EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » COMO LEER UN BALANCE BANCARIO

COMO LEER UN BALANCE BANCARIO


Cualquier economía desarrollada requiere un Sistema financiero complejo, que contribuya a la expansión, afianzamiento y evolución de todo el sistema económico. La creación de un amplio entramado de relaciones de crédito mediante la actuación de la banca entre ahorradores e inversores da lugar al sistema financiero que no es algo invertebrado sino un conjunto complejo y estructurado.

La función básica es la intermediación y el objetivo primordial es crear las condiciones necesarias para fomentar el ahorro. Sin ahorradores no hay recursos que intermediar. Conseguido este, y ya que debe remunerarse deberán asignarse recursos a aquellos sectores productivos con capacidad de devolución o a los consumidores con posibilidad de reintegrar mediante su ahorro las cantidades que se le anticiparon. Dicha asignación de recursos debe hacerse con garantías de devolución, por tanto tendrá que conceder créditos analizando convenientemente el riesgo. Teniendo en cuenta que el libre mercado evoluciona en función de incontables valores que fluctúan deberá tener la suficiente maniobrabilidad como para que los medios que utiliza y los mercados se adapten a la situación real. El sistema financiero debe adaptarse al mercado para cumplir los objetivos que hemos señalado.

Por tanto, a mayor número de entidades existirá más oferta de productos que podríamos analizar – y así lo haremos – clasificar desde el punto de vista del banco y de la rentabilidad para el acreedor.

Para conocer la realidad económica y la situación financiera de una entidad bancaria recurrimos, al igual que haríamos con cualquier empresa, a su Balance público. La contabilidad es imprescindible para todo tipo de empresas ya que permite disponer de la información que se precisa para conocer la situación real del negocio, cómo se genera el beneficio y cuál es el patrimonio de la compañía a la vez que nos permite, si disponemos de información serializada, prever su evolución económico-financiera.

La diversidad de operaciones que realiza el comercio bancario exige una organización contable muy escrupulosa, pues no debe perderse de vista que en estas entidades no sólo se administra el capital de los accionistas dueños de la entidad sino también el de terceras personas que lo entregan a dichos organismos bajo la forma de depósitos.

Las diferencias fundamentales entre la contabilidad financiera y bancaria estriba en la propia operativa del negocio bancario que se reduce a relaciones jurídicas de tipo crediticio donde el banco y sus clientes toman posiciones deudoras y acreedoras indistintamente así como en la necesidad de una amplia contabilidad auxiliar en el caso de la banca.

Lógicamente, el banco no tiene Mercaderías, ni Existencias, ni tampoco Compras o Ventas, que son propias de las empresas comerciales. Su negocio se basa en la deuda, propia y ajena. Por tanto sus capítulos principales lo constituyen las cuentas de  Acreedores y Deudores.

El Patrimonio de una entidad financiera responde al siguiente esquema:

COMPOSICIÓN CUALITATIVA DEL PATRIMONIO DE UNA ENTIDAD FINANCIERA BANCARIA

COMPOSICIÓN CUALITATIVA DEL PATRIMONIO DE UNA ENTIDAD FINANCIERA BANCARIA

En definitiva, la contabilidad bancaria es especial en la proporción en que el negocio bancario es diferente del de las empresas comerciales.

Por otra parte, también tiene dos especialidades derivadas de la necesidad de trabajar con sucursales, ya que ninguna responde en la estructura de su negocio a la que representa la generalidad del banco al que pertenece; además, la necesidad de tener una extensa información interna y la obligación de comunicársela a los clientes nos obliga a multiplicar el desglose de cuentas.

En último lugar, las administraciones públicas deben velar porque las operaciones bancarias no pongan en excesivo riesgo los depósitos de clientes. Para ello, se reservan, a través de determinadas instituciones – Banco Central, hacienda Pública, Instituciones de control, etc.- la posibilidad de inspeccionar la operativa de las entidades financieras y lo realiza a través de la contabilidad de éstas.

Por tanto, la lectura del Balance Bancario que desglosaremos en posteriores Notas no puede responder a los mismos esquemas que aplicaríamos a una compañía comercial ya que, sencillamente, no hay empresa más apalancada, con menos inmovilizado y con menor capital que una que se dedique al negocio bancario. La razón es muy sencilla; la actividad bancaria e basa operaciones de crédito, tanto recibido – contra los depósitos de clientes – como otorgado – cuando financia familias, empresas e instituciones. Y esa es la razón por la que su lectura ha de ser exclusivamente financiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: