EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » DEVOLVIENDO RESCATES

DEVOLVIENDO RESCATES


Publicado en Granada Hoy.

 

El viernes se anunció, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que el gobierno – así lo recogen los medios y la web de La Moncloa – devolverá anticipadamente 1.300 millones del préstamo que hizo la UE para salvar de la quiebra a las Cajas de Ahorros. Admito que me satisfizo gratamente la noticia. El mismo gobierno que declaró solemnemente que el rescate no nos costaría ni un euro a los contribuyentes, cumple su palabra. Lo que no llegué a colegir es de dónde iban a sacar, el presidente y los ministros, los noventa y pico millones a los que tocan por cabeza. No parece que el sueldo dé para tanto y no hay sorteos de lotería con premios tan sustanciosos. Así que descarté una actitud tan quijotesca.

Deduje en mis cábalas que quizá los responsables del crimen de las venerables Cajas habían dado un gallardo paso al frente asumiendo el coste del estropicio. Cualquiera puede sufrir un rapto de honradez, reconocer sus errores o admitir que delinquió – como los exdirectivos de Caixa Penedés -, pedir humildemente perdón a los ofendidos y reparar el daño. Pero tampoco es así. La mayoría de los imputados por el reguero de quiebras de facto de Cajas de Ahorros no reconocen su mala gestión y los ya citados solo lo hicieron al divisar, en su más cercano horizonte, las rejas de la cárcel.

Entonces – pensé – va a ser que la gestión del banco malo y de las Cajas rescatadas y la venta de las más dañadas han generado suficiente beneficio como plantarse en Bruselas con la apostura de un capitán de los Tercios de Flandes y lanzar el cheque sobre la mesa en plan España y yo somos así. Pero no puede ser. La SAREB pierde el dinero a chorros, la Cajas nacionalizadas se venden por nada y además pagamos los portes y el seguro y las cuentas de resultados de las que tienen alguno no dan ni para pipas.

La realidad es bien distinta. Esos millones y los treinta y muchos mil que quedan más sus intereses los vamos a pagar los contribuyentes. Los gobiernos se creen eternos pero sólo ejercen la autoridad de modo interino y delegado. Por ese motivo el préstamo se hizo a España; porque los países permanecen y los gobiernos se diluyen en el tiempo. Aunque lo que nos gustaría a los ciudadanos es que los demás – los gestores de las Cajas – hicieran lo mismo que nosotros, pagar de su bolsillo las propias deudas. Ya sabemos que es muy fácil invitar a un bautizo si el convite lo paga el padrino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: