EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » Notas Disonantes » CAPITAL JUDICIAL DE ANDALUCÍA

CAPITAL JUDICIAL DE ANDALUCÍA


Emitido en La Mañana de COPE Granada.

Algunos recordamos haber aprendido en el colegio la vieja Oda a Itálica de Rodrigo Caro. Esa que comienza con unos versos tan recitados como socorridos cuando de glosar el olvido se trata: Estos Fabio, ¡ay dolor! que ves ahora / campos de soledad, mustio collado / fueron un tiempo, Itálica famosa.

Versos que estremecen cuando contemplas algunas ruinas y rememoras, aunque sólo sea un instante, lo que un día fue una ciudad viva, rica y renombrada; un castillo famoso o una abadía ilustre. Y entonces, vuelve a retumbar la estrofa y recuerdas que sólo quedan memorias funerales / donde erraron ya sombras de alto ejemplo: / este llano fue plaza, allí fue templo; / de todo apenas quedan las señales…

Y si los granadinos nos mantuviéramos en la abulia, en poco tiempo, menos del que pensamos, sólo quedarán señales de esta que un día fue, Granada famosa.

Granada lleva medio siglo desmoronándose. Medio siglo hundiéndose en un olvido tan injusto como evidente. Y a veces deberíamos preguntarnos si hemos perdido el orgullo de ser granadinos. Si enumeramos el lento pero continuo goteo de agravios recibidos, instituciones desaparecidas y promesas incumplidas probablemente lo entendamos mejor. Puede que algunas de estas últimas ni las recordemos. El Parque del Milenio, el Palacio de la Ópera, el Teleférico a Sierra Nevada, la Segunda Circunvalación, un aeropuerto que no termina de despegar ni de situarse donde le corresponde, la estación de Sierra Nevada que se publicita más como andaluza que como granadina, o la gestión, ahora día sí y día también en los Tribunales, de la joya de esta ciudad que es la Alhambra.

Sigan con la situación en el filo de la navaja del puerto de Motril o la demolición hace unos días de la Estación de Loja, el AVE que nunca levanta el vuelo, el Metro que parece que al fin sí, el Tren que no existe y la Estación de Moneo que nunca existirá. ¿Recuerdan cuando íbamos en coche-cama a Madrid o Barcelona?

No creo que exista un lugar en España en el que una infraestructura tan necesaria y útil como el PTS haya tardado casi veinte años en realizarse. Y cuando, por fin, se produjo el traslado del Hospital Clínico y de las Facultades Universitarias nos encontramos con la chapuza de una fusión sanitaria mal planteada y peor ejecutada que si está ahora en proceso de reversión ha sido gracias a las evidentes demostraciones de fuerza que esta ciudad y toda la provincia hubieron de plasmar en la calle.

Y el tren llegará por la misma vía, la de la presión ciudadana constante, la de la reivindicación pública y decidida de lo que es nuestro por derecho.

Por eso, el riesgo de que la Capitalidad Judicial que consagra el estatuto y que fue fundamental para vertebrar territorialmente Andalucía se quiebre aún más con la creación, en una decisión sin sentido jurídico ni político, de dos secciones del Tribunal Superior en Málaga y Sevilla, debe preocuparnos profundamente. Es la gota que colma el vaso de la afrenta. No es una cuestión de economía, es una cuestión de orgullo. Porque el asunto del TSJA es un ataque directo al orgullo de esta ciudad. Pensar que el traslado de esas nuevas secciones no tiene importancia y que si ocurre no pasa nada, es tan infantil y ridículo como propio de quien desconoce una realidad judicial que es la única que ya, nos sitúa oficialmente en el mapa de España. Amén de que rompe el pacto institucional sobre el que se edificó la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Parece que la única manera que tenemos de ocupar el lugar que nos corresponde es exigiéndolo, demostrando el enorme orgullo que tenemos de ser granadinos y dejando claro ante quien sea que esta ciudad y su provincia no van a permitir ni una afrenta más.

Ninguna de todas las carencias que he enumerado hace un momento debería sernos indiferente. Unas nos preocuparán más que otras. Unas serán más necesarias que otras. Pero todas ellas conforman una realidad, la de una ciudad y una provincia que si no reaccionan y salen a la calle, como lo han hecho últimamente, pueden seguir apagándose lentamente hasta cambiar su viejo lema de Muy noble, muy leal, nombrada, grande, celebérrima y heroica ciudad de Granada por otro, más acorde a la realidad, que podría ser el de Muy arruinada, muy olvidada, sanitariamente fusionada, ferroviariamente aislada y sin TSJA, ciudad de Granada.

Anuncios

2 comentarios

  1. Miguel Angel Lorenzo Mier dice:

    Granada fue sede de la Real Chancilleria de todos los territorios del Reino de Castilla al sur del rio Tajo por voluntad de la Reina Isabel I de Castilla, heredando todas las competencias que había tenido hasta ese momento la Real Audiencia de Ciudad Real. El edificio de la Chancillería fue mandfado construir por su nieto Carlos I, para que se aposentaran en él todos sus servicios, confirmando por tanto su nombramiento. Pero claro AQUELLOS ERAN OTROS TIEMPOS Y OTROS GOBERNANTES.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: