EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » Actualidad Bancaria » EL ESCANDALOSO BENEFICIO BANCARIO

EL ESCANDALOSO BENEFICIO BANCARIO


Aún hay demasiados, no sé si tontos o demagogos que se escandalizan cada vez que un banco presenta sus cuentas anuales y lo hace en positivo. Son los mismos que se desgañitaron gritando contra el rescate de los bancos olvidando que el dinero de todos los españoles y en parte, del resto de los ciudadanos de la Unión Europea, se utilizó para salvar lo que quedaba en España de banca pública. Pues no eran otra cosa las viejas Cajas de Ahorros.

Y lo más divertido es que abominaban contra la aportación de fondos públicos a las entidades quebradas a la vez que pedían con más fuerza aún, la nacionalización de la banca. Al parecer, dedicar el dinero de todos a tapar las vergüenzas y los agujeros de las Cajas no es nacionalizar. Según ellos es puro liberalismo, o mejor, neoliberalismo que suena más postmoderno. Pero la realidad es que no hay nada más liberal que dejar caer a una empresa ineficiente porque si los beneficios han de ser privados, no hay razón alguna para socializar las pérdidas.

Pero en fin, como decía Guerrita, el insigne torero cordobés, ca uno es ca uno y tié sus caunás. Y a los apóstoles de lo público, la socialización y el estatismo no hay nada que les emocione más, aparte de un concierto reivindicativo con camisetas de Che, mecheritos titilantes y banderas rojas, que la nacionalización de la banca y de los medios de producción. Hechos ambos que suponen la parusía del ateísmo bolchevique.

Así que en los países en los que hay cierta libertad de mercado, las semanas en las que la banca presenta sus resultados, sobre todo si como este año son buenos, el terror aparece en sus rostros y el escándalo está servido.

Por decirlo sencillamente, la obligación de todo banco es ganar dinero. Y esa es la razón por la que debería aceptarse que la banca gane dinero con la misma naturalidad que admitimos que las monjitas de clausura recen maitines, que la tuna te arruine el banquete de boda o que el sol salga por el este.

Sin embargo, a los tontos o demagogos de los que hablábamos al inicio de estas líneas, les parece escandaloso y así se han manifestado ya unos cuantos. Inciden, además, en subrayar las cantidades con tal intensidad que uno se teme que pueda darles un ictus y en compararlas con otras con las que no tiene sentido hacerlo, sea el número de parados, el salario mínimo o el precio de una barra de pan. ¿Qué esperan de un negocio como el bancario? ¿Que ganen, dicho en un español de siempre, cuatro duros? Sólo por el volumen de actividad las cifras de un balance bancario siempre van a resultar estratosféricas, al igual que las de cualquier gran empresa o las del propio estado.

En fin, volviendo al maestro Guerrita: lo que no pué ser, no pué ser y además es imposible y con esta gente ocurre algo parecido. Ya dice el refrán que no se pueden pedir peras al olmo, a lo que un viejo profesor mío siempre contestaba: pero se puede arrancar el olmo y plantar un peral. O lo que es lo mismo, educar financieramente a la ciudadanía.

Yendo al quid de la cuestión, parece que los resultados de las distintas entidades financieras españolas están en línea de lo ansiado, más que esperado y están resultando realmente buenos. Los cinco grandes, Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell y Popular han obtenido beneficio neto de 9.756,1 millones de euros en 2014, frente a los 7.674 millones del año anterior, aumentado sus resultados en algo más de un 27%.

Bankia queda fuera de la cifra a la espera de que el FROB decida quién va a asumir la compensación a los accionistas por la deplorable salida a Bolsa de 2011.

En detalle, el Santander alcanza los 5.816 millones (39% de incremento) y además, lo que es mucho más importante aumentó negocio en todos sus mercados por primera vez desde que la economía mundial entró en crisis. BBVA ganó 2.618 millones, un 25,7% más; Caixabank alcanzó los 620 millones con una mejora del 23,2%; Popular 330,4 millones, lo que supone crecer un 31,4% y Sabadell, 371,7 millones y el record del grupo con un aumento del 50%.

La noticia es buena, no sólo para sus trabajadores y accionistas sino para toda la sociedad; los beneficios de la banca siempre anticipan el cambio de ciclo económico ante la incipiente recuperación de la actividad. Y algo así, aunque siga habiendo tontos y demagogos, no debería generar escándalo alguno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: