EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » CUADERNO DE BITÁCORA » Mercados y algo más

Mercados y algo más


Desgraciadamente, de unos años a esta parte, y para demasiadas personas, el mercado se ha convertido en el culpable de todos nuestros males. Es cierto que la dureza de la crisis nos lleva a buscar culpables pero el mercado sólo es un medio. Los culpables serán quienes lo convirtieron en un casino. También Caín mató a Abel con una quijada de burro y nadie ha hecho nunca responsable del primer crimen de la historia al pobre burro muerto. Todos sabemos que el criminal fue Caín.

Los caínes de hoy también responden cuando se les pregunta por el paradero del mercado Abel con idéntica desvergüenza que el original e insisten en su cínico ¿acaso soy yo el guardián de mi hermano? Sería bueno que los ciudadanos tomáramos ejemplo de Yahvé y condenáramos tantos caínes a vagar por la tierra.

Plaza de Bib-Rambla. Mercado medieval de la ciudad. Granada (España).

Plaza de Bib-Rambla. Mercado medieval de la ciudad. Granada (España).

En menos de tres días estaba en el puerto de Alicante, a tiempo justo de ver salir los primeros bajeles de la ruta de Flandes rumbo a Barcelona. En breve conversación con el jefe de ruta, antiguo camarada en la de Alejandría, conseguía que ocho de las más rápidas galeras que aún no habían partido cambiasen el rumbo poniendo proa a Orán y allí mi padre las llenó de trigo, sin dejar hueco en sus bodegas y, de seguido, sin perder marea, tenía veinte mil fanegas de trigo en las playas de Almuñécar, que puso luego a lomos de burros y mulos, a buen recaudo en el pueblo de La Malá, a menos de cuatro leguas de Granada, al cuidado de un fuerte cristiano viejo y de sus hijos. En no más de tres semanas estaba ya de regreso en casa del primo esteban Lomelino. Ya solo le quedaba dejar pasar el cercano otoño y el próximo invierno para convertirse en uno de los hombres más ricos de la ciudad.

-o0o-

Al menos dos veces al año mi padre partirá, al frente de una larga caravana, bien a Castilla o a Sevilla, y en los días precedentes a la marcha el ajetreo en la casa será insoportable, y el día anterior a la salida, que será antes que apunte el sol, unos largos carros ocuparán la calle y los criados irán poniendo en ellos fardos apilados, que sujetarán con gruesas cuerdas de cáñamo, mientras unos hombres con arcabuces y espadas al cinto vigilarán atentamente en derredor. Al llegar la hora de la partida, enganchados los mulos a los carros, subidos ya los hombres armados a los caballos, los criados cargados con sus mochilas, los palafreneros junto a la pequeña carroza de viaje, los lacayos y el cocinero acomodados en el último carro, entonces saldrá mi padre de la casa, seguido del escudero, montado en el pequeño y fuerte caballo, tocada su cabeza con gorra de seda negra y plumas de igual color, adornada con un blanco camafeo, a la mod aalemana, con la esfinge de Mercurio – Que el dios del comercio le proteja – le dirá el mayordomo, al tiempo que cierra el gran portalón de la casa, que no se volverá a abrir hasta su vuelta.

-o0o-    

Estos dos pasajes de la novela de Felipe Romero,  El hijo del mercader de sedas, ambientan con elegancia la realidad de los mercados que suponen audacia, riesgo y por supuesto, beneficio.

En el primero de ellos, Esteban Lomellino, mercader genovés, padre del protagonista y narrador, da un auténtico golpe de mano cuando ante la escasez de trigo en Granada, parte hacia Orán donde, asumiendo el riesgo económico salva a Granada de la hambruna a la vez que se enriquece como recompensa a su olfato comercial y en proporción al capital invertido.

El segundo describe con detallismo preciosista la composición de una caravana comercial a finales del siglo XVI o principios del XVII, cuando, aún, los caminos eran peligrosos y estaban llenos de asechanzas.

El mercado y los mercados no son culpables de las estafas. El mercado es natural al ser humano desde que aprendió que podía intercambiar sus excedentes con los que tenía su vecino y obtener ambos un claro beneficio. En estas notas intentaré salvar al mercado y a los mercaderes honrados de los estafadores de casino que tanto daño hacen y nos hacen.

Artículos publicados

 

13/04/2016               UN SIGLO ES DEMASIADO TIEMPO PARA PAGAR.

11/11/2015               EL DESCONOCIDO CAMINO DE LOS TIPOS NEGATIVOS.

15/07/2015               PÁNICOS BANCARIOS Y CORRALITOS.

10/04/2015               PASABA POR AQUÍ.

16/01/2015               DEUDA A TUTIPLÉN.

21/03/2014               LOS COHETES DE CALABUCH.

17/01/2014               LOS COBROS DEL CASTILLERO.

08/11/2013               DEUDA Y HUEVOS CON JAMÓN.

25/10/2013               BIENVENIDO, MÍSTER GATES

11/10/2013               LUGAR DE PAGO: VALLE DE JOSAFAT.

27/09/2013               UN PAÍS DE HIDALGOS.

20/09/2013               LOCURA DE AMOR BANCARIA.

06/09/2013               EL HOMBRE DEL TRAJE BLANCO.

30/08/2013               ¿QUÉ FUE DE LOS MERCADOS QUE NO VENDÍAN HUMO?

14/06/2013               SUELOS, TECHOS Y DEMÁS LOCURAS.

12/04/2013               EL BITCOIN Y LOS TULIPANES DE HOLANDA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: