EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » EL FONDO DE RESERVA DE LA SEGURIDAD SOCIAL

EL FONDO DE RESERVA DE LA SEGURIDAD SOCIAL


Ahora que empieza el año de la recuperación, o al menos eso dicen, no estaría de más volver la vista hacia la gestión de nuestro Sistema de Pensiones, convertido últimamente en el pimpampum de esa feria de las vanidades que es la política patria. Sería interesante analizar sus desafíos y necesidades, más allá del insistente baqueteo al que lo someten los profetas del desastre que prevén su pronta desaparición y de la continua elevación a los altares, como símbolo de la utopía estatista, tan del gusto de los autoproclamados defensores de lo público, más preocupados por su idealización que por su viabilidad.

Como todos sabemos, la Seguridad Social dispone de un Fondo de Reserva que actúa como recurso especial y que tiene como objeto cubrir las necesidades de liquidez de nuestro sistema de reparto en los casos en los que los ingresos por cotizaciones resulten insuficientes para atender las obligaciones mensuales de pago a los pensionistas.

Cuando los Sistemas de Pensiones son de reparto están demasiado expuestos al ciclo económico. Toda crisis conlleva una reducción del número de trabajadores en activo – cotizantes – y una caída de sus remuneraciones. Estos son los dos parámetros en los que se basa la recaudación del sistema que como no podía ser de otra forma decrece. Las pensiones, en cambio, son obligaciones previamente contraídas cuyo importe no puede referenciarse a la situación económica o a las disponibilidades del sistema, razón por la cual su importe, cuando menos, se mantiene. A la inversa, en situaciones de bonanza, la recaudación se dispara y las obligaciones permanecen razonablemente inalterables.

Durante años, los superávits quedaban en manos del estado que, a cambio, se comprometía a cubrir los déficits con su recaudación corriente de impuestos. Pero en 1995, las diversas fuerzas políticas sellaron el denominado Pacto de Toledo, acuerdo que entre otras muchas cuestiones recogía la necesidad de que el Sistema Contributivo de Pensiones convirtiera los superávits en reservas con la finalidad de atenuar los efectos de los ciclos económicos.

Y así, en 1997 la Ley de Consolidación y Racionalización del Sistema de Seguridad Social estableció el Fondo de Reserva tal y como lo conocemos hoy en día. Como siempre ocurre, una cosa es la publicación de la norma en el correspondiente Boletín Oficial y otra muy distinta su plasmación real que en este caso no ocurrió hasta que en el año 2000 se realizó una primera dotación de Cien mil millones de pesetas (equivalentes a 601 millones de euros).

En los años sucesivos, la cuenta del Fondo creció al igual que lo hacía la economía nacional. Como no podía ser de otra manera, la ley no limita las cantidades que pueden aportarse al fondo. Basta con que los ingresos sean mayores a los gastos y que la situación económica de la Seguridad Social lo permita siendo la decisión, competencia del Consejo de Ministros.

Lo interesante del Fondo de Reserva es que no es una mera cuenta de ahorro de libre disposición sino que se constituye como un conjunto de inversiones rentables cuyo objeto es producir el máximo beneficio posible asumiendo el mínimo riesgo. Lógicamente, los rendimientos obtenidos engrosarán el Fondo y deberán ser reinvertidos para maximizar la inversión.

Actualmente, la mayor parte del capital está invertido en deuda pública española. Y es aquí donde surge una situación un tanto peligrosa desde el punto de vista financiero. Dado que es el gobierno quien decide en que activos se invierte el dinero del Fondo de Reserva y que es el propio gobierno el principal interesado en financiarse mediante la emisión de Deuda Pública, acaba ocurriendo que las cantidades reservadas para pagar las pensiones en un futuro son quienes financian el déficit del estado. En el caso de que España sufriera una crisis profunda que le obligara a reestructurar su deuda admitiendo quitas, como ha ocurrido en Grecia, los pensionistas serían los principales damnificados al perder, de golpe, parte del aseguramiento de sus pensiones futuras. Es claro que no parece probable que algo así ocurra, pero dado que la posibilidad existe, hubiera sido mucho más sensato invertir en deuda pública de terceros países más solventes que el nuestro en el momento de la adquisición de los activos.

Por último, es interesante analizar en qué casos se permite disponer del Fondo de Reserva. Por prudencia, la ley exige que se den simultáneamente las dos circunstancias siguientes: que exista una situación estructural de déficit por operaciones no financieras del sistema de Seguridad Social y que sea necesario para poder abonar las pensiones de carácter contributivo y los gastos relacionados con su gestión.

En ese caso, podrá disponerse del dinero necesario con el límite legal del tres por ciento por ciento de la suma del gasto relativo a prestaciones contributivas y los gastos para su gestión.

La constitución del Fondo de Reserva fue una decisión inteligente y necesaria. Pero, al fin y al cabo, no es más que un mecanismo de compensación temporal que permite asumir los déficits del sistema siempre que previamente se hayan generado fondos suficientes gracias a la acumulación de superávits. Si llegara a agotarse habría que recurrir a financiar el Sistema de pensiones mediante la emisión de deuda o el apoyo del estado. Por tanto, no garantiza por sí mismo la viabilidad del sistema que requerirá de otra serie de reformas que sean capaces de anticiparse a vaivenes económicos y a la evolución demográfica de la población.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: