EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » EL DISCURSO DEL REY

EL DISCURSO DEL REY


Publicado en Granada Hoy.

The King’s Speech es la historia del logopeda Lionel Logue y Jorge VI, un rey tartamudo temeroso de dirigirse a su país. Más aún, cuando debe pronunciar un discurso en el que todos los ciudadanos contendrán la respiración al escuchar cada palabra, cada giro, cada titubeo y cada silencio pues se trata de la declaración de guerra a la Alemania de Hitler.

Balconada del Palacio de Buckingham. Londres (Reino Unido).

Balconada del Palacio de Buckingham. Londres (Reino Unido).

En 1976 y ante el Congreso de los EE.UU., Juan Carlos I proclamó su intención de conseguir la estabilidad social y política tras una larga dictadura y apostó firmemente por democratizar España. Cambio 16, una de las cabeceras más influyentes de la época, lo plasmó en una ingeniosa portada que resumía el empeño de modernización del rey. Bajo un titular de ecos chaplinianos, Un rey en Nueva York, los españoles le vieron bailando claqué sobre el skyline neoyorquino a imagen de un ágil Fred Astaire.Hace unos días, el rey se ha dirigido a la Asamblea General de la ONU y tras hablar del cambio climático ha insistido en el uso de la diplomacia para prevenir y resolver los conflictos internacionales pasando de puntillas por los problemas que copan los titulares de la prensa mundial. Ante la amenaza del terrorismo islamista, la perenne crisis económica, los desafíos secesionistas en Europa y en la propia patria o la corrupción que nos enfanga, algunos esperábamos algo más. La contundencia en las ideas es necesaria en los momentos de gravedad histórica y la responsabilidad de asumir el liderazgo social en las situaciones cruciales es de quienes nos dirigen. Y en cambio, en estos días de crisis institucional e incomprensible silencio en las alturas, se nos quiere consolar con la foto del rey con Mr. Obama y el plácido paseo del jefe del gobierno por la Gran Muralla. España les parecerá una balsa de aceite.

Nada nuevo hay bajo el sol de este país siempre en ebullición aunque todos los españoles preferiríamos uno de aburrida historia y tranquilos días. Por estos lares nunca ha marcado el tiempo el cansino tic tac del reloj. Más veces lo ha hecho el griterío de unos y otros, la algarada, el desafío chulesco y la dejadez y la huida de los llamados a liderar cada momento. Quizá por ese motivo, tantos políticos y millonarios buscan esa ansiada paz en las cumbres alpinas de una Suiza mortalmente soporífera donde el único ruido que les altera es el triscar de las cabritas del abuelo de Heidi mientras, juguetonas, pisotean los edelweiss.

Anuncios

1 comentario

  1. misael dice:

    Pues sí D. Luis, pasamos de toda una esperanza de Rey del año 1976 a unos desesperanzados súbditos del año 2014. Pasamos del compromiso de un rey con su pueblo a un discurso sin más compromiso que las flagüers pagüers.

    Y así andamos, sin barca, sin sentido de nación, y sin timonel, andan ellos haciendose fotos por tierras lejanas… A mi que no me digan, pero el antepenúltimo jefe de estado tenía toda la razón: habían muchos grupos que intentaban centrifugar la nación para romperla en mil pedazos.

    También tenía razón Guerra cuando afirmo “Este país no lo va a conocer ni la madre que lo parió”. Ozú miarma, arfonzo, que eré má salao que el bacalao. En fin.

    Saludos. D. Luis.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: