EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » PRODUCTOS DE PASIVO BANCARIO.

PRODUCTOS DE PASIVO BANCARIO.


La composición del Balance de un Banco es similar al de cualquier compañía. En el Activo se recogen los bienes y derechos y en el Pasivo las obligaciones exigibles y no exigibles. Pero desde el punto de vista comercial y de negocio, el Pasivo Bancario se basa, casi exclusivamente en operaciones dinerarias. Al fin y al cabo, la base del negocio bancario es la intermediación financiera. Un banco obtiene recursos endeudándose y para hacerlo, recibe fondos de sus clientes a través de productos financieros diseñados mediante una combinación de seguridad-riesgo y plazo de recuperación. Desde el punto de vista de los clientes son inversiones propias realizadas para administrar su dinero.

Podríamos clasificarlos en función de la rentabilidad pactada.

1.- Inversiones de baja rentabilidad: se instrumentan como Depósitos a la vista: son operaciones en las cuales el cliente se reserva el derecho a retirar su inversión cuando lo desee mediante la presentación de un documento que le legitime a ello. Entre ellos encontramos:

a.- Cuentas Corrientes: se caracterizan por ofrecer liquidez absoluta; libre movimiento de saldos (incremento o disminución) que se produce a gusto del titular o según su necesidad; domiciliación de pagos; movilización del saldo mediante cheques; posibilidad de descubierto en cuenta, sin limitación legal de cantidad o tiempo, lo cual supone la inversión del carácter jurídico de la operación al convertirse en una operación de activo.

b.- Libretas de Ahorro Ordinario: hoy en día no mantienen diferencias con las cuentas corrientes, salvo aquellas que no permiten descubiertos y en las que no se pueden movilizar los saldos mediante cheque.

2.- Inversiones de rentabilidad media y alta: suelen instrumentarse como Depósitos a plazo fijo y podemos definirlos como aquellos contratos bancarios que obligan al ahorrador a mantener el saldo por plazo determinado, pudiendo instrumentarse de diversos modos:

a.- Imposiciones a Plazo Fijo: se instrumentan tradicionalmente en láminas – documento que reconoce la imposición – o en libreta de ahorro, apareciendo en ellas, únicamente, los abonos y cargos de la imposición, pero no los intereses que se suelen abonar en cuenta corriente.

b.- Certificados de Depósito: se diferencian de los anteriores en que son documentos endosables y por tanto transferibles a terceros.

c.- Operaciones con pacto de Recompra, denominadas operaciones de dobles o report; en este caso, el banco vende un activo financiero con el objetivo de recuperarlo en una fecha y con un precio determinados.

  1. Inversiones en títulos de la propia entidad: el banco, para financiarse recurre a titulizar su deuda con diversos formatos:

a.- Obligaciones: son partes alícuotas de un préstamo solicitado por el banco al mercado. Pueden ser de cualquiera de los tipos usuales en estos títulos. Tienen vencimientos a medio y largo plazo.

b.- Bonos de Tesorería: Se emiten para financiar las disponibilidades de efectivo de las entidades con vencimientos a corto y medio plazo.

c.- Pagarés Bancarios: Se emiten a corto plazo, para obtener liquidez y dedicarla a la inversión crediticia.

4.- Inversiones en activos financieros titulizados: El banco actúa como mediador, al colocar inversiones de terceros; podemos diferenciar entre suscripción, compra de títulos a su emisión y adquisición o compra en mercados secundarios. También podemos dividirlos en función del vencimiento entre activos monetarios, que son los que se emiten a corto plazo y el resto de activos, a corto y largo plazo.

5.-Inversiones en ahorro: Son operaciones de ahorro vinculado, ya que la intención del cliente es capitalizar sus excedentes monetarios con un objetivo determinado. Podemos dividirlo en dos grandes tipos:

a.- Ahorro-previsión: algunos incluyen cierto aire jurídico de seguro.

1.-  Depósitos de Ahorro Vinculado, como las cuentas de Ahorro-Vivienda o las de Reinversión de Dividendos. Tratan de fomentar el ahorro mediante elevados intereses y ventajas fiscales con fines determinados.

2.- Planes de Ahorro y Jubilación: son operaciones en las que se ahorra durante un período de tiempo determinado con el objetivo de recoger una cantidad en un plazo determinado.

b.- Depósitos de no residentes: los constituyen ciudadanos extranjeros o nacionales, que no residiendo en España, desean invertir en nuestro país.

Salvo en el caso de los activos titulizados en que actúa como un mero mediador, en todos los demás productos es la entidad bancaria quien garantiza la inversión al cliente y quien se responsabiliza su devolución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: