EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Finanzas para todos » Cosas de las Finanzas » Gestión bancaria

Category Archives: Gestión bancaria

CON TIPOS TAN BAJOS ¿A QUIÉN PRESTO?


En situaciones normales – y la que vivimos con los tipos de interés coqueteando con el cero no lo es – las caídas del precio del dinero generaban varios procesos casi inmediatos. En primer lugar caía el saldo de las inversiones en operaciones de bajo riesgo, como las clásicas Imposiciones a Plazo Fijo, pues la única forma de mantener la rentabilidad esperada era asumir algo más de riesgo comprando deuda, pública o privada, Fondos de Inversión o directamente, Bolsa. De cierta manera, la caída de tipos obligaba al ahorrador a convertirse en inversor.

(más…)

Anuncios

MAGDALENAS, MUFFINS & CUPCAKES


Aunque los españoles seamos más de chocolate con churros, la belleza poética del episodio que tan elegantemente narra Marcel Proust en su novela Por el camino de Swann, en el que el protagonista recupera una serie de de viejos recuerdos infantiles al sentir el olor y sabor de una magdalena mojada en un taza de té, refleja muy bien esa nostalgia que todos sentimos de un modo revelador y casi epifánico ante la vuelta a los orígenes y a la sencillez de cualquier proceso al que el tiempo ha envilecido y sofisticado hasta hacerlo irreconocible.

(más…)

UN MODELO BANCARIO QUE AGONIZA


Cada vez que en los años del desarrollismo franquista, una Caja de Ahorros o una Cooperativa de Crédito – de las que empezaban a surgir en el ámbito agrario – inauguraba una modesta sucursal en cualquier pueblecito de España, el acontecimiento alcanzaba cotas propias del Día del Santo Patrón o de la Virgen de Agosto. Sólo faltaban la procesión y el castillo de fuegos artificiales. No era extraño que el párroco bendijera la oficina, ni que la inauguración contara con la presencia del señor alcalde y del conjunto de fuerzas vivas de la localidad – maestros, boticario, médico y cómo no, el administrador de las fincas del señor marqués o del latifundista de turno -, ni que apareciera en algún breve de la prensa de la época. Lógicamente, contar con un establecimiento bancario daba categoría a cualquier municipio y añadía al elenco de personas importantes de la localidad la figura del director del banco. Hasta ese momento, la actividad bancaria se reducía en muchas localidades a la figura del corresponsal bancario que solía ser algún comerciante que gestionaba las letras de cambio giradas contra residentes en la comarca, pequeños banqueros, bancas familiares, prestamistas usureros e incluso el cartero que actuaba como representante de la desaparecida Caja Postal de Ahorros.

(más…)

COMISIONES VIEJAS, COBROS EXCESIVOS


Comentábamos hace poco la ineficiencia que demuestra nuestro sistema bancario cuando basa su margen de explotación en el cobro de comisiones por servicios difícilmente defendibles y que sólo son el reflejo de un modelo caduco de distribución comercial que se niega a desaparecer aún en plena agonía. Resulta ridículo el cargo de comisiones por servicios que, o no se prestan realmente, o de prestarse – pensemos en la banca electrónica – no requieren de personal ni de infraestructura ya que somos nosotros mismos los que utilizamos la red como un elemento de autoservicio financiero y el hecho de que existan una sucursal es irrelevante para el resultado financiero buscado. (más…)

LAS COMISIONES, SÍNTOMA DE INEFICIENCIA BANCARIA


Hubo una época en la que los servicios bancarios eran gratuitos para los clientes. Los bancos se sentían intermediarios financieros y asumían que emitir o recibir transferencias, compensar cheques o administrar una cuenta eran parte de su trabajo. También es cierto que entonces el Diferencial de Clientela – el equivalente al margen comercial de cualquier empresa – era tan amplio que nadie se planteaba implementar medidas que mejoraran el beneficio de las entidades. Eran tiempos en los que se concedían préstamos al veinte por ciento a la vez que las imposiciones a plazo se remuneraban a un porcentaje del cinco o menos aún. En fin, son los años de los almuerzo de los Siete GrandesCentral, Hispano Americano, Banesto, Bilbao, Vizcaya, Popular y Santander – en los que se establecían los tipos en un oligopolio publicitado en los propios medios de comunicación.

(más…)

DEL MANGUITO Y EL TINTERO… A LA COMPUTADORA


Para el desarrollo de la banca ha sido fundamental la introducción de sistemas informáticos que han reducido el trabajo administrativo permitiendo la expansión del negocio bancario al reducir los tiempos de trabajo y la burocracia.

MANUAL DE CONTABILIDAD BANCARIA

MANUAL DE CONTABILIDAD BANCARIA

Actualmente se ha minimizado considerablemente el movimiento de documentación y su clasificación, ordenación y tratamiento manual. Por otra parte, las operaciones se anotan directamente en las cuentas de destino y se trabaja en tiempo real, no siendo necesarias continuas comprobaciones. Sin embargo, y durante siglos, una operación tan simple como la realización de un ingreso o una retirada de efectivo, la recepción o emisión de una transferencia  cualquier otra simple anotación en una cuenta corriente requería un amplio tratamiento administrativo, que exigía un importante número de personas. (más…)

ESPECIALIDADES DE LA CONTABILIDAD BANCARIA


Determinadas operaciones bancarias requieren de un tratamiento contable que no es habitual en el resto de compañías pero sin las cuales una entidad financiera sería incapaz de conocer una imagen fiel de sí misma.

Las Cuentas de Orden: Estas cuentas recogen partidas representativas de derechos, obligaciones y otras situaciones jurídicas que en el futuro pudieran tener repercusiones patrimoniales, así como aquellos otros que se precisen para reflejar todas las operaciones realizadas por las entidades, aunque no comprometan su patrimonio. Los derechos y compromisos de naturaleza contractual registrados en cuentas de orden suelen figurar por el valor contratado. Las pérdidas potenciales derivadas de esos compromisos deben ser objeto de las correspondientes provisiones y los compromisos por operaciones de cobertura se han de valorar siguiendo el mismo criterio que se aplique a los elementos cubiertos.

Las cuentas de orden se agrupan bajo los siguientes conceptos:

1.- Pasivos contingentes.

a.- Avales y otras cauciones prestadas: son los riesgos derivados de garantías y fianzas dadas para asegurar el buen fin de operaciones o compromisos contraídos por los clientes ante terceros.

b.- Créditos documentarios.

c.- Efectos redescontados o endosados: reflejan el nominal de los efectos.

d.- Activos afectos a obligaciones de terceros: se recogen por el valor contable.

e.- Pasivos contingentes dudosos: serán aquellos en los que la entidad estime que puede tener que hacer frente a la obligación contraída. (más…)

LAS PARTIDAS CONTABLES PROPIAS DEL PASIVO BANCARIO


Al igual que hicimos en la Nota anterior respecto del Activo, vamos a definir aquellas partidas del Pasivo bancario que recogen operaciones típicamente bancarias que nunca aparecerán en los estados contables de una compañía no financiera. Podemos definir las siguientes:

1.- Banco Central: recoge saldos acreedores con el Banco de España.

2.- Entidades de crédito: son las contrapartidas acreedores de las situaciones referenciadas en el punto 2 de la Nota dedicada al Activo y se corresponden:

2.1.- Cuentas mutuas donde se registrarán las operaciones de corresponsalía, y remesas de papel cedido o recibido.

2.2.- Cuentas a plazo, que recogen los apoyos financieros a plazo aunque sea de un día.

2.3.- Otras cuentas: Donde se imputan el resto de situaciones.

3.- Acreedores. Administraciones públicas: comprenden los saldos transitorios por impuestos, tasas y arbitrios de la Seguridad Social recaudados de terceros o retenidos, hasta que se ingresen definitivamente. Los cheques emitidos a su favor hasta que se hagan efectivos y los importes a pagar por Impuesto de Sociedades.

4.- Acreedores. Otros sectores residentes: Tanto este epígrafe como el siguiente recogen las operaciones típicas de la actividad bancaria.

(más…)

LAS PARTIDAS CONTABLES PROPIAS DEL ACTIVO BANCARIO


Para comprender un Balance bancario es necesario conocer la composición de aquellas partidas que recogen operaciones típicamente bancarias que no aparecen en los estados contables de una compañía no financiera.

Es importante reseñar que dentro del Activo bancario, la parte más importante del empleo de los recursos financieros generados por los depósitos recibidos son los recogidos en los puntos 4 y 5, Créditos.

Las más habituales son:

1.-Caja y Bancos Centrales: La Caja recoge exclusivamente las monedas y billetes en moneda nacional y divisas extranjeras que son propiedad de la entidad.

En la cuenta del Banco Central se anota el saldo disponible a la vista en cuenta corriente; los depósitos obligatorios que se deban constituir y las adquisiciones temporales de activos contratadas con la entidad emisora.

Del mismo modo, en la cuenta Otros Bancos Centrales aparecerán los depósitos a la vista constituidos en los Bancos centrales de los demás países donde esté establecida la entidad.

2.-Entidades de Crédito: suelen distinguirse tres tipos de situaciones:

2.1.- Cuentas mutuas donde se registrarán las operaciones de corresponsalía, y remesas de papel cedido o recibido.

2.2.- Cuentas a plazo, que recogen los apoyos financieros a plazo aunque sea de un día.

2.3.- Otras cuentas: Donde se imputan el resto de situaciones. (más…)

BALANCE BANCARIO Y BALANCE DE EMPRESA


El negocio bancario típico se basa en la Intermediación financiera, esto es, obtiene recursos de los ahorradores (agentes económicos con excedentes monetarios) a quienes se los remunera a un precio determinado y después, siempre por cuenta propia los presta a los solicitantes de crédito (agentes económicos con necesidades de financiación) cobrándoles por ello un interés superior al que abona a los ahorradores.

La diferencia entre rendimientos obtenidos del crédito – Productos Financieros – y remuneraciones totales  – Costes Financieros – constituye el denominado Margen Financiero de la entidad. Gráficamente, podemos expresarlo del modo siguiente:

Margen de Intermediación Bancario

Margen de Intermediación Bancario

En principio, el Balance de una entidad bancaria no difiere de los Balances usuales de las empresas, ya que básicamente, recoge idénticos conceptos:

Estructura del Balance Bancario.

Estructura del Balance Bancario.

(más…)

COMO LEER UN BALANCE BANCARIO


Cualquier economía desarrollada requiere un Sistema financiero complejo, que contribuya a la expansión, afianzamiento y evolución de todo el sistema económico. La creación de un amplio entramado de relaciones de crédito mediante la actuación de la banca entre ahorradores e inversores da lugar al sistema financiero que no es algo invertebrado sino un conjunto complejo y estructurado.

La función básica es la intermediación y el objetivo primordial es crear las condiciones necesarias para fomentar el ahorro. Sin ahorradores no hay recursos que intermediar. Conseguido este, y ya que debe remunerarse deberán asignarse recursos a aquellos sectores productivos con capacidad de devolución o a los consumidores con posibilidad de reintegrar mediante su ahorro las cantidades que se le anticiparon. Dicha asignación de recursos debe hacerse con garantías de devolución, por tanto tendrá que conceder créditos analizando convenientemente el riesgo. Teniendo en cuenta que el libre mercado evoluciona en función de incontables valores que fluctúan deberá tener la suficiente maniobrabilidad como para que los medios que utiliza y los mercados se adapten a la situación real. El sistema financiero debe adaptarse al mercado para cumplir los objetivos que hemos señalado. (más…)

LA ENIGMÁTICA PRIMA DE RIESGO


Analizar el riesgo es fundamental para asegurarse de que el dinero, es decir, las disponibilidades de las que dejamos de disponer durante un plazo de tiempo van a sernos devueltas. Seamos inversores o entidades financieras, en ambos casos somos prestamistas y por tanto, obtendremos un interés que calcularemos tal y como explicamos en la Nota anterior.

Tradicionalmente, los bancos exponían en sus tablones de anuncios los diversos tipos de interés básicos a los que realzaban sus operaciones. Y distinguían, entre ellos, los denominados tipos preferenciales que eran aquellos a los que se prestaba a los mejores clientes, los que nos ofrecían la mejor solvencia.

Reconstrucción actual de The Globe, el teatro donde Shakespeare estrenó muchas de sus obras. Londres (Reino Unido).

Reconstrucción actual de The Globe, el teatro donde Shakespeare estrenó muchas de sus obras. Londres (Reino Unido).

Sobre esa cifra base se sumaría aquella cantidad que compensa el riesgo asumido sobre el mínimo que representan esos clientes y que se define analizando las llamadas Cinco Ces y que tan bien definió Shakespeare en su conocida comedia El Mercader de Venecia, en una de cuyas primeras escenas, Shylock – el que el prestamista judío – reflexiona sobre la situación financiera de Antonio – el mercader que da título a la obra – y que actúa como avalista de Basanio que es el prestatario pero cuya situación económica raya la más absoluta de las ruinas. Antonio tiene todo su capital invertido en negocios y carece de liquidez. Así que Shylock admite que tiene a Antonio por solvente. Pero aún así analiza su negocio y afirma en voz alta que sin embargo, sus recursos son hipotéticos; tiene un galeón con destino a Trípoli; otro en ruta para las Indias; […] un tercero en Méjico y un cuarto camino de Inglaterra. Posee algunos más, esparcidos aquí y allá. Pero los barcos no están hechos más que de tablas; los marineros no son sino hombres; hay ratas de tierra y ratas de agua; ladrones de tierra y ladrones de agua; quiero decir piratas. Además, existe el peligro de las olas, de los vientos y de los arrecifes. No obstante, el hombre es solvente. Tres mil ducados. Pienso que puedo aceptar su pagaré.

(más…)

¿CÓMO SE DETERMINA EL INTERÉS?


El parámetro básico del mercado bancario y financiero es el interés que, aunque extrañe a muchos, no es el precio del dinero sino más bien el coste que impone el prestamista por el tiempo que ha de esperar para recuperar su capital. Lo importante para quien se deshace de su dinero y confía en recuperarlo en un plazo pactado, incrementado en el correspondiente interés, no es eliminar el riesgo porque este es connatural a la vida humana sino reducirlo al máximo eliminando todas aquellas circunstancias que contribuyan a minimizar la posibilidad de recuperar la inversión, evitando la concentración de riesgos y convirtiendo la posible inseguridad del negocio en una contingencia lo más reducida posible.

El interés a cobrar que es la base de ese coste puede definirse como la variación que sufre un capital provocado por el paso del tiempo. Cuando una persona presta un dinero lo hace porque no lo necesita durante un plazo determinado o determinable. Sin embargo la persona que recibe ese capital lo dedica a alguna actividad productiva, y por tanto obtiene un lucro. Como toda actividad de este tipo conlleva un riesgo, la persona que cedió el capital está en su derecho de exigir una parte del beneficio obtenido por el tercero con su capital.

Gráficamente podemos representarlo del modo siguiente:

COMPOSICIÓN FINANCIERA DEL TIPO DE INTERÉS

COMPOSICIÓN FINANCIERA DEL TIPO DE INTERÉS

(más…)

LA CONCENTRACIÓN DE RIESGOS


El riesgo es connatural a la vida humana. De pequeños nos caemos cuando aprendemos a andar; de niños, al correr demasiado rápido; de jóvenes si nos creemos deportistas de élite; de mayores, cada vez que olvidamos que ya no somos aquellos jóvenes atléticos con alas en los pies y de ancianos porque nos negamos a pasear apoyados en un bastón. Por eso, una de las frases que deberíamos grabarnos a fuego en nuestra mente es aquella que sostiene que nada en la vida es seguro. La otra verdad absoluta, en la economía y en la vida, y que también da para unos cuantos artículos, nos recuerda que además, nada es gratis. Sería recomendable recordar ambas más a menudo de lo que lo hacemos.

El riesgo económico es la sal de la empresa, sea cual sea el bien o el servicio con el que comerciemos. Tan claro es que sin riesgo no hay beneficio como que el incremento del primero justifica sobradamente la mayor expectativa del segundo. El porqué es fácil de explicar: en una corrida de toros, el diestro siempre cobra bastante más que el clarinero. Seamos o no aficionados, podríamos dar el nombre de algún torero muerto en la plaza, pero ni releyendo con atención los gruesos tomos del viejo Cossío, creo que encontremos un caso similar protagonizado por el señor que, sin duda con buen tino y mejores pulmones, marca el cambio de tercio a toque de clarín.

En los mercados ocurre algo similar. Cuanto más cerca se está de las astas del toro, más beneficio se puede obtener porque mayor es el riesgo que se asume. En El Mercader de Venecia, Shakespeare ponía en boca del judío Shylock unas palabras que definen muy a las claras el concepto de riesgo bancario. Admitiendo que Antonio, – el mercader que da título a la obra – es solvente, el banquero judío afirma pensativo que sin embargo, sus recursos son hipotéticos; tiene un galeón con destino a Trípoli; otro en ruta para las Indias; […] un tercero en Méjico y un cuarto camino de Inglaterra. Posee algunos más, esparcidos aquí y allá. Pero los barcos no están hechos más que de tablas; los marineros no son sino hombres; hay ratas de tierra y ratas de agua; ladrones de tierra y ladrones de agua; quiero decir piratas. Además, existe el peligro de las olas, de los vientos y de los arrecifes. No obstante, el hombre es solvente. Tres mil ducados. Pienso que puedo aceptar su pagaré.

(más…)

LA REVISIÓN DE TIPOS EN LA GESTIÓN DE SUCURSALES


Como vimos en la Nota anterior el sistema de remuneración de Activos y Pasivos utilizado para establecer las Cuentas de Resultados individuales de las diversas sucursales puede ser un excelente sistema de gestión o darnos imagen deformada de la realidad. En un libre en el que los tipos de interés no son fijos, es imposible establecer sistemas inalterables de gestión.

Para elevar el Margen de Intermediación siempre es imprescindible elevar el Diferencial de clientela, pero, tampoco podemos olvidar que si se reduce podremos también aumentar nuestro Margen, pero sólo si la gestión comercial es eficiente y las condiciones de mercado permiten que se produzca un efecto volumen. Fuera de ahí, la única posibilidad sería la de no depender del sistema y gestionar la sucursal hasta hacerla lo más equilibrada que nos permitan las circunstancias de mercado. Pero no siempre es posible, ya que una sucursal que busque atender a todo tipo de público no tiene fácil alcanzar ese objetivo, sea por su propia situación, por la presencia de competencia especializada, por la estructura de precios, etc.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: