibiría unos 350 millones. El cálculo es sencillo: a ese ritmo, harían falta más de sesenta años para recuperar, solamente, el principal de la ayuda, sin pagar nada en concepto de intereses.

La otra posibilidad es que se obtenga la devolución por medio de la venta al mercado de las acciones que son propiedad del estado. Si tenemos en cuenta que la capitalización actual de Bankia es de unos trece mil millones de euros, el paquete del estado no supera los nueve mil millones. Así que el valor de la compañía debería casi triplicarse y sobrepasar los treinta mil para recuperar las ayudas. Y no parece posible una revalorización tan vigorosa en un par de años.

En definitiva, el señor Goirigolzarri está haciendo un gran trabajo pero parece poco serio que, con los datos actuales, anuncie algo tan improbable como que se van a devolver todas las ayudas recibidas. Sinceramente, no parece posible que se pueda conseguir en dos o tres años. Y aún así, la factura de la deglución de activos basura por el SAREB también la pagamos los contribuyentes. No lo olvidemos.

Anuncios

1 comentario

  1. Misael dice:

    Los que detentan el poder, políticos y allegados, viven de dar buenas noticias. No importa que lo que se diga sea más falso que un gato’scayola. Ya vemos que el pueblo traga y traga, menudas tragaderas !! Lo que aguanta el papel…. de la deuda !!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: