EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » TELEMARATONES

TELEMARATONES


Publicado en Granada Hoy.

Hace poco fue la UE y esta semana la OCDE quienes han mostrado su preocupación por el deterioro que sufre la atención a los más desfavorecidos en España. Entre 2008 y 2012, los ingresos anuales de los hogares han caído 2.600 euros por persona, siendo uno de los mayores descensos entre los países desarrollados. Poco más de la mitad de los adultos españoles en edad de trabajar tiene empleo frente a la media de los países de la OCDE que supera los dos tercios. No sólo sufrimos la tasa más baja de ocupación sino que uno de cada dos parados lleva más de un año sin trabajo.

Ante esa cascada de datos es inevitable que se dibuje ante nuestros ojos un panorama desolador y no extraña que el Informe de la OCDE incida en que España es el país donde la crisis ha hecho más grande la brecha que separa ricos y pobres. La causa fundamental es un mercado laboral ineficiente al que hay que añadir un sistema de protección social mal estructurado que ofrece una cobertura muy tacaña a los más desfavorecidos. La reforma laboral, por mucho que se empeñen sus apologistas, no sólo no ha creado empleo sino que ha rebajado derechos laborales y salarios en una suerte de durísima devaluación interna.

Todos los analistas coinciden en recalcar que la recuperación económica, por muy sólida que pueda ser, no va a generar una masiva creación de empleo. Por ello, resulta imprescindible evitar que millones de ciudadanos queden marginados del mercado de trabajo. Sin embargo, esta trágica realidad convive con el despilfarro masivo de dinero público en un país donde la corrupción no ha respetado ni los fondos destinados a quienes realmente lo necesitan. Es la propia OCDE la que recomienda reorientar las transferencias públicas ya que ha constatado la paradoja de que la parte de gasto social destinado a familias relativamente acomodadas es superior a la de la mayoría de los países de la UE. Somos más pobres pero beneficiamos a los más ricos.

Parece mentira, pero ni el humanismo cristiano que dice el PP que forma parte de su ideario ni el socialismo igualitario que se supone básico en el del PSOE casan muy bien con esta situación que alarma a la OCDE y la UE. Pero al fin y al cabo en lo único que coinciden los dos grandes partidos, una vez que se analizan sus políticas reales, es en confundir la política social con la caridad lacrimógena de los telemaratones o los sorteos extraordinarios de la lotería.

Anuncios

3 comentarios

  1. misael dice:

    En España se han confabulado todas las pandemias posibles: desintegración territorial, desaparición del concepto de la moral, huida de la producción hacia mercados laborales más baratos, corrupción, invasión de productos Made in China, etc…. ¿ O quien me va a decir a mi que el sistema de comunidades autónomas y más recientemente, el claro proceso de desintegración nacional, no perjudica a los más pobres ? ¿ Se puede valorar el dinero que ha perdido España por el ineficiente sistema de comunidades autonomas ? ¿ Dice algo de esto el informe de la OCDE ? Ah no ! Seguramente, que ellos que son buenitos, digan lo que falta, pero ni por asomo vayan a la raiz del problema y mucho menos propongan soluciones. Porque digo yo: si se aumenta la prestación a los más necesitados ¿ de donde saldrá el dinero ? ¿ De las cotizaciones sociales ? Bueno… pues preparemos la estampida “deslocalización industrial 3.0”.
    El estado, dirigido por el gobierno, ha decidido que para aguantar hasta las proximas elecciones tiene que mantener el status quo de muchos colectivos, que apenas se han enterado de que estamos en crisis, pero que le conviene que no “incendian la calle”.

    Por otra parte… Nunca me ha gustado hablar de brecha ricos-pobres… esos son lenguajes para-comunistas parapetados sobre tanques. Si el rico tiene el mismo dinero y el pobre simplemente se queda sin trabajo ¡ ya aumenta la brecha, y el rico no ha hecho absolutamente nada contra el pobre ! Esa jerga sólo pone en el punto de mira a muchas personas y han sido en el pasado el germen de revoluciones sangrientas.

    PD. Sin querer ha duplicado su artículo.

    Me gusta

    • El concepto de brecha es estadístico. Se trata de comparar grupos no personas. No vea en mi a ningún peligroso marxista.
      El problema es si el estado es capaz de crear o no condiciones razonables de vida a todos los ciudadanos. Es claro que el derroche de dinero público y la corrupción han absorbido grandes cantidades de recursos.
      He repetido varias veces que esa es nuestra auténtica “prima de riesgo”.
      Y gracias por la PD. Ya está corregido.

      Me gusta

  2. misael dice:

    No D. Luis, le tengo a vd, por sus escritos, como persona ecuánime y cabal, que antepone razón a consigna.
    Aún estadístico, ese concepto puede servir para un mitín de seis horas, dirigido a exaltar los ánimos; ya sabe: “nos conviene que haya tensión”, le diría el Gran Zapatero al Prohombre Gabilondo.
    Me imagino que estadísticas para nombrar hay muchas, diferenciales unos cuantos, pero precisamente ¡ esa ! Yo propondría una: diferencia porcentual de incremento de gasto del estado y gasto de las familias ¡ esa si que es una brecha ! Más bien parece la Fosa de las Marianas. 😉

    Reciba un cordial saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: