EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » Notas Disonantes » EL LEGADO DE LORCA

EL LEGADO DE LORCA


Emitido en La Mañana de COPE Granada.

Hace ya dos años que se inauguró el Centro Lorca, cinco años después de que se anunciara por vez primera su inauguración y aún sigue siendo un cascarón vacío. La llegada del famoso legado del poeta se está pareciendo a la del AVE. Cada vez que se anuncia que es inmediata sabemos que se va a volver a demorar un tiempo. Y no pequeño. Si aquella inauguración fue auténticamente vergonzosa esta última dilación no lo es menos. La falta de transparencia de todo el proceso, la presencia perturbadora de la familia del poeta, la ausencia de responsabilidades y la desaparición no aclarada en ningún momento de importantes cantidades de dinero público, unidas a la posible exigencia de devolución de aquellos fondos nórdicos que permitieron abrir el edificio de la Romanilla, nos sitúan ante un panorama desolador.

Lo que más me llama la atención es que una ciudad como Granada que es un referente cultural a nivel mundial y que cuenta con una Universidad a la que el prestigioso Ranking de Shangai sitúa entre las trescientas mejores del mundo y en el trío de cabeza de las españolas, pueda actuar de un modo tan paleto. El mejor legado de Federico García Lorca es su obra, no sus manuscritos, ni sus recuerdos, ni sus efectos personales. Todo eso es prescindible, innecesario y meramente decorativo. A un artista se le homenajea disfrutando y propagando su obra. ¿De qué sirve mostrar en un Museo la estilográfica o la máquina de escribir con la que un premio Nobel redactó su obra si nadie la lee? Esa obsesión por tener y poseer lo que fue propiedad del genio es una actitud tan cateta, tan profundamente cateta que sonroja. Recuerda a la obsesión de aquellos nuevos ricos americanos que recorrían Europa hace un siglo con el único objetivo de comprar estatuas griegas o romanas para adornar el jardín de su mansión en Malibú o desmontaban claustros románicos para exhibirlos en algún museo neoyorquino.

Nunca me han gustado especialmente las Casas Museo. Tienen un cierto aire fetichista y en ocasiones, no son más que recreaciones con mayor o menor sentido y más o menos gusto. La casa natal de Mozart  en Salzburgo, por ejemplo, no aporta nada a ningún melómano y aunque parece una visita turística obligada, es totalmente prescindible. Disfrutar de su Misa de la Coronación en las naves de la bellísima Catedral barroca de la ciudad, en cambio, es una experiencia que nadie olvidará. Porque los artistas son su obra, no su vida personal. Nadie sensato tendría interés es compartir unos días de su vida con el arrogante, agresivo y pendenciero Caravaggio de quien se contaba que no decía jamás que no, ni a una jarra de vino, ni a una pelea. Pero ¿quién no se queda arrobado ante la belleza de sus cuadros? ¿Qué es más importante, mostrar una paleta que tuvo entre sus manos o explicar su técnica y honrar su obra disfrutándola?

El legado de Federico es su Poeta en Nueva York y su Mariana Pineda; la atmósfera cerrada de la Casa de Bernarda Alba y el simbolismo de sus Bodas de Sangre; la ternura que emana de El maleficio de la mariposa donde las frustraciones del hombre se camuflan entre figuras infantiles; y su poesía, poderosa, hermosa, nacida del corazón y del alma. Y lo más curioso es que toda esa obra no es ya propiedad de nadie, ha revertido al dominio público y es, por tanto, propiedad y mucho más, responsabilidad, de todos.

El Centro Lorca debía ser un hervidero de actividades en homenaje a la obra del poeta; un lugar vivo donde los niños, transmutados en Curianito representaran la obra lorquiana, y los mayores se emocionaran con Yerma. Un espacio abierto a todos donde los protagonistas fueran su poesía y su teatro, su vida y su obra y no un puñado de legajos muertos que algunos quieren utilizar como excusa para obviar su responsabilidad en la vergonzosa gestión de todo este asunto.

Homenajear a un artista es vivir su obra, no fosilizar sus pertenencias.

Anuncios

1 comentario

  1. Anónimo dice:

    Sabias palabras. No puedo estar más de acuerdo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: