EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » EL ANÁLISIS DE SITUACIÓN DE LA TESORERÍA

EL ANÁLISIS DE SITUACIÓN DE LA TESORERÍA


Ante la imagen fija que presenta un Balance contable, la Gestión de Tesorería debe buscar una visión dinámica de la empresa. Podríamos decir que la diferencia entre contabilidad y gestión financiera es la misma que hay entre la fotografía y el cine. Para conseguirlo, debemos realizar una serie de cálculos previos que nos permitan hacernos una idea de la posición de liquidez inmediata y de la que puede preverse para determinados plazos (tres, seis y doce meses). Sólo de ese modo podremos obtener una idea clara de la estructura general de la tesorería del negocio.

Debemos concretar una serie de datos que nos permitan establecer un Cuadro de Mando, como son:

1.- Plazo de Cobro:Debemos calcular el plazo medio ponderado de cobro de nuestras ventas.  No nos referimos al tiempo de aplazamiento sino al período efectivo de cobro, es decir el ciclo de maduración. De este modo, para poder establecer una estructura unitaria reduciremos todas las ventas a una sola por el total, que se realiza cada t días.

Lo haremos mediante la siguiente expresión:

 Pmp = [V1 * t1 + … + Vn*tn] / [S V]

Donde:

Pmp     es el Plazo Medio Ponderado de cobro.

V1…Vn             son cada una de las ventas realizadas.

t1…tn son los plazos de pago de cada una de las ventas y

[S V] es la suma de ventas.

 2.- Plazo de Pago: Siguiendo idéntico sistema hallaremos el plazo medio ponderado de pagos.

De este modo sabremos si nuestra estructura necesita financiarse porque pagamos antes de haber cobrado o podemos invertir los saldos disponibles porque cobramos tiempo antes de que venzan nuestras obligaciones de pago.

3.- Coste de cobros y pagos:Calcularemos las cantidades abonadas a entidades financieras para hacer líquidos los cobros – comisiones, intereses y gastos – así como el coste que nos supone movilizar fondos para hacer frente a los pagos – transferencias, giros, etc.

 4.- Cálculo de saldos ociosos: Debemos hallar el saldo medio acreedor que tenemos depositado en entidades financieras y la rentabilidad que nos ha ofrecido.

 5.- Cálculo del coste de financiación de la liquidez: Obtendremos la suma de intereses devengados a favor de entidades financieras por descubiertos, y situaciones similares.

 6.- Simultaneidad de financiación y excedentes ociosos: La revisión de movimientos de cuentas nos ofrecerá una visión dinámica que no debe recoger nunca un coste inútil de financiación con excedentes ociosos.

 7.- Revisión de condiciones bancarias: Debemos conseguir de las entidades financieras una Hoja de posición que recoja todas las comisiones, intereses y gastos que se nos apliquen.

 8.- Revisión de activos financieros: Nuestras inversiones deben ser lo más rentable posible, en caso contrario, deben liquidarse.

 9.- Realización de una cuenta de resultados financieros: Debe compararse con las de ejercicios anteriores.

 10.- Revisión de activos fijos y almacén:Al igual que los activos financieros debemos razonar sobre su necesidad y sus costes.

Hechos estos cálculos debemos diagnosticar los posibles males y buscar soluciones a ellos. Entre las soluciones habituales están:

1.- Reducir los plazos de cobro y aumentar los de pago de modo que, al menos, se equilibren.

2.- Podemos negociar la reducción de costes en los cobros y pagos.

3.- Hemos de buscar productos en los que invertir los saldos ociosos buscando el disponible nulo como objetivo.

4.- Buscaremos el modo de reducir los costes de financiación y evitaremos simultanear los excedentes con las líneas de financiación.

5.- Exploraremos el mercado intentando mejorar nuestras condiciones bancarias. Además hemos de invertir en los activos financieros más rentables liquidando los que no respondan a nuestras expectativas.

6.- Los activos fijos y las mercaderías almacenadas deben liquidarse sino responden a los objetivos marcados. Los inmuebles nos suponen fuertes inversiones que pueden ser innecesarias. La maquinaria, si envejece rápidamente es mejor adquirirla mediante leasing o arrendarla sino la usamos con frecuencia.

7.- Por último, la cuenta de resultados financiera nos dará una visión general sobre la que debemos aplicar las deducciones obtenidas previamente, y comprobar si las soluciones aportadas son útiles.

En conclusión debemos entender que la gestión de tesorería ha de ser dinámica y flexible ajustándose al cambio de situaciones que se produce en toda empresa.

-0O0-

 

NOTAS SOBRE “LA GESTIÓN DE LA TESORERíA”

LA GESTIÓN DE LA TESORERÍA.

TESORERÍA: TIPOS DE EMPRESA.

EL CICLO DE TESORERÍA. 

PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA TESORERÍA.

EL ANÁLISIS DE SITUACIÓN DE LA TESORERÍA.

LA OPTIMACIÓN DE LOS RECURSOS FINANCIEROS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: