EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » PARLAMENTARISMO

PARLAMENTARISMO


Publicado en Granada Hoy.

Puede que a la señora Díaz y dada la ultrapersonalista campaña electoral que ha protagonizado –recuerden el #Yoconsusana de la cartelería- le resulte raro comprobar que a diferencia de lo que ocurre en los reality shows televisivos o en el Festival de Eurovisión, en las democracias parlamentarias no basta con ser el más votado para ganar el premio que aquí no es otro que formar gobierno. De ahí, la triste pesadumbre que atenaza a tantos militantes socialistas y populares cuando exigen que gobierne la lista más votada sin colegir –al menos, espero que así sea– la clara inconstitucionalidad de tal propuesta.

Y es que los partidos tienden con demasiada ligereza a sucumbir al supuesto encanto del líder de turno hasta el punto de olvidar las reglas que imponen la Constitución y el Estatuto.

Guste o no, la presidencia del ejecutivo corresponde a quien sea capaz de aglutinar una mayoría parlamentaria suficiente para que le apoye en su investidura y sostenga su labor de gobierno. Así que la señora Díaz debería abandonar la demagogia de eso que llama el pacto con los andaluces y concentrarse en buscar un consenso que le deviene en imprescindible, sea coaligándose con otro partido o suscribiendo un pacto de legislatura. De no ser así, podría superar precariamente la investidura gracias a la abstención del PP o de las diversas sumas que pudieran surgir de la alambicada y caprichosa aritmética parlamentaria.

Y aunque esta última posibilidad llevaría al PSOE a sufrir el inestable equilibrio de quien se ve obligado a avanzar con la misma prudencia que un zapador por un campo minado no debería olvidarse que tras la famosa legislatura de la pinza entre PP e IU, el gran beneficiado fue el PSOE.

Así que si la señora Díaz es incapaz de convencer a nadie para que la apoye, ¿qué problema hay en repetir elecciones? ¿Dónde está la tragedia? A nadie le va a importar votar en septiembre. Quien ha suspendido esta convocatoria no ha sido la ciudadanía y entonces veremos si nuestros representantes han aprovechado el verano o siguen igual.

Los presupuestos están aprobados y existe una estructura administrativa a la que no debe afectar la situación. Bélgica estuvo dieciocho meses sin gobierno en medio de la crisis y sin embargo, su economía creció, redujo el déficit y ejerció la presidencia semestral de la UE. Con ese ejemplo, reconózcanme que dan ganas de disfrutar seis u ocho meses sin gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: