EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » 2014 » mayo

Monthly Archives: mayo 2014

Anuncios

¿Y SI PERSONALIZAMOS PARO Y JUBILACIÓN?


¿Por qué no cambiamos la mentalidad? Dejemos de confiar ciegamente en papá estado. Convirtámoslo en un tío o un padrino al que sólo recurriríamos en un momento desesperado y seamos leales a nosotros mismos. Comentábamos en una entrada anterior como esa opción de dejarnos proteger por una superestructura que se autocomplace de sí misma, se acaba convirtiendo en una pesadilla. Quizá porque el estado más que como un padre se comporta como la madrastra de Blancanieves y no es tan tierno con nosotros como inocentemente esperamos. O al menos, nunca cumple lo que promete.

El gran fraude intelectual del estatismo ha consistido siempre en trazar una gruesa línea de división entre el ciudadano y el estado que se presentan como dos personas distintas, casi enfrentadas, dependientes y entre las que hay una cierta relación de servidumbre desde el individuo hacia la superestructura que dice representar a la colectividad. Ese planteamiento de prevalencia del estado obvia que es él quien realmente depende del ciudadano y no al contrario. Visto desde un punto de vista financiero, el estado no es diferente a una comunidad de propietarios en la que todos contribuimos a los gastos derivados de las zonas comunes pero somos profundamente celosos de nuestra intimidad, de nuestra esfera privada y de nuestras propiedades. (más…)

Anuncios

LOS RESTOS DEL NAUFRAGIO


La mayoría de las centenarias y en tiempo beneméritas Cajas de Ahorros han desaparecido de nuestro mapa bancario gracias a la dislocada, errática y pésima dirección de sus gestores políticos. Más preocupados por crecer que de hacerlo sobre sólidos cimientos y obsesionados con convertir las entidades en su particular fondo de reparto de prebendas, generaron balances de calidad ínfima y en palabras de un castizo, con más peligro que una caja de bombas. Nacionalizadas con dinero del contribuyente, alguna de ellas se ha convertido en un auténtico pozo sin fondo en el que enterrar miles de millones de euros que hubieran sido mucho más eficientes invertidos en economía productiva.

Antes de ponerlas a la venta, el estado sacó de sus balances todas aquellas operaciones vinculadas a la burbuja inmobiliaria cuyo cobro resulta más que improbable, utópico, con la idea de quitarles lastre. Pero las sentinas ocultan tantas sorpresas que los potenciales compradores, aún pagando precios irrisorios, exigen la constitución de Esquemas de Protección de Activos (EPA). Estos son aportados por el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) mediante avales públicos – si, otra vez acaba pagando el contribuyente – que se ejecutarán en el caso de que los compradores sufran pérdidas tras deshacerse de las carteras de préstamos. Las amplias redes comerciales aportan tan poco valor que se están liquidando a precios de derribo cuando no se han cerrado directamente, sin plantearse plan de viabilidad alguno. (más…)

LA CAMPAÑA


Publicado en Granada Hoy y Málaga Hoy

Las campañas electorales son como los atracones de apuntes fotocopiados y los madrugones previos a los exámenes finales. Los buenos estudiantes no los necesitan: con constancia han conseguido los diferentes hitos que se han impuesto y sólo deben mostrar su trabajo. Los malos requieren compensar en cuatro días las horas de billar y cafetería, prometen que harán lo que no han hecho y descargan en otros la culpa de su propia desidia. En puridad democrática, una campaña electoral es innecesaria. El ciudadano sabe qué partidos coinciden con su ideología, cuales le parecen fiables y qué líderes le ofrecen confianza. Bastaría con organizar unos cuantos debates entre todas las opciones, en los medios de comunicación y poner a disposición de los votantes los programas con las propuestas concretas para la legislatura. Y que así, cada uno, en ejercicio de su libertad, decidiera. Pero como las malas orquestas, los partidos prefieren tapar la música con el ruido; embadurnan las fachadas con carteles de dudoso gusto, se insultan, destrozan los tímpanos de la ciudadanía con griterío mitinero, corean consignas sin mensaje y señalan con dedo acusador la paja en el ojo ajeno mientras la viga del propio sigue acercándose a la frontera.

Europa en el mapamundi de la Rosa de los Vientos bajo el Padrão dos Descobrimentos. Belem. (Portugal)

Europa en el mapamundi de la Rosa de los Vientos bajo el Padrão dos Descobrimentos. Belem. (Portugal)

(más…)

LA PREBENDA DEL PARO


Durante la Edad Media, la prebenda era la distribución de víveres que se hacía a los soldados. Más tarde se llamó así a las de los canónigos y monjes hasta que durante el Antiguo Régimen se convirtió en el derecho que tenían algunos eclesiásticos a percibir rentas de una Iglesia Catedral o Colegial a cambio del desempeño de ciertas funciones propias de su oficio. La prebenda, que se conocía también como beneficio, podía dividirse y conferirse a legos, algunos de los cuales acababan viviendo del cuento por el hecho de ser parientes de algún beneficiado que les había cedido una parte de la renta cuando esta era elevada y malviviendo si se trataba de alguna iglesia empobrecida. De ahí el refrán tan españolísimo que tacha de muerto de hambre a quien no tiene, oficio ni beneficio puesto que carece de capacidad para ganarse la vida (oficio), y no dispone de renta alguna (beneficio). Ya se sabe que el genio popular español, tan anticlerical como amigo de las devociones, romerías y procesiones, no ha valorado en mucho el trabajo de los miembros del clero secular, a quienes siempre se ha tachado de tener un trabajo diario de poco más de media hora… y con vino. Quizá por ello, la prebenda es hoy sinónimo de cualquier oficio o empleo, tan lucrativo como poco esforzado o trabajoso.

Si hay alguien a quien hoy se acuse alegremente de prebendado, beneficiado o racionero – que esos eran los nombres que recibía quien disponía de renta eclesiástica para su sustento – es el parado español. En este maremágnum de crisis económica, social y política que ha convertido nuestra economía en una verbena, al parado le ha tocado en suerte el papel de muñeco del pimpampum mientras otros se han reservado el de chulazo con pañuelo al cuello y gorra de cuadritos. Y así, en el pique para conquistar a esa Susana, modistilla, chulapona y casquivana que responde al nombre de CEOE, esta triste edición vintage de La Verbena de la Paloma, nos había regalado un arcaico don Hilarión personificado en el Círculo de Empresarios. A nadie le extrañaron los inadmisibles exabruptos que lanzó su presidenta y que fueron mayoritariamente censurados, (aquí, En el limbo y Tara revisitada) como no podía ser de otra manera. (más…)

EL RIESGO DE NO ARRIESGAR


No necesito recordar a nadie que el riesgo es algo connatural a nuestras vidas. Como no hay nada gratis, sólo arriesgando podremos conseguir lo que ansiemos en cualquier ámbito de la vida. Si una tarde de sábado dudamos entre invitar a nuestra pareja al cine o al teatro, tendremos en cuenta el precio, el horario y el interés de cada espectáculo, los gustos propios y de quien invitamos, la distancia a recorrer, si vamos en nuestro coche o en transporte público, los costes añadidos como el aparcamiento, la comodidad de las salas, etc. Y todo ello lo hacemos casi inconscientemente hasta decidirnos. Y aún así, siempre existe el riesgo de que la velada sea un fracaso ya que no controlamos todas las variables posibles, alguna de las cuales puede dar al traste con nuestra salida sabatina, sean responsabilidad nuestra – un comentario inapropiado desde el punto de vista de nuestra pareja; un cálculo erróneo sobre el tiempo necesario para llegar puntualmente o una mala elección de lugar de aparcamiento – o ajena – la actitud bulliciosa del pesado de la butaca de al lado que ríe con estrépito o no acostumbra a visitar la ducha antes de salir de casa; el atasco producido por un accidente de tráfico; la enfermedad del actor principal – en el caso de elegir teatro – sustituido por un novato sin gracia ni tablas o … cualquier otra eventualidad posible aunque sea altamente improbable. (más…)

IN VARIETATE, CONCORDIA


Publicado en Granada Hoy

La Unión Europea se edificó sobre los escombros de la II Guerra Mundial. El horror de otro conflicto brutal e inútil que había vuelto a asolar los campos de Europa, abrió los ojos de una generación a la que ya no enardecían las conquistas militares, las glorias envanecidas y los desfiles victoriosos de antaño.

El ATOMIUM de Bruselas (Bélgica). Un símbolo de Europa.

El ATOMIUM de Bruselas (Bélgica). Un símbolo de Europa.

Frente a la revancha de Versalles que hizo exclamar al mariscal Foch, eso no es una paz, es un armisticio de veinte años, surgió la colaboración de los vencedores en la reconstrucción del agresor, las ayudas del Plan Marshall y la apuesta decidida por un continente en paz y libertad. Meses después de la rendición incondicional de Alemania, Churchill lanzaba la idea de crear los Estados Unidos de Europa en su Discurso para la juventud académica, pronunciado en la Universidad de Zurich. En 1950, cuando todavía sangraban las terribles heridas de la guerra y aún resonaban las sirenas antiaéreas y las bombas en las pesadillas de millones de personas, Robert Schuman -ministro francés de Exteriores- proponía la creación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero que se haría realidad sólo un año después. Y a partir de ahí, Europa se esforzó en la construcción del proyecto más ilusionante e integrador desde el Imperio Romano. Parece mentira que la devastada, endeudada y hambrienta Europa de la posguerra fuera capaz de comprender que la colaboración es más eficiente que el enfrentamiento y que la Europa rica, poderosa y saciada del siglo XXI demuestre una enorme torpeza a la hora de ensamblar políticas comunes y se limite a obedecer las órdenes de unos oscuros burócratas afincados en Bruselas que parecen detentar el poder de los representantes electos de la ciudadanía. (más…)

ENTRE LEALES Y FIELES


Recuerdo una famosa campaña publicitaria de finales de los ochenta. Un perro tristón, parado en medio de la calzada de una carretera – aún no había tanta autovía – nos miraba con ojos mohínos e infinita pena. A pie de cartel, un lema impactante: Él nunca lo haría. No lo abandones. La visión del pobre animal dejado a su suerte en medio de la noche me provocaba tanta congoja como rabia el mensaje implícito que al menos yo recibía: el perrito no lo haría aunque tú – refiriéndose al dueño – sí lo hayas hecho.

Tomar como ejemplo para un ser humano racional y libre, la imagen del perrito fiel, que haga lo que haga su dueño siempre estará a su lado, me enerva. Soy incapaz de entenderla. Quizá por eso, creo que es muy importante separar dos conceptos que suelen tenerse por sinónimos y no lo son; lealtad y fidelidad. La etimología, que suele ser aclaradora, nos marca la primera diferencia. Ambas proceden del latín, lealtad de legalitas y esta de lex (ley) y fidelidad de fidelitas, que a su vez deriva de fides (fe).

Fieles son los que se mantienen junto a alguien por mera fe, leales los que lo hacen por razón de legalidad, de compromiso, de libre acuerdo, en definitiva. Un ser humano puede ser fiel a una idea pero cuando lo es a una persona renuncia a una de sus mayores capacidades, la racionalidad. En cambio, la lealtad no es posible desde la ceguera de la sinrazón. (más…)

PATADA A SEGUIR


El rugby, ese maravilloso deporte de villanos jugado por caballeros, tiene una regla que lo hace épico y otra que lo humaniza. La primera es su esencia; ningún jugador puede ir por delante del balón ya que no puede pasarse hacia delante. Así, será el ímpetu y el empuje del equipo el que lo haga traspasar la línea de ensayo. Por otra parte, como ningún jugador puede ser tocado si no lleva el balón, una de las imágenes más clásicas del juego es la patada a seguir. Cuando resulta imposible romper la muralla defensiva contraria se patea el balón hacia delante, con fuerza y a ras de hierba, para evitar la presión de los delanteros contrarios y esperando que un compañero pueda recogerlo y conseguir de ese modo alguna ventaja. En otras palabras, soltar el balón y encomendarse a todos los santos.

Últimamente, la banca, agobiada ante el muro infranqueable de la morosidad, las provisiones, el riesgo y las normas contables de Basilea III, ha hecho lo mismo que el jugador de rugby aterrorizado ante la corpulencia de sus adversarios y ha lanzado el balón hacia delante esperando tiempos mejores que parecen no llegar.

Según el Banco de España (Informe de Estabilidad Financiera de mayo de 2014, página 27) el conjunto de las entidades bancarias que operan en nuestro país mantienen en sus balances 211 mil millones de euros procedentes de refinanciaciones, un 15% de la cartera crediticia total. De esa escalofriante cifra, la mitad son créditos morosos – acumulan más de noventa días de retraso en los pagos – y casi la quinta parte cumple todas las condiciones objetivas para serlo muy pronto. Sea por impagos, por no cumplir sus obligaciones regularmente o porque el deterioro de su negocio es tan evidente como irreversible.

(más…)

LA MEZQUITA-CATEDRAL


Publicado en Granada Hoy y El Día de Córdoba.

Resulta enternecedor el afán estatista de la progresía. Son gente inquieta y desprendida a la que sólo guía el bien del pueblo por el que trabajan arduamente aunque no se lo hayamos pedido nunca. En el XIX se desamortizaron las propiedades de la Iglesia y de los ayuntamientos para hacer frente a la desorbitada deuda pública. Dejaron a los municipios sin bienes comunales a cambio de nada y los hundieron en la pobreza de recursos y en la miseria económica por la que aún deambulan.

Patio de los Naranjos. Mezquita-Catedral de Córdoba (España)

Patio de los Naranjos. Mezquita-Catedral de Córdoba (España)

No hace tanto, acapararon la gestión de las Cajas de Ahorros que también eran de todos y ya sabemos el resultado, otro reguero de ruina y deuda. Y ahora les ha dado por expropiar otra vez a la Iglesia Católica y quieren hacerlo con la Mezquita-Catedral de Córdoba para que sea de todos y para todos. Creo que no visitan mucho la ciudad que fundara Claudio Marcelo porque jamás he visto que se le impida a nadie el paso. El argumento es el de siempre y resulta tan manido que da pereza. Ya saben, la codiciosa Iglesia llena de privilegios y sus prelados roban el patrimonio del pueblo y bla, bla, bla. (más…)

FIDELIDADES SUICIDAS


La Segunda Guerra Mundial da sus últimos estertores. Los aliados han tomado París y el fin de la tragedia parece más cercano que nunca. La cámara nos adentra en un pueblecito semiderruido en lo que hasta hace muy poco era el frente occidental. Dos tipos de uniforme, entrados en años y con aire muy poco marcial pasean entre las ruinas. Suena una detonación sorda. En un acto reflejo se parapetan tras una pared. El disparo proviene de un edificio abandonado. El más joven y atlético cruza la plaza en zigzag mientras su compañero le cubre. Una vez dentro de la casa encuentra al francotirador. Lo tiene a tiro pero no le dispara. Es un adolescente, casi un niño, enfundado en un siniestro uniforme nazi. Esta escena de The Monuments Men sólo refleja la realidad de aquellos últimos meses de locura hitleriana en los que millares de chiquillos de las Hitlerjugend fueron enviados al frente para ser masacrados, obligados por su Reichswehreid, el juramento de fidelidad ciega al Führer de un imperio que iba a durar mil años y que apenas cumplió la decena.

Es lógico preguntarse como aquel veterano de guerra, acomplejado y maníaco que – en palabras de Chaplin – le había copiado el bigotito a Charlot, pudo abducir a una sociedad estable, culta y desarrollada como la alemana hasta el extremo de convertir a sus ciudadanos en esclavos de una ideología tan destructiva y criminal como el nazismo. Todos los historiadores coinciden en que la humillación de Versalles fue un caldo de cultivo idóneo para un líder que emergió con inusitada fuerza en la durísima crisis económica y social posterior a la caída del II Reich.

(más…)

LAS “ARCAS DE LIMOSNA” CASTELLANAS


La predicación franciscana en la Italia de las repúblicas comerciales resultó decisiva en el nacimiento de los Montes de Piedad. Pero también es cierto que la preocupación por los pobres y por la financiación de los artesanos o de los pequeños agricultores y comerciantes ya estaba presente en una Europa de gran impronta cristiana. Para la teología católica, la caridad es una de las tres virtudes teologales, uno de los hábitos que Dios infunde en nuestra voluntad e inteligencia. Por ello es importante entender como la vida económica se vio influenciada desde la Edad Media por una serie de iniciativas que cumplían el mandato evangélico en virtud de los fines benéficos que se imponían.

Para comprender los mecanismos económicos medievales es necesario repasar los aspectos sociales que influyeron en su creación. La sociedad medieval era rígida y eminentemente rural lo que favoreció la mera acumulación de riqueza patrimonial no siempre productiva. Además, las malas cosechas generaban momentos de desabastecimiento y encarecimiento de productos básicos que hundían a la mayoría de la población en una situación de miseria irreversible. Influenciados por sus creencias religiosas, la mayoría de quienes buscaron soluciones a estas situaciones de desamparo lo hicieron por la vía de la caridad y la beneficencia. A partir del siglo V, los monasterios asumieron esta función. Los monjes, en particular Cluniacenses y Cistercienses, fundaron hospitales para atender a pobres y viajeros, sobre todo en las zonas rurales. Un ejemplo evidente lo constituye la red de instituciones benéficas que nacieron a lo largo del Camino de Santiago. (más…)

TOPICAZOS


Publicado en Granada Hoy y Málaga Hoy.

A través de España era la versión moderna del Libro de España, un delicioso texto de lectura de Edelvives que usábamos en los Maristas durante la EGB de la transición. Narraba el viaje de dos huérfanos que, en plan Marco, cruzan el país en busca de su familia. Editado por primera vez en 1928 exponía las costumbres, los monumentos y la economía de cada región y refería las virtudes de sus gentes huyendo del tópico castizo a la vez que nos permitía imaginar una aventura, entonces imposible.

"Libro de España". Edelvives. (Edición facsímil de la primera de 1928)

“Libro de España”. Edelvives. (Edición facsímil de la primera de 1928)

Mucho después, en un país cruzado por miles de kilómetros de autovía y de AVE y paraíso de los vuelos baratos subvencionados, aún se alimentan los peores tópicos de los que aquel libro abominaba. Aunque viajamos, parece que lo hacemos con la boina atornillada y las anteojeras puestas. Si no, no se puede entender que el escándalo de los fondos de formación haya sacado de las cavernas a tanto demagogo para quien los andaluces somos una pandilla de vagos que vive del PER gracias al esfuerzo de los demás, en particular el del opinador de turno, y se pasa el día en las tabernas cantando flamenco. Y resulta cansino seguir escuchando las mismas historietas que inspiraron la Carmen de Bizet. Al menos, en esta versión actualizada, las mujeres no llevan navaja en la liga. Hay que ser optimista: alguna conexión neuronal parece activarse en esas cabecitas. (más…)

PRIMERO DE MAYO


Todos hemos celebrado la Fiesta del Trabajo, unos manifestándose y otros disfrutando del día junto a su familia y amigos. Pero es curioso que cada año, cuando llega el 1º de mayo, los medios de comunicación deban rescatar algún artículo de fondo para recordar quiénes fueron los Mártires de Chicago y explicar las causas y consecuencias de la Revuelta de Haymarket.

La revolución industrial había cambiado el concepto de la relación laboral. En las sociedades agrícolas tradicionales casi todo el mundo trabajaba por su cuenta en diversos oficios o como aparcero de las tierras propiedad de un tercero. Pero las fábricas, que requerían más capital y una relación laboral concreta y regulada al detalle, dieron lugar a una nueva forma jurídica de entender el trabajo. Al principio se le consideraba como una relación privada entre patrón y obrero. Pero poco a poco se fue abriendo paso la idea de que debía regularse de algún modo ya que afectaba, directa o indirectamente, a toda la población. E incluso se fue dando forma a lo que se denomina carácter tuitivo del derecho laboral, o lo que es lo mismo, el reconocimiento jurídico de que en el contrato de trabajo no existe igualdad entre las partes ya que una de ellas siempre es más débil que la otra. El trabajo es un bien escaso, siempre habrá, en condiciones normales, más oferentes que demandantes. Por ello, se entiende justo que se la proteja legalmente. Los ciudadanos no son mercancía sino seres humanos. Y la dignidad y la libertad son dos valores que jamás deben abandonarse. (más…)

A %d blogueros les gusta esto: