EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » Notas Disonantes » EL PARO CRÓNICO

EL PARO CRÓNICO


Emitido en La Mañana de COPE Granada.

El paro en España es una enfermedad crónica de nuestra economía. Nadie es capaz de recordar un período de tiempo razonablemente largo y estable en el que no haya sido una de nuestras principales preocupaciones. Sea porque la inserción laboral de los jóvenes es compleja, porque los trabajadores de más edad se quedan fuera de un mercado laboral cambiante, porque el paro de larga duración se convierta en una tragedia o por cualquier otra razón, lo cierto es que todos vivimos con la espada de Damocles del desempleo sobre nuestras cabezas.

El diagnóstico es sencillo y todos coincidimos en él. Es algo que se palpa en las paradas del autobús, la cola del supermercado o mucho más, en la del INEM, que le pongan el nombre que le pongan, seguirá siendo el INEM, un mero contador de parados, inútil como agencia de colocación y absolutamente ineficiente como servicio público. Sencillamente, porque no cumple, ni siquiera mínimamente, con su finalidad que es la de buscar empleo a quien no lo tiene.

El mercado laboral tiene tres actores básicos, el estado, las organizaciones empresariales y los sindicatos. Del primero ya hemos visto que falla estrepitosamente; de los otros dos podemos criticar su falta de representatividad, su anquilosamiento, su lejanía de la realidad y sobre todo, su incapacidad para crear un punto de partida desde el que fomentar el empleo y con él, la rentabilidad de las empresas y la riqueza del país. Si escucha usted a un empresario de los de discurso heroico, terminará pensando que el cielo debe ser un congreso permanente de la CEOE. Más que nada porque parece que gracias a su bondad inherente, todos los trabajadores pueden llevar un plato de comida a su mesa. En cambio, si quien le cuenta su realidad es el sindicalista de consigna y pancarta, el paraíso ha de ser una concentración de esforzados trabajadores explotados por el avaricioso capital y tal y cual.

La realidad en cambio es muy distinta. Sin una correcta simbiosis de trabajo y capital las empresas serán poco competitivas y la riqueza de la economía española deambulará por los trillados caminos de siempre los del ladrillo recurrente y burbujeante y el turismo de sol y playa.

La economía española será competitiva y su mercado de trabajo ágil y eficiente cuando la hipertrofia del estado desaparezca, su peso en la economía se reduzca a cotas razonables, la energía, el transporte, la banca y tantos otros sectores sean realmente competitivos porque no son monopolios encubiertos ni dependen de licencias otorgadas por el gobierno de turno con el que hay que ser complaciente. Y esas reformas corresponden al poder político.

Es imprescindible que las empresas y los empresarios abandonen viejas prácticas en las que se considera al trabajador un mero elemento sustituible y entiendan que las leyes laborales están para cumplirse, la remuneración debe incluir parte de los beneficios producidos y sobre todo, que apuesten por su formación continua. Ya se sabe que sólo hay algo más caro que formar a un trabajador y que se marche, no hacerlo y que se quede. Y este cambio de actitud es responsabilidad de las empresas.

También los trabajadores han de implementar cambios en su forma de trabajar, han de buscar la eficiencia y la rentabilidad y comprometerse  a conseguirlo dejando de lado la mera presencia en el puesto de trabajo. Y asumir riesgos, olvidando la comodidad del puesto para toda la vida que disfrutaron sus padres, para obtener la contrapartida de una remuneración más alta en función de la rentabilidad aportada.

Sobran ideas para solucionar el problema. Lo que falta es voluntad. Pero no sé si todo el mundo está dispuesto a abandonar su zona de confort para acabar, de una vez por todas con esta enfermedad crónica de nuestra economía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: