EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » Notas Disonantes » EL TRABAJO QUE VUELVE

EL TRABAJO QUE VUELVE


Emitido el La Mañana de COPE Granada.

Ayer se publicó la Encuesta de Población Activa del II Trimestre y desde se ofrecieron las primeras cifras hemos asistido a una auténtica riada de interpretaciones, unas más interesadas que otras, pero creo que todas sinceras. No es este un asunto para hacer sangre política ni provocar bulla mediática. Lógicamente, un estudio tan amplio y de una realidad tan compleja, ofrece datos buenos y malos.

Para mí, los más preocupantes son la debilidad de nuestra economía a la hora de crear empleo al ritmo que lo necesitamos y sobre todo, su baja calidad. Más del ochenta por ciento de los contratos firmados han sido temporales y eso nunca es una buena noticia. La temporalidad es el gran lastre de nuestro mercado laboral. También nos debe seguir preocupando que el paro entre los jóvenes sea tan elevado, que la mitad de los parados lleve al menos un año desempleado y que aún haya ciento treinta y seis mil hogares en los que nadie ingresa un solo euro. Pero sobre todas las cosas jamás hay que olvidar a los más de cinco millones de compatriotas que siguen buscando un empleo. Es inadmisible que uno de cada cinco ciudadanos en edad de trabajar esté desocupado y no por voluntad propia.

Pero al menos, y aunque sea un pobre consuelo; todos los datos negativos, por fin, bajan.

Lo más positivo de esta EPA es que se confirma la consolidación de la recuperación económica después de varios años de una brutal y terrible destrucción de empleo que ahora consigue crecer a un ritmo anual del tres por ciento. Nadie puede negar que la cadencia es pausada y claramente insuficiente para aspirar al objetivo de cualquier sociedad moderna que no ha de ser otro que el pleno empleo. Pero al menos, se abre una ventana a la esperanza. Además, sube el número de trabajadores; ya somos casi dieciocho millones y el paro baja durante el último año, en casi medio millón de personas. También resulta muy interesante que todo el empleo creado en este último trimestre sea privado y ha caído, aunque sea testimonialmente el número de empleados públicos aunque en el último año superara los veinticinco mil. Supongo que el motor de aquellas contrataciones habrán sido las pasadas elecciones de mayo.

Estas son, con sus luces y sombras, las cifras de la EPA. Pero ya lo sabíamos. Es la tendencia que se viene marcando desde hace un par de años. En cambio, convendrán conmigo en que el problema de fondo del paro siempre es el mismo: los datos pueden analizarse con la cabeza fría pero cuando se piensa que tras uno esos números está alguien cercano o incluso nosotros mismos, la situación cambia radicalmente.

Por eso, cuando ayer, por fin, se publicaron los datos de la EPA más esperada de los últimos años hubo un cierto suspiro de desilusión. La ministra de Empleo y su cohorte de altos funcionarios habían insistido tanto en que los datos iban a ser históricos que al final, aunque buenos, nos dejan cierto regusto a tampoco es para tanto. El gobierno parece haber olvidado que la vida es una cuestión de expectativas. Imagine que durante los días anteriores a una fiesta le alaban hasta el aburrimiento la belleza, inteligencia, encanto, cultura, simpatía y demás virtudes de un desconocido a quien desean que conozca. Llegado el momento, siempre le parecerá menos de lo prometido y hasta puede que vulgar o poco educado. Y eso es lo que le ha sucedido al gobierno. Ha defraudado las expectativas. Se esperaba algo más en cantidad y desde luego, mucho más en calidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: