EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » BALANCE BANCARIO Y BALANCE DE EMPRESA

BALANCE BANCARIO Y BALANCE DE EMPRESA


El negocio bancario típico se basa en la Intermediación financiera, esto es, obtiene recursos de los ahorradores (agentes económicos con excedentes monetarios) a quienes se los remunera a un precio determinado y después, siempre por cuenta propia los presta a los solicitantes de crédito (agentes económicos con necesidades de financiación) cobrándoles por ello un interés superior al que abona a los ahorradores.

La diferencia entre rendimientos obtenidos del crédito – Productos Financieros – y remuneraciones totales  – Costes Financieros – constituye el denominado Margen Financiero de la entidad. Gráficamente, podemos expresarlo del modo siguiente:

Margen de Intermediación Bancario

Margen de Intermediación Bancario

En principio, el Balance de una entidad bancaria no difiere de los Balances usuales de las empresas, ya que básicamente, recoge idénticos conceptos:

Estructura del Balance Bancario.

Estructura del Balance Bancario.

Todas las empresas ofrecen crédito, básicamente a sus Clientes, aunque también a Deudores, Proveedores o Trabajadores. Dichos derechos de cobro se recogen en diversas cuentas en función de quien sea el obligado al pago y de qué modo esté plasmado jurídicamente el derecho. Así, aparecen cuentas de Clientes, Deudores, Anticipos de Remuneraciones o a Proveedores y Otras de Efectos a Cobrar. Pero es claro que la actividad típica de las empresas comerciales o de servicios no financieros no es el crédito y por tanto, estas situaciones son, no ya temporales sino meramente transaccionales y buscan diferir ingresos para aumentar las ventas. La banca, por contra, tiene el crédito como actividad habitual.

Consecuencia evidente del carácter eminentemente monetario de un Balance Bancario es el porcentaje de activos (créditos) y pasivos (depósitos) que suponen riesgo es muy elevado.

El riesgo del crédito resulta evidente ya que si el acreditado no es capaz de devolver la cantidad prestada más los intereses devengados, dicha operación resultaría fallida y reduciría el beneficio de la entidad, no sólo en lo que respecta a sus ingresos por intereses sino también en el capital perdido que debería recuperar por la única vía que le es posible, dar más crédito.

También existe riesgo en el pasivo, por ejemplo, el de liquidez. El Banco tiene que hacer frente a sus compromisos de pago en las fechas previstas y en caso de que no pudiera hacerlo tendría que obtener recursos de modo urgente lo que exigiría hacerlo a un precio más elevado.

También existen riesgos en las operaciones de cambio de divisas por la fluctuación de los mercados y en las de compra-venta de activos financieros por las diferencias de cotización.

Por último, es un riesgo importante el derivado de las remuneraciones del pasivo cuando, para ser competitivas o aumentar cuotas de mercado obligan a la entidad a reducir sus márgenes de beneficio.

Como comparamos en el Cuadro adjunto, en el que los distintos epígrafes se ordenan por orden de importancia y volumen de balance, las diferencias de Balance entre las empresas bancarias y las no bancarias es muy acusado.

Comparación entre Balance Bancario y de Empresas No financieras

Comparación entre Balance Bancario y de Empresas No financieras

La otra diferencia importante entre los bancos y las empresas no financieras es la que resulta de su estructura comercial. Cualquier empresa puede trabajar con sucursales pero todas realizaran ventas. La particularidad bancaria estriba en que hay sucursales que venden más que compran (las de activo), sucursales que compran más que venden (las de pasivo) y sucursales que equilibran ambas actividades.

Lógicamente, el Balance General surge de la agregación de los Balances de todas las sucursales de una entidad financiera. Como la actividad de las sucursales es diversa sus balances no son reproducciones miméticas.

En función del peso que en su cifra de negocio – suma de las partidas del balance – tienen unas u otras operaciones podemos dividir a las sucursales en tres tipos:

1.- Sucursales de ACTIVO: Podemos definir de esta manera a aquellas en las que predominan las operaciones de riesgo. Son oficinas de empresas o las situadas en lugares donde las actividades de financiación son importantes, como polígonos industriales. También se puede tratar de oficinas con fuerte presencia en la financiación de particulares, si bien estos préstamos suelen ser de pequeños nominales.

2.- Sucursales de PASIVO: En este caso nos encontramos ante oficinas caeurodoras de pasivo, bien de particulares, de empresas o de instituciones. La mayor parte de su balance esta instrumentado en toma de depósitos.

3.- Sucursales de BALANCE EQUILIBRADO: No son excesivamente usuales. Serían aquellas que tienen cifras similares de crédito y depósito.

Desde el punto de vista del negocio bancario es necesario, tanto captar pasivo en forma de depósitos como dedicarlo al préstamo, pero si no se realizaran las oportunas correcciones que vimos en una serie de Notas, las sucursales de Activo sólo ofrecerían beneficios y las de Pasivo, pérdidas, ya que las primeras ingresarían intereses cobrados a los clientes y las segundas se limitarían a pagar remuneraciones a sus depositantes.

Los Balances de las Sucursales  reflejarán los estados financieros de cada oficina y nos deberán proporcionar la información necesaria para desarrollar la actividad comercial de la sucursal y será el estudio del Balance General será el que nos permitirá conocer la situación real de la entidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: