EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » Notas Disonantes » CAMISETAS EN LAS CORTES

CAMISETAS EN LAS CORTES


Emitida en La Mañana de COPE Granada.

Ayer se celebró la apertura solemne de la XII Legislatura. Aunque lo de solemne, sobre todo si vemos unos minutos de la misma ceremonia celebrada cada año en Londres, suena a chiste malo. Llámenme anglófilo o decadente, pero ver llegar a la reina en carroza y dirigirse, coronada y con capa de armiño, al trono que preside la Cámara de los Lores, donde esperan los pares del reino es todo un espectáculo, además de una señal de respeto a las tradiciones. Se envía un emisario a la Cámara de los Comunes que no ha sido pisada por un rey desde que en 1642 Carlos I fue expulsado por el Speaker, cuando pretendía arrestar a varios de sus miembros. La reina lee ante al Parlamento en pleno el discurso del gobierno y declara abierta la Legislatura en una impresionante muestra de la liturgia parlamentaria que es también, fundamental en democracia.

HOUSES OF PARLIAMENT. LONDRES (REINO UNIDO)

HOUSES OF PARLIAMENT. LONDRES (REINO UNIDO)

Quizá un ceremonial de ese tipo parezca algo excesivo para quienes, incomprensiblemente, no sean amigos de la británica pompa y circunstancia y prefieran algo más sobrio. Vean entonces el anual Discurso del Estado de la Unión que dirige el presidente de EE.UU. al Congreso o disfruten de cualquier desfile de los que se celebran en todas las democracias, sea en los Campos Elíseos de París o en Roma, Amsterdam, Bruselas o Lisboa.

Pero aquí llaman apertura solemne a una especie de algarada que parece surgida del cruce entre una reunión de comunidad de propietarios y una asamblea de facultad. Da vergüenza ajena ver a diputados y senadores discutiendo por el asiento como las abuelas en las fiestas de Navidad de las guarderías. Resulta indignante mirar a los escaños y advertir a decenas de diputados y senadores que sin el más mínimo decoro y ningún respeto a las formas, tan importantes en democracia, aparecen vestidos de mercadillo, lucen camisetas reivindicativas o airean banderas tricolores pidiendo la III República.

Y uno, que sigue siendo alguien respetuoso y bien educado se pregunta de donde los sacan. Porque por dinero no será, que con su sueldo pueden comprarse un traje, o por lo menos alquilarlo si no son personas de natural elegante. Ya vimos al señor Garzón y al que ahora es su jefe, el ínclito Pablo Iglesias, luciendo esmoquin en la Gala de los Goya que se ve que tiene más trascendencia constitucional e histórica que la inauguración de la Legislatura.

Los señores de Podemos siguen confundiendo el hemiciclo con un teatrillo. Si no, resulta difícil entender el desplante al rey, no asistiendo a la recepción ni al desfile; a la Constitución, poniendo en duda su legitimidad e insultando a toda España con la camiseta de Diego Cañamero que decía Yo no voté a ningún Rey.

Y es que se puede ser republicano pero no es necesario ser tonto y demostrarlo abriendo la boca para soltar una pamplina como la de Pablo Iglesias cuando dice que nosotros tenemos mucha más legitimidad que el rey porque a nosotros nos vota la gente. Supongo que a los demás partidos los vota la aristocracia o los extraterrestres, dado el monopolio de la gente que se ha arrogado la izquierda. Al señor Cañamero, dada su edad, habría que recordarle que puede que él no votara un rey pero si lo hicieron los españoles que aprobaron abrumadoramente la Constitución. Y alguien podría explicarle a sus compañeros más jóvenes que pocos franceses vivos votarían la Constitución de 1958; ningún estadounidense actual votó la suya, vigente desde hace más de dos siglos, no habrá un solo inglés que pudiera asistir a la proclamación de la Carta Magna y en otros países, como nuestro vecino Portugal, ni siquiera se sometió a referéndum. Y sin embargo, en todos ellos el respeto a la Constitución es absoluto, aún entre quienes se oponen a los principios que consagra. Si a los señores de esta izquierda tan curiosa que nos ha tocado en suerte, no les gusta la Constitución, pueden instar su reforma siguiendo los procedimientos establecidos en el Título X de la misma. Pero claro, es que no tienen los votos suficientes. Será que a la mayoría de la sociedad no le preocupa lo mismo que a ellos. Habrá que recordarles entonces la democracia es el gobierno de la mayoría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: