EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » “IL SACCO DI BANKIA”

“IL SACCO DI BANKIA”


Publicado en Granada Hoy.

En 1527 los soldados de Carlos V a los que se debían varias pagas se amotinaron y decidieron cobrarse en Roma lo que el Sacro Imperio no pagaba. El duque de Borbón mantuvo a duras penas la disciplina entre sus hombres hasta que un certero disparo le desmontó del caballo. Contó Cellini en su Vida se non è vero è ben trovato – que él disparó el arcabuz. Al genio le falló la intuición pero no la puntería: sin jefe que les contuviera, los imperiales se dieron al pillaje buscando satisfacer su sed de oro y sus más bajas pasiones. Un mes después, aún humeante la ciudad, el Papa pagó una suma desorbitada por su vida y dio fin al Sacco di Roma.

Castel Sant'Angelo, donde se refugió el Papa durante el Saco. Roma (Italia).

Castel Sant’Angelo, donde se refugió el Papa durante el Saco. Roma (Italia).

Saqueo es el mejor término para definir el latrocinio de los consejeros de Bankia. No han respetado vida, bienes o haciendas ajenas. Han roto el futuro de los preferentistas engañados, de sus trabajadores, acusados injustamente de la quiebra, con la letra escarlata – la B de Bankia – tatuada en la frente y de los contribuyentes que necesitaremos una generación para pagar los restos de la orgía. Es triste recordar que alguno de estos tipos que derrochaban el dinero de los demás, abogaban por reducir pensiones, desempleo y salarios o vincular estos a la productividad, receta que no parece que se aplicaran dados los resultados de la Caja. Lo único que diferencia a los lansquenetes de estos bravucones es que los primeros se habían ganado la soldada que exigían conquistando para el Imperio el norte de Italia. Los de Bankia ni siquiera dirigieron la Caja; estaban todo el día de compras sacando brillo a la tarjeta porque se la habían dado negra.

Pero los quince millones del escándalo son calderilla; la guinda del pútrido pastel del rescate que suma demasiados miles de millones. Y ya sospechamos que los saqueos no se limitan a Bankia, como a lo largo de la historia, no lo hicieron a la ciudad del Tíber.

Si Cellini tumbó al de Borbón de un disparo y ayudó al saco de Roma, en el caso de las Cajas, el arcabuz lo dispararon los partidos hace más de veinte años cuando, una vez más, confundieron público y gubernamental y permitieron a las venerables cajas locales dedicarse a la banca sin tradición, conocimiento ni personal preparado y además, pusieron a su frente al primer militante que les juró que sabía sumar. Lástima que hayan detenido al pequeño Nicolás, con esa inventiva y ese álbum de fotos… ¡qué gran presidente de Caja de Ahorros hubiera sido!

Anuncios

1 comentario

  1. misael dice:

    Pero un escándalo lleva a otro. Hoy nos desayunamos con la inhabilitación por 17 años a José Elpidio Silva por prevaricación. El tribunal ha entendido prevaricación donde en otras docenas de veces probablemente haya entendido “libertad de oficio” o pequeños “fallos de forma” del juez. Pero claro ! si vas contra la casta, si investigas la indudable relación entre los poderes políticos y financieros, se aplicará la ley de la misma forma en que las mafias saldan sus cuentas con los chivatos.
    Me entran unas ganas de votar al podemos… uy ! ya se me pasa !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: