EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » Notas Disonantes » EL CHIVO EXPIATORIO DE VOLKSWAGEN

EL CHIVO EXPIATORIO DE VOLKSWAGEN


 

Emitido en La Mañana de COPE Granada.

Supongo que el alboroto generado por Volkswagen nos va a ocupar durante demasiados meses, así que no es cuestión de analizar ahora las consecuencias que podría provocar a la multinacional alemana y a todo su grupo, una actuación tan desafortunada como inesperada, dada la tradicional imagen de seriedad y precisión que siempre han disfrutado nuestros vecinos alemanes y de la que tan orgullosos se sienten.

Pero sí me ha llamado la atención que un fraude tan masivo como este se pretenda achacar exclusivamente a un grupo de empleados. Ha publicado The Wall Street Journal que el asunto podría haberse iniciado cuando dos de los mejores ingenieros de la compañía, Ulrich Hackenberg, jefe de ingenieros de Audi, y Wolfgang Hatz, desarrollador de Fórmula 1 de Porsche, descubrieron que era imposible conseguir un motor diesel no contaminante, tal y como prometía su publicidad. Al parecer, heridos en su doble orgullo, como alemanes y como ingenieros, pergeñaron la idea de manipular el software informático para así, salvar el honor de la ingeniería alemana. Supongo que en este momento, cuando se filme la correspondiente película propagandística, la imagen de ambos técnicos se fundirá con la bandera negra, roja y oro, a los acordes del Deutschlandlied, mientras hordas de patriotas alemanes aplaudirán emocionados. Al fin y al cabo, la mayoría de las heroicidades patrióticas están protagonizadas por una pandilla de dementes que se empeñan en sacrificarse para salvar al resto de sus compatriotas. Y todo ello, sin que nadie se lo haya siquiera insinuado.

Para cerrar el cuadro emotivo y romántico, sólo nos queda escuchar el compungido discurso de los altos ejecutivos de la compañía que como ofendidas damiselas del novecento, querrán convencernos de que ellos son los primeros engañados y que jamás hubieran pensado que aquellos encantadores ingenieros ocultaban tras sus impolutas batas de investigador una especie de míster Hyde de las tecnologías.

Pero me temo que no, que el mercado, los consumidores, el ciudadano normal que como usted y como yo, paga impuestos de los que salen las subvenciones, directas o indirectas, cobradas por Volkswagen por no contaminar, no nos vamos a creer tamaña historieta. Recordemos a Séneca cuando afirmaba cui prodest scelus, is fecit – aquél a quien aprovecha el crimen es quien lo ha cometido.

Cuando tu nómina, como ocurre en estas grandes compañías, crece hasta cifras estratosféricas al ritmo de los beneficios obtenidos, es razonable que tu responsabilidad se extienda a todo aquello, bueno o malo, que sea causado por la misma. De igual modo que los grandes directivos de Volkswagen se vanagloriaron de las bajas emisiones de sus vehículos han de asumir ahora su responsabilidad. Si eran desconocedores del fraude lo harán por incompetentes, ingenuos e incapaces. Y es evidente que si lo conocían y lo consintieron, se les deberá exigir mucho más. Pero sea como fuere, lo que resulta ridículo es pretender zanjar un asunto tan grave mostrando a los mercados un par de cabezas de turco que actúen como chivos expiatorios de toda la organización.

Narra el Levítico que el Día de la Expiación, los judíos purificaban el tabernáculo echando suertes sobre dos machos cabríos. Uno se sacrificaba por el Sumo Sacerdote para expiar los pecados de los israelitas y el otro que era cargado simbólicamente con las culpas del Pueblo de Israel se enviaba al desierto donde moría de sed. De ese modo, la mancha del pecado se lavaba gracias al sacrificio de un pobre chivo que no había cometido ninguno de ellos y todo el pueblo se sentía feliz pues no es excesivo castigo a la maldad echar un pobre chivo al desierto.

Y esa parece ser la actitud de Volkswagen usando a quienes no siendo inocentes, no son los únicos culpables. Quizá por eso dice el profesor Rodríguez Braun que el mejor amigo del hombre no es el perro sino el chivo expiatorio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: