EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » Notas Disonantes » NOCHES ELÉCTRICAS

NOCHES ELÉCTRICAS


Emitido en La Mañana de COPE Granada.

Ayer entró en vigor la nueva tarifa eléctrica. Pero sólo para quienes dispongan de un contador inteligente. De un tiempo a esta parte trabajamos en edificios inteligentes, hablamos a través de teléfonos inteligentes, nos venden coches, lavadoras, lavavajillas y frigoríficos inteligentes aunque estamos rodeados de los mismos tontos de siempre. Ya se sabe que el porcentaje de estúpidos en todo grupo humano es constante, se trate del Consejo de Ministros, el Gobierno de una Comunidad Autónoma, un Parlamento cualquiera, el Pleno del Ayuntamiento o incluso, un Congreso de Premios Nobeles porque ya decía un profesor mío de los Maristas que no hay que confiarse porque la sabiduría no cura la estupidez y se puede ser tonto con diez carreras.

Lo curioso es que con tanta máquina inteligente y tanto procedimiento algorítmico y esotérico, el consumidor es incapaz de entender el recibo de la luz, el del agua y el de cualquier otro monopolio encubierto a los que son tan aficionados los gobiernos de España desde los tiempos de Felipe II cuando se creó el estanco de la sal.

Así que a partir de ahora, además de seguir pagando lo que nos quieran cobrar las compañías eléctricas nos van a volver locos y a quitar el sueño. Verán, alguno de esos tontos del Un dos, tres (un enchufe, dos carreras y tres idiomas) ha creído conveniente que el precio de la luz, que como todo el mundo sabe es un lujo propio de millonarios, se vincule a la cotización del mercado eléctrico del día anterior, que además se estipula por períodos de una hora. Supongo que la mayoría de los ciudadanos conocen el Mercado de Abastos pero no tenían noticia de que hubiera un mercado eléctrico. Pues bien, ese mercado desconocido en el que no tenemos opción de participar va a determinar lo que nos cuesta poner una lavadora, ver la tele o plancharnos la camisa. El problema es que la luz va a ser más cara cuando mayor sea la demanda y viceversa. Qué somos muchos los que queremos hacernos el desayuno, pues la luz valdrá más que si nadie enchufa un electrodoméstico.

A ver, es algo así como si usted se sube al autobús a las siete de la mañana cuando va lleno y le cobran seis euros por el billete, más otros seis a las tres de la tarde cuando vuelve a casa, pero si va al trabajo a las cinco de la mañana y vuelve a las once, le cuesta un euro cada billete. Una idiotez, ¿verdad? Primero, porque el coste de la empresa de transportes – combustible, salario del conductor, etc. – es casi igual vaya un viajero o cuarenta y en segundo lugar porque en los servicios siempre se ha pregonado que a mayor uso menor precio. Y aquí justo se hace lo contrario.

El mensaje del gobierno, que evidentemente no nos creemos ninguno, es que vamos a ahorrar en la factura de la luz. El de los expertos, que la hora más cara es de ocho a diez de la noche; así que a cenar a las siete o a las once para ahorrar. Y el de las asociaciones de consumidores que las horas más baratas son las de la madrugada. Así que vamos a tener una sinfonía de lavadoras, lavavajillas, secadores de pelo y ollas exprés pitando a las cuatro de la mañana para pagar menos en la factura de la luz. Lo bueno del caso es que esas estruendosas veladas comunitarias, esas relampagueantes noches eléctricas con todos los vecinos asomados al ojo de patio, unos tendiendo y otros protestando, durará un par de meses, ya que si la demanda sube de madrugada lo más barato será volver a enchufar los electrodomésticos en las horas de toda la vida. Y unos meses después, vuelta a empezar.

En fin, que pagar vamos a pagar lo mismo, pero entretenidos nos van a tener y es que hay demasiado tonto suelto deambulando por despachos enmoquetados.

Anuncios

1 comentario

  1. misael dice:

    D. Luis,

    Lo del recibo de la luz, en este país, no es de recibo.

    La hinchazón a impuestos a un servicio básico. La doble imposición. La intervención estatal que imposibilita prácticamante la competencia. El pago de las renovables. El altísimo pago de la cuota fija de “término de potencia” por el mero hecho de estar conectado, etc.

    ¿ Pero nos hemos vuelto locos aguantando tanto desatino ? El nivel de ignominia que es capaz de aguantar la población española, es de un ocho mil, de esos de Juanito Oyarzábal.

    La ex ministra Trinidad Jiménez va a Telefonica. ¿ Tendrán algo que ver las puertas giratorias para políticos, muchas de las cuales llevan a las eléctricas, en este guirigay de sierra morena en que se ha convertido el recibo de la luz ?

    saludos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: