EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » LOS UBICUOS

LOS UBICUOS


Publicado en Granada Hoy

La ubicuidad es cualidad de dioses. Lo más parecido para un pobre mortal serían algunos episodios concretos y milagrosos de bilocación. Un hecho excepcional considerado como uno de esos dones divinos que atesoraban los santos en las viejas hagiografías piadosas. Pero en estos tiempos de racionalidad y descreimiento es difícil encontrar alguien que defienda la veracidad de tales prodigios. Incluso para quienes crean firmemente en ellos, estar a la vez en dos lugares distanciados no es algo que pueda hacer cualquiera. Puede que nadie. Salvo que hablemos de un político español. Nuestro ejemplar autóctono de político parece estar señalado por el dedo divino de Zeus y bendecido por todos los dioses del Olimpo; es ubicuo, omnisciente, inmutable y alguno hasta se cree omnipotente. Pero centrémonos en su demostrada ubicuidad: sólo en el Congreso hay cuarenta y cinco diputados que son también, alcaldes o concejales. Y la situación se repite en el Senado y en los parlamentos autonómicos.

Existen auténticas marcas que deberían plasmarse en el inefable y hortera Libro Guinnes de los Records. Hay quien ocupa varios cargos electos, dos o tres en el partido, es miembro de algún gobierno y además, recibe de pedrea uno de esos apetecibles puestos de relumbrón, con más dietas que trabajo, como consejero de alguna fundación, caja de ahorros, empresa o televisión pública. Y lo saca todo adelante como las heroicas madres de la posguerra. Si nos lo contara alguno de esos Nodos modernos que se pagan con nuestros impuestos nos diría que por el bien de la patria derrochan sus energías atendiendo sin descanso enormes responsabilidades que legiones de ciudadanos serían incapaces de afrontar. Y añadiría que de la ciclópea capacidad de trabajo de tan grandes mujeres y hombres es prueba palpable la España que hoy, todos disfrutamos.

Pero no nos engañemos. La realidad es muy distinta de la ficción publicitaria de las biografías oficiales redactadas por los aduladores de cámara. No es posible atender con eficiencia tres o cuatro cargos distintos cuando todos requieren dedicación exclusiva. Así que ahora que se debate la elección directa de alcaldes y se habla tanto de regeneración, sería más que lógico pasar de la tertulia al debate y de este a la ley y  prohibir taxativamente la acumulación de cargos. Porque, como diría el castizo: más vale intentar hacer bien una cosa que desbaratar media docena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: