EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » Notas Disonantes » NO ES EL PARO, ES EL EMPLEO.

NO ES EL PARO, ES EL EMPLEO.


Emitido en La Mañana de COPE Granada.

Como cada trimestre, y antes de que se hicieran públicos los datos de la Encuesta de Población Activa, ya teníamos claras las valoraciones que iban a realizar el gobierno, la oposición, los sindicatos y la patronal. Al fin y al cabo, parece que las tienen redactadas. Para el gobierno, la esperada, por conocida, reducción del paro siempre es un triunfo de su política aunque haya estado casi todo el año en funciones. En cambio, para la oposición socialista es inadmisible la cifra actual aunque sea sensiblemente menor a la que dejó su último gobierno e independientemente de que las Comunidades Autónomas con gobierno del PSOE no sean las que salen mejor paradas. Lógicamente y en su habitual línea catastrofista, los portavoces de Podemos reducen todos los datos a una burda manipulación estadística de los poderosos que oculta una terrible realidad social que sólo ellos conocen porque son la gente. A su vez, Ciudadanos, como para todo lo que ocurre últimamente en España, defiende que si no fuera por su influencia las cifras serían peores. Para los sindicatos hay que mejorar los derechos sociales de los trabajadores que se han visto reducidos por la Reforma Laboral y para la patronal hay que insistir en la misma reforma pero en sentido contrario. Así que no vamos a entrar en consideraciones políticas porque nunca se puede rebatir a un loro. Le digas lo que le digas contestará lo que le hayan enseñado.

Y si no, miren la que se ha liado con la subida de la luz. Tenemos a media España protestando por las tarifas horarias, pidiendo por whatsapp la cabeza del ministro del ramo y hasta la nacionalización de las eléctricas mientras pontifica sobre la barbaridad de que el kWh haya subido hasta los cien euros pero les preguntas que tarifa tienen contratada y casi nadie se ha preocupado de mirarlo. El caso es protestar y tener el protestador cargado para lo que haga falta. Ya escribió Kierkegaard que la gente reclama con ahínco la libertad de expresión como compensación por la libertad de pensamiento que rara vez utilizan.

Pero volviendo a la EPA es interesante señalar que la tasa de paro actual es del 18,63%, la más baja en siete años. Y resulta claro que la situación del empleo en España ha mejorado sensiblemente. Tanto el año pasado como los dos anteriores han sido muy productivos en la creación de empleo, las afiliaciones a la Seguridad Social crecen y el cierre de 2016 nos sitúa en porcentajes muy similares a los de 2009. Y todo eso, en un período de inestabilidad política, con un gobierno en funciones y cuajado de malas noticias que pueden afectar a la situación económica, como el desafío institucional del independentismo catalán, el Brexit o el anuncio de medidas proteccionistas por parte del nuevo presidente de los EE.UU. Y sin embargo, tanta excepcionalidad apenas se ha notado y los datos finales han respondido a las expectativas que todos teníamos dado que nuestra economía ha seguido creciendo a muy buen ritmo.

Es importante reseñar que entre 2007 y 2012 la economía española destruyó empleó y desde 2013 lo está recuperando. Pero el dato que más me preocupa es de fondo. Si miramos las cifras de los últimos veinticinco años sólo hay tres – 2005, 2006 y 2007 – en los que el paro baja del 10%. Si hacemos la media de todo este último cuarto de siglo, el desempleo en España ronda ese 18% en el que estamos ahora y las tasas superiores al 20% aparecen en la mitad de los años citados. Así que si miramos los datos con cierto interés y nos dejamos de discursitos preconcebidos deberíamos concluir que si no queremos que España siga teniendo un mercado laboral en el que el paro sea la norma hay que cambiar la mentalidad de trabajadores y empresarios, entender que trabajo y capital son imprescindibles para que las empresas produzcan beneficios, legislar para que se cree empleo de calidad en todos los sentidos y asegurarnos de que la nuestra es una economía ágil y eficiente en la que la pérdida del puesto de trabajo no se convierta en una tragedia porque tenemos aptitudes, actitudes y conocimientos para ofrecer al mercado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: