EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » ZUGZWANG

ZUGZWANG


Publicado en Granada Hoy.

La partida entre Saemisch y Nimzovich (Copenhague, 1923) se conoce como la inmortal de zugzwang. Ambos jugadores estaban lejos de desbancar a los genios de su época como Capablanca, Alekhine o Lasker. Pero descollaron como pensadores y creadores en ese milenario juego de amagos, engaños, estrategias, demostraciones de fuerza y fintas intelectuales, tan parecido a la política y a la guerra – su continuación por otros medios, en palabras de von Clausewitz – que es el ajedrez.

Zugzwang es una palabra alemana sin traducción precisa que define ese momento de la partida en el que un jugador, si es consciente de la situación que refleja el tablero, se encuentra ante un grave dilema. Está obligado a mover. Pero haga lo que haga, empeorará su situación y llegado un momento, sea cual sea la jugada que decida, perderá la iniciativa y casi siempre la partida. Estar en zugzwang, sobre todo en los finales, te lleva de una posición de victoria a otra de tablas, o de esta a una de clara derrota. En definitiva, todo se reduce a un muevo para perder.

Aunque lo habitual es que el zugzwang se concrete con sólo un puñado de fichas, lo más asombroso e interesante de la famosa partida de Copenhague es que se llegó a él con casi todas las piezas en el tablero. Algo parecido a nuestra situación política actual. Estamos en tal punto de bloqueo que hagan lo que hagan los líderes políticos, todos pierden. Y además, existe la posibilidad, más que habitual a lo largo de la historia de que nadie gane realmente nada. No sé si los cuatro jinetes de la política española son aficionados al ajedrez pero de lo que estoy seguro es de que están ante un autentico zugzwang.

Por lo pronto, su incapacidad para alcanzar acuerdos les hace perder el poco respeto ciudadano que aún mantenían e individualmente, el aún presidente Rajoy se ha consagrado como un inerte e indolente don Tancredo que ni limpia, ni ensucia; Pedro Sánchez, como el fantasma de Canterville, ya sólo es el hazmerreir de los inquilinos del castillo; Pablo Iglesias que no ha entendido que la política no es un mitin permanente, ni el Congreso una asamblea de Facultad, se ha desinflado como líder y Albert Rivera, el de las buenas palabras y la imagen amable ha sido incapaz de armar una mayoría, razón por la que podría obtener más votos en junio pero menos influencia. Así que lo dicho, zugzwang político, tablas para todos y un año perdido para España.

Anuncios

3 comentarios

  1. misael dice:

    D. Luis,

    Rajoy no es que sea un inmovilista, como reza el san benito que muchos le quieren colgar, ¡ es que le han puesto piedras a las ruedas de su carro ! ¿ Cómo pactar con aquellos que de entrada, la pzoe, ha señalado una gran línea roja sanitaria con el PP y ha dicho que a Mariano ni se arrima ? ¿ Con quien pactar sino ? ¿ Con podemos ? Otra opción es con C’s… pero ¿ a donde lleva ese pacto ? A la nada absoluto, por supuesto.

    Estamos donde siempre, la cosa pzoe, su líder, el poco carismático y cara de pocos amigos, Sánchez, sólo pretenden satisfacer las conveniencias personales y de su partido. Para ello, el pacto con el PP no es posible sin que se “desangre” de votos… sí los votos de nuestros connacionales que votan como los hooligan asisten a los partidos de futbol.

    Ya le digo, su “incapacidad para alcanzar acuerdos” deriva de los colores del arco parlamentario y ni el rojo, ni el morado, con los cuales si sumaría, pretenden dar su apoyo a aquel que denostan POR SER LA DERECHONA… que es esa cosa tan mala tan mala que come niños empezando por los pies.

    Saludos

    Me gusta

    • Rajoy siempre se ha caracterizado por no hacer nada ante los acontecimientos. No es nuevo. Lo ha hecho a lo largo de toda su carrera política, siendo ministro o presidente. Ha dejado que todo fluya como ha hecho con la corrupción de su propio partido. A veces, el mayor servicio que se puede prestar a un país o a un partido es apartarse. Pero, Rajoy, ni eso.

      Me gusta

      • misael dice:

        100% de acuerdo.

        Rajoy, vía su inmovilismo, ha traicionado a millones de votantes del PP. Con su “la economía lo es todo”, ha permitido que el veneno progresista entrara en la dirección de su partido. Véase Cifuentes para más señas. Pero si se ha movilizado Rajoy para hacer limpieza en las listas electorales donde no ha quedado ni uno que defienda el derecho a la vida o los valores cristianos. Ahí sí ha estado presto… el muy canalla.

        Pero todo esto no quita lo otro: al PP, la progresía le tiene “enchegado” el cordón sanitario (Federico Lupi dixit) y precisamente tiene menos sentido que nunca que este socialdemócrata PP sea anatemizado por los que en el fondo son como él.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: