EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » Notas Disonantes » SU PRIMERA COMUNIÓN

SU PRIMERA COMUNIÓN


Emitido en La Mañana de COPE Granada.

¿Quién le iba a decir a Juanito Valderrama cuando en la España del seiscientos y la radio de cretona estrenó Su primera Comunión que medio siglo después la izquierda anticlerical y atea iba a aprobar las comuniones civiles? Ya habíamos asistido a pamplinas de este calado en más de una ocasión pero lo del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria en Málaga sorprende, no tanto por el hecho en sí, como por la Ordenanza Municipal que incluye hasta el coste de las tasas por realizar la Comunión Civil que denominan con los típicos eufemismos administrativos. Según los señores de la podemita candidatura de Ahora Rincón, lo que se pretende es festejar el paso de la infancia a la adolescencia. Lo curioso de la Ordenanza Municipal es que distingue entre la celebración del matrimonio, reconocido por la Constitución y regulado por nuestro Código Civil y demás legislación complementaria y lo que denominan otras celebraciones, sin precisarlas ni denominarlas, aunque ya han previsto bautizos, comuniones y bodas de plata y oro. Vamos, que el actual consistorio del Rincón tiene vocación de convertirse en una Agencia de Celebración de Eventos.

Uno comprende que como cantaba Valderrama, para un padre y una madre, no hay alegría mayor, que ver hacer a sus hijos, la primera comunión pero, desde el respeto a toda confesión religiosa, al agnosticismo y hasta al ateísmo más radical, parece natural pedir algo de coherencia a nuestros políticos y a la sociedad en general. Resulta curioso que los mismos que abogan por recluir la religión al ámbito privado y hasta por prohibir las manifestaciones religiosas se saquen de la manga un pastiche teatralizado de lo que para los católicos es un sacramento, con la única intención de convertir la supuesta neutralidad laica en una especie de religión sin Dios pero llena de ritos y liturgias copiadas de la Iglesia Católica.

Si un niño quiere una fiesta igual a la de sus amiguitos, sus padres lo tienen muy fácil. Le compran un traje de marinerito o un vestido de princesa, contratan un restaurante, unos payasos para que animen el cotarro, unos músicos para que interpreten los últimos éxitos de los One Direction o de quien decida el tierno adolescente y… ¡hala! a disfrutar de un sábado de emociones. Y luego, volviendo al maestro Valderrama, al llegar a casa que el padre cante aquello de que en el quicio de la puerta, estamos su mare y yo, con lágrimas en los ojos y risa en el corazón.

Habrá que preguntarle a los cantantes de la progresía como van a rimar como una blanca azucena, lo mismito que un jazmín, mi niña va hacía la iglesia, a la iglesia de San Luis , supongo que como jazmín no rima con Ayuntamiento, tendrán que buscar otra flor y seguro que es pensamiento porque ya se sabe que esta izquierda presume de intelectual y leída, aunque no siempre lo sea.

Bromas aparte, el problema de este postureo pseudoprogresista de salón es que demuestra que cuando no se tiene nada que ofrecer a la sociedad, se recurre a copiar a los demás. Si realmente, la izquierda antisistema de camisa de cuadros y coleta al viento tuviera un nuevo modelo de sociedad no tendría necesidad de hacer estos espantosos ridículos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: