EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Prensa » Notas Disonantes » SUPERCIFUENTES…

SUPERCIFUENTES…


Emitido en La Mañana de COPE.

Allá por los ochenta y noventa aparecían grupos musicales con una facilidad desconocida. Raro era no tener algún amigo batería o cantante. Y la norma general era que todos se declaraban modernos, postmodernos o ultramodernos. Y la realidad es que todos ellos acababan tocando el mismo chimpampún cansino y verbenero. Y es que el problema de los modernos es que, una vez que les quitas el maquillaje, descubres que son tan antiguos como el que más. Y en cuestiones musicales, la realidad es que el último moderno fue Mozart. A partir de ahí, hasta los más grandes le imitan. No digamos el resto.

A Cristina Cifuentes, la supermoderna presidenta de la Comunidad de Madrid, le ha pasado lo mismo. Y es que tanta modernidad, abruma. La señora Cifuentes, tan de bicicleta, tan motera, tan tatuada y tan habitual de Zara, como tanto se empeña en proclamar su equipo de prensa, ha querido ser la nueva lucecita de El Pardo que vela por Madrid y no va a tomar vacaciones. Este año tampoco. Y ya van tres. ¡Qué gran mujer! Y es que ella quiere tanto a Madrid, Madrid, Madrid, pedazo de la tierra en que nací que no se le ocurre mejor sitio para estar julio y agosto que su despacho de la Puerta del Sol. No sé si hará como los viejos rodríguez de las películas de los sesenta. Pero, para completar la boutade, añadió que aunque los días de descanso son una cosa muy buena, no tienen que ser una obligación sino una opción voluntaria. Se ve que no sabe que irse de vacaciones depende más del saldo de la cuenta corriente que de la voluntad.

Si al final, el sueño de todo español es que le toque la lotería y dedicarse al dolce far niente. ¿A quién quiere engañar esta señora? Supongo que a los mismos que se creen lo que cuenta en Twitter: que trabaja catorce horas diarias, incluyendo algún fin de semana, que a veces come frente al ordenador – lo que me resulta una absoluta ordinariez – y que sólo duerme cuatro horas al día – algo digno de estudio por parte de la comunidad científica.

Yo siempre he desconfiado de quien dice trabajar mucho. En primer lugar, porque una persona educada, jamás molesta a nadie contando detalles de su vida y por otra parte, porque la experiencia me dice que en demasiadas ocasiones lo único que esconden largas jornadas de trabajo es incompetencia o ineficiencia. La incompetencia del que no tiene capacidad para el puesto que ocupa o la ineficiencia del que trabaja entre café y café y luego entre caña y caña.

De todos modos, buscar alguna equivalencia entre trabajar y gobernar es quimérico. Y es que los políticos de hoy en día confunden trabajar con salir en los medios. Inaugurar una obra o aparecer en un programa de televisión no es gobernar y mucho menos trabajar, es hacer campaña con la idea de conservar el poder en las próximas elecciones. La política actual se basa en aparecer en todos los medios posibles, contar todo lo que se va a hacer aunque nunca veamos los resultados y convencer al votante de que nos gobiernan superhombres. En este caso, una supermujer. Y no, no es así. Gobernar un país es algo que puede hacer un niño. Y por mucho que a los políticos en general, y la pamplina de las vacaciones de la señora Cifuentes es una más, les guste aparecer como providenciales, lo cierto es que los países funcionan solos. Gobernar es tener ideas y poco más. Para aplicarlas hay legiones de funcionarios perfectamente preparados a los que, tampoco lo olvidemos, nuestros supermodernos y esforzados políticos suelen obviar con demasiada frecuencia rodeándose de asesores de tan limitadas capacidades como ilimitada fidelidad al partido.

La señora Cifuentes ha querido ganarse a los votantes y ha salido trasquilada. Las vacaciones son un derecho irrenunciable. Así lo establecen las leyes que nos hemos dado y no hay más que opinar. Si realmente quiere dar ejemplo, lo que debería hacer es irse de vacaciones y dejar que los ciudadanos descansemos, también, de los políticos.

Anuncios

1 comentario

  1. Miguel Angel Lorenzo Mier dice:

    Nunca había leído una crítica tan bien entramada, y con la que estoy tan de acuerdo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: