EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » Actualidad Bancaria » EL RESCATE LO PAGAMOS LOS DE SIEMPRE

EL RESCATE LO PAGAMOS LOS DE SIEMPRE


Aunque haya diferencias en los porcentajes según el medio de comunicación que se lea o la fuente a la que uno se dirija, lo cierto es que aquel mantra que se repitió desde los gobiernos del señor Zapatero y del señor Rajoy de que la ayuda a los bancos la iban a devolver las propias entidades financieras rescatadas ha resultado, como todos esperábamos, una falacia o, si somos muy, muy buenos y confiados, una mentira piadosa.

El apoyo público a las Cajas de Ahorros quebradas – ningún banco recibió ayudas de este tipo – no se limitó al famoso rescate financiero solicitado por el Gobierno Rajoy en 2012 sino que debe incluir todas las inyecciones de capital, ayudas y avales salidas de las arcas públicas desde que en 2009 el Gobierno Zapatero – el mismo señor que se descolgó en Nueva York con aquellas declaraciones en las que manifestó ufano que nuestro sistema financiero era, quizás, el más solvente del mundo – empezó a concretar en 2008 con la creación del FROB.

En lo que todo el mundo coincide, incluyendo al Banco de España, es en que la cantidad recibida por el estado – 2.686 millones de euros – resulta ridícula después de siete años de un proceso de reestructuración, supuestamente ordenado.

Hay que reconocer que el proceso de rescate es un tanto injusto y genera un enorme riesgo moral. Por una parte, el Fondo de Garantía de Entidades de Crédito – que es la agregación de los tres Fondos creados en la crisis bancaria de los setenta (Bancos, Cajas de Ahorros y Cooperativas de Crédito) – aportó casi ocho mil millones. Esta especie de Seguro Mutuo supone que quien hace bien las cosas acaba pagando los dislates de los malos gestores. Y por otra parte, el resto, que supera los cincuenta mil millones, lo estamos pagando los contribuyentes ya que España al carecer de dinero en caja debió financiarlo en los mercados y, mucho o poco, ha de pagar un interés por esas cantidades.

Todas las entidades intervenidas y ya vendidas han generado pérdidas al estado que ha recuperado íntegras algunas ayudas a entidades que fueron posteriormente absorbidas como es el caso de Cajasol que hoy está diluida en Caixabank.

Sin embargo, llama la atención la insistencia política en que recuperaremos ese dinero ya que el estado aún mantiene un importante paquete de acciones de BMN y de Bankia. La primera de las entidades ni cotiza ni paga dividendo, así que parece difícil que se recupere nada por esa vía y Bankia tiene un valor en Bolsa de unos nueve mil millones por lo que sería necesario que su valor se multiplicara por seis para que pudiéramos recupera lo que queda por cobrar. Y eso, realmente, parece un objetivo demasiado ambicioso, sobre todo porque el estado es dueño de aproximadamente dos tercios de la entidad lo que requeriría que multiplicara su valor por nueve. Por otra parte, el último dividendo abonado supone una rentabilidad del 3%, es decir que abona unos 300 millones anuales en ese concepto, 200 de los cuales van al estado. O lo que es lo mismo que tardaríamos doscientos cincuenta años en recuperar los 50 mil millones si sólo lo hacemos vía dividendo. Igual ese es el camino correcto.

En fin, seamos serios, el rescate bancario lo vamos a pagar los de siempre, los sufridos contribuyentes. Así que no se hagan ilusiones, les guste o no, todos somos banqueros. Arruinados, pero banqueros.

Carpe diem.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: