EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » LA ÚLTIMA TRAICIÓN

LA ÚLTIMA TRAICIÓN


Publicado en Granada Hoy.

No hay mayor tristeza que el recuerdo de la ventura en medio de la desgracia. Así contesta la bella Francesca de Rímini al divino Dante cuando este la inquiere pues ansía saber qué la llevó el infierno. Y al confesarle que no fue el amor sino la lujuria, el poeta comprende cuan leve es la línea que puede separar al pecado de la virtud. Idéntica sorpresa han debido sentir los votantes del PP al ver como quien representó el milagro económico del cambio de siglo entraba en un coche policial tras el registro de su casa y su despacho.

No hay mayor dolor que recordar en estos tiempos de descomposición y desánimo la formidable unidad y fortaleza de aquel partido que fue capaz de ilusionar a media España con un mensaje de regeneración, honradez y transparencia y la promesa de aplicarlo en todas las instituciones. Más aún, cuando una de las figuras señeras de aquella era gloriosa; para muchos el mejor ministro de Economía de la historia reciente, es el protagonista de la última traición a un electorado cada día más inerme y avergonzado.

No hay mayor incumplimiento conocido de un programa electoral que el de este PP. Pues desde su primer Consejo de Ministros ha gobernado en contra de sus votantes, subiendo impuestos, congelando pensiones, precarizando el trabajo, aumentando la deuda pública hasta niveles desconocidos y manteniendo el estado hipertrofiado e ineficiente que seguimos sufriendo y pagando. Y hay que reconocer que en una muestra épica de heroico sacrificio, las clases medias que llevaban dos decenios aupando a los candidatos de la gaviota, se tragaron las lágrimas y aún, con un nudo en la garganta volvieron a dar su apoyo al partido de siempre. Unos con resignación, otros por miedo a lo que pudiera venir y bastantes con la única esperanza de que todo cambiara. Pero al votante tradicional del PP ya no le queda un retazo de espalda sana para recibir más puñaladas traperas.

No hay mayor indignidad que la traición. Quien comete un acto impropio, ningún sentimiento provoca a quien de él nada espera pero quiebra la lealtad que debe a los suyos. El número de dirigentes del PP implicados en asuntos de corrupción, hayan visto amanecer tras las rejas o estén camino de hacerlo supera en mucho la capacidad de aceptación de un electorado que siempre creyó en la honradez y la preparación de aquellos a quienes otorgaba su confianza hoy reiterada y torticeramente traicionada.

Anuncios

2 comentarios

  1. misael dice:

    Pues sí D. Luis.

    El D. Tancredo Rajoy decidió que lo “suyo” era la economía. La integridad territorial, el despiporre autonómico, el sentido de estado, la corrupción institucional, la educación, etc.. eso lo dejaba tal como embasuradamente lo dejó la cosa psoe.

    Olvidan, principalmente los concernidos, que cuando un preboste jura cargo, jura “cumplir” y “hacer cumplir” las leyes. Y es en lo de “hacer cumplir” donde todos fallan hasta el ridículo. Sí el ridículo que ha hecho Rajoy cuando decía que el referendum que hizo Mas no era un referendum porque no era legal y se quedaba tan pancho. Algo así como si yo no pago impuestos y como no pago impuestos es que no deberé tener que pagarlos.

    Vivimos en los tiempos de la infamia. El problema es que ya son muchos años, y no hay nación que aguante tanto. La catadura moral de nuestros gobernantes, democráticamente elegidos y algunos reelegidos, da buena cuenta del “talante” del noble pueblo español.

    De todas formas, sin que yo pretenda defender a nadie, sólo decirle, que creo que a Rato se la han jugado. Sí, le han castigado con una pena de telediario… por un presunto delito de alzamiento de bienes… ¡ pero si a los tres días bajaron sustancialmente la fianza a Bankia ! Por cuatro chavos, como aquel que dice, le han hecho lo que no se han atrevido a hacerle a ninguno de los Pujol… o alguno de los Urdangarían… ¿ Alguien se la tenía jurada en la Agencia ? ¿ Algún Sorayo que da un golpe de autoridad ?

    Me gusta

    • Es posible Misael que algo haya de propaganda mal entendida pero para el ciudadano de a pie, el problema de fondo es sencillo, se siente como su tatarabuelo cuando aquel rey conocido por el Deseado se convirtió en el mayor Felón de nuestra historia. Absolutamente desolado y defraudado.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: