EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Posts tagged 'Ahorro'

Tag Archives: Ahorro

CUANDO EL DINERO NO TIENE PRECIO


Todos somos conscientes de que precio y valor son cosas distintas. El propio Adam Smith explicó con la conocida paradoja del agua y el diamante su percepción de valor. Nadie duda de la necesidad que tiene un ser humano de beber agua para sobrevivir pero como obtenerla es fácil ya que la propia naturaleza nos la ofrece, su precio es muy inferior a su valor. En cambio, un diamante carece de valor de uso, más allá del decorativo y de algunas aplicaciones industriales dada su dureza – recuerden la Ley de Mohs que aprendíamos en el BUP – pero su escasez y el proceso de trabajo que va desde su extracción a su esplendor último, hacen que su precio supere con mucho el valor del bien. Son conceptos muy estudiados, tanto el valor de uso como el de cambio. (más…)

Anuncios

MAGDALENAS, MUFFINS & CUPCAKES


Aunque los españoles seamos más de chocolate con churros, la belleza poética del episodio que tan elegantemente narra Marcel Proust en su novela Por el camino de Swann, en el que el protagonista recupera una serie de de viejos recuerdos infantiles al sentir el olor y sabor de una magdalena mojada en un taza de té, refleja muy bien esa nostalgia que todos sentimos de un modo revelador y casi epifánico ante la vuelta a los orígenes y a la sencillez de cualquier proceso al que el tiempo ha envilecido y sofisticado hasta hacerlo irreconocible.

(más…)

TIEMPOS DE CAMBIO EN LA BANCA


El objeto real del negocio bancario no es el dinero, es el tiempo. Al fin y al cabo, el interés no es más que el precio que la banca nos cobra por el tiempo que va a esperar para recibir la devolución de un dinero que no tenemos y que nos va a permitir adquirir algo que necesitamos, o simplemente, deseamos. Pero no nos confundamos, aunque el negocio bancario parezca de grandes cifras, estas no son más que la acumulación de ingentes cantidades de pequeños importes. La banca real, más que hacer operaciones millonarias, hace millones de operaciones.

La mejor definición de banquero es aquella que lo retrata como un trapero del tiempo.

El beneficio de la banca surge de la diferencia entre los intereses cobrados por los préstamos concedidos y el coste del dinero adquirido. De esa cifra que es el Margen de Intermediación habrá que deducir los costes de la estructura, las amortizaciones, etc. hasta obtener el beneficio final de la actividad económica de una entidad. Pero si esa primera cifra es negativa, o simplemente baja o ajustada que diría un analista engominado, el beneficio se torna en imposible.

El mercado actual con los tipos de referencia cercanos a cero y una actividad económica que no acaba de arrancar, no parece el más idóneo para generar Márgenes de Intermediación saneados y mucho menos para garantizar rentabilidades. La única posibilidad de ganar dinero cuando los diferenciales son tan bajos es incrementar significativamente el volumen de actividad, es decir, aumentar el número de operaciones de crédito para repartir el riesgo pero no parece posible cuando el volumen total de créditos concedidos y el de los depósitos bancarios sigue cayendo. El primero por falta de demanda solvente y el segundo por la necesidad de empresas y familias de reducir su endeudamiento, la bajada generalizada de salarios y el uso del ahorro acumulado como último recurso para evitar el impago. (más…)

TG7. MESA DE ACTUALIDAD (18 de mayo de 2015) EN ‘EL SALÓN’ DE ANA RODRÍGUEZ MARTÍ


Con Francisco Martín Recuerda, Presidente del Consejo Social y Expresidente del Colegio de Economistas de Granada y Alfredo Martínez Muriel, Delegado en Granada de AUSBANC. Hablamos sobre  el Sistema Financiero, su situación actual, la necesaria transformación digital y el fin del modelo de sucursales de proximidad.

PULSAR PARA VER en TG7 o en mi Canal YOU TUBE.

NUNCA OLVIDEN A GEORGE BAILEY


En estos tiempos de crisis bancarias, exuberancias financieras, quiebracajas, preferentes y tarjetas black resulta reconfortante arrebujarse ante el televisor y volver a disfrutar de una de las obras maestras de Frank Capra: ¡Qué bello es vivir!

¡Qué bello es vivir!

¡Qué bello es vivir!

Siempre he dicho que la mejor clase de banca a la que he asistido en mi vida la da George Bailey – magistralmente interpretado por ese caballero sin espada que siempre fue el gran James Stewart. Sería muy interesante que todo directivo bancario la hubiera visto y sobre todo, que lo hiciera con ánimo de aprender. (más…)

EL OSO YOGUI Y CAJAMADRID


Parece que fue ayer cuando pasábamos las tardes de invierno frente al televisor con nuestra taza de colacao y la tostada de nocilla riendo con la inocencia de los niños, mientras disfrutábamos de las aventuras del oso Yogui en el parque de Yellowstone. Es difícil no acordarse de ese oso de elegante cuello blanco, corbata estrecha y sombrero stetson de color verde que nos tenía cautivados con sus aventuras. Yogui era uno de nuestros héroes; cuando andaba, sonaban tambores de fondo, hablaba en rimas y gritaba: ¡Ey,ey,ey…! Y nosotros le imitábamos: ¡Ey,ey,ey…!. ¡Ah, la infancia feliz! Esa Arcadia libre de engaños y problemas en la que la mayor preocupación es no perder ese bolígrafo que nos habían traído los reyes y que llevaba un barquito dentro que parecía navegar cuando lo hacíamos oscilar y cuya desaparición nos hubiera provocado una conmoción superior a la que generó el hundimiento del Titanic en la Europa de la época. Tempus fugit; Yogui y su inseparable Bubu. Yogui era el alocado de la pareja, siempre estaba contento y tenía la autoestima por las nubes. Cada vez que algo se le pasaba por la cabeza, se lanzaba a ello sin pensarlo, aunque fuera una locura. Es más, siempre solía ser una locura. Bubu, en cambio es todo lo contrario. Tranquilo y prudente, siempre va tras de su amigo, advirtiéndole de que va a meterse en algún lío antes de que acabe la historieta.

¿DÓNDE ESTABA EL GUARDABOSQUES EN EL CASO DE BANKIA-CAJAMADRID?

¿DÓNDE ESTABA EL GUARDABOSQUES EN EL CASO DE BANKIA-CAJAMADRID?

(más…)

LOS TRES HOMBRES JUSTOS DE BANKIA


Cuenta el Génesis que Lot, el sobrino de Abraham, fue hecho prisionero en el valle de Sidim y que avisado su tío por uno de los que escaparon de la batalla, armó a sus hombres y lo rescató junto a sus bienes y riquezas. Cuando Lot volvió a Sodoma, ciudad en la que vivía junto a su familia, esta ya era ciudad de excesos y pecado. Y entonces Jehová anunció a Abraham su destrucción y la de todos sus moradores por los que intercedió preguntando: ¿Destruirás también al justo con el impío? Quizá haya cincuenta justos dentro de la ciudad: ¿destruirás también y no perdonarás al lugar por amor a los cincuenta justos que estén dentro de él?

Cincuenta fue el número de justos que Dios exigió a Abraham para perdonar a todo el lugar. Y Abraham, que al fin y al cabo es el patriarca de los judíos, empezó a negociar con Dios buscando rebajar la cifra pues conocía la imposibilidad de cumplir la divina exigencia. Y fue reduciéndola argumentando que quizá faltarán de cincuenta justos cinco; ¿destruirás por aquellos cinco toda la ciudad? Y le dijo Dios, no la destruiré, si hallare allí cuarenta y cinco. Y luego fueron cuarenta y más tarde treinta y después veinte y por último consiguió cerrarlo en diez. La estrategia del patriarca fue inteligente y sabia pues redujo poco a poco el límite, sin poner en duda la justicia de la cifra inicial y cediendo el mérito de la rebaja a la magnanimidad de Dios. Pero aún así, ni esos diez encontraron los ángeles enviados por Dios que al alba hizo llover azufre y fuego sobre Sodoma y Gomorra y destruyó las ciudades y toda aquella llanura, con todos sus moradores y el fruto de la tierra. (más…)

RETORNO AL PASADO…BANCARIO


Jeff Bailey es un tipo normal que disfruta de la pesca y del amor de su chica, Ann, con la que desea casarse. El personaje que encarna un rotundo Robert Mitchum, es un tipo normal, simpático y agradable, que gestiona una pequeña gasolinera en un pueblecito perdido de los Estados Unidos. Uno de esos lugares donde, salvo los vecinos, es muy raro que un extraño se acerque a repostar y si lo hace es porque se ha perdido o porque es uno de esos aventureros que una vez al volante disfrutan haciendo millas sin importarles a donde les lleve la carretera. Por eso, cuando recibe la visita de Joe, un matón neoyorquino que trabaja a las órdenes de Whit SterlingKirk Douglas – uno de los capos mafiosos más crueles de la gran manzana, su vida da un vuelco trágico. Sin quererlo, Jeff se ve obligado a recordar su azarosa vida como detective privado; una época para olvidar en la que Sterling a quien no tiene más remedio que visitar, le contrató para localizar a Kathie Moffett, una mujer tan bella como peligrosa, toda una femme fatale. (más…)

BCE Y TLTRO. ¿EL TIMO DE LA LIQUIDEZ?


Cada vez que el Banco Central Europeo decide ofrecer facilidades de liquidez, una ola de optimismo se expande desde Frankfurt hasta los más recónditos rincones del viejo continente. Y es lógico que así sea. Al fin y al cabo, estas operaciones financieras denominadas TLTRO (Targeted Longer-Term Refinancing operations) no son más que refinanciaciones a largo plazo. Su objetivo teórico es trasladar el crédito desde la banca hacia la economía productiva, particulares y empresas, para de ese modo reactivar un consumo demasiado paralizado desde hace tiempo.

El planteamiento de la nueva oleada de liquidez es sencillo. La primera inyección será en septiembre de este año y la segunda en diciembre. Todos los bancos podrán obtener préstamos por un total no superior al siete por ciento del valor de su cartera de préstamos concedidos al sector privado no financiero de la zona euro que estuvieran vivos en sus balances a 30 de abril. Se exceptúan los que tengan como objeto la adquisición de vivienda. Más tarde y de modo adicional, entre marzo de 2015 y junio de 2016 se realizarán nuevas inyecciones con carácter trimestral. Todas las operaciones vencerán en septiembre de 2018 y el tipo de interés aplicable será igual al que sea aplicable a las operaciones principales de financiación (OPF) del Eurosistema en el momento de su realización, más un diferencial fijo de 10 puntos básicos (0,10%). Una ganga, vamos.

La primera oleada de TLTRO será incondicional. Pero a partir de 2015 se prestará solo a quienes hayan mejorado su financiación neta al sector privado no financiero. Se entiende por financiación neta el resultado de restar a las nuevas operaciones concedidas las amortizaciones producidas durante un período de tiempo. Y aquí viene la primera sorpresa, mejora no es equivalente a aumento. Hay países, y España es uno de ellos, en los que la financiación neta está en tasas negativas. En ese caso, mejorarlo es muy sencillo, basta con que caiga menos. En conclusión, dinero fresco y barato para los bancos.

La pregunta es, ¿servirá para mejorar la financiación de empresas y familias? (más…)

LOS RESTOS DEL NAUFRAGIO


La mayoría de las centenarias y en tiempo beneméritas Cajas de Ahorros han desaparecido de nuestro mapa bancario gracias a la dislocada, errática y pésima dirección de sus gestores políticos. Más preocupados por crecer que de hacerlo sobre sólidos cimientos y obsesionados con convertir las entidades en su particular fondo de reparto de prebendas, generaron balances de calidad ínfima y en palabras de un castizo, con más peligro que una caja de bombas. Nacionalizadas con dinero del contribuyente, alguna de ellas se ha convertido en un auténtico pozo sin fondo en el que enterrar miles de millones de euros que hubieran sido mucho más eficientes invertidos en economía productiva.

Antes de ponerlas a la venta, el estado sacó de sus balances todas aquellas operaciones vinculadas a la burbuja inmobiliaria cuyo cobro resulta más que improbable, utópico, con la idea de quitarles lastre. Pero las sentinas ocultan tantas sorpresas que los potenciales compradores, aún pagando precios irrisorios, exigen la constitución de Esquemas de Protección de Activos (EPA). Estos son aportados por el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) mediante avales públicos – si, otra vez acaba pagando el contribuyente – que se ejecutarán en el caso de que los compradores sufran pérdidas tras deshacerse de las carteras de préstamos. Las amplias redes comerciales aportan tan poco valor que se están liquidando a precios de derribo cuando no se han cerrado directamente, sin plantearse plan de viabilidad alguno. (más…)

AGGIORNAMENTO FINANCIERO


Parece que el Papa Francisco está dispuesto a dejar su impronta no solo en cuestiones de fe católica y dimensión social sino también en algún asunto de tipo financiero y bancario. La Santa Sede se ha dotado, al fin, de una Secretaría para la Economía a cargo del cardenal Pell y además, tras años de sospechas y cierto escándalo, alguien está dispuesto a poner coto a las actividades del IOR (Instituto para las Obras de Religión), conocido popularmente como Banca Vaticana.

El objetivo fundacional dela entidad fue el de conservar y administrar los bienes confiados al Instituto por personas físicas o jurídicas que tuvieran por objetivo actividades religiosas o caritativas. Además, permitiría a la Santa Sede administrar sus recursos y le ayudaría a financiar a las iglesias con mayores necesidades económicas situadas en los países más pobres.

Palazzo Governatorio. Ciudad del Vaticano.

Palazzo Governatorio. Ciudad del Vaticano.

(más…)

LA HONDA DE DAVID


Too Big to fail, demasiado grande para caer. Es curioso, no dicen demasiado sólido para caer, sino demasiado grande. En los años de bonanza nos venden la necesidad de que existan grandes corporaciones. Ya saben, la marca España. Pero cuando vienen mal dadas nos enteramos de que al derrumbarse nos van a rebotar los cascotes en la cabeza. La idea es discutible porque genera un enorme riesgo moral. Si los gestores bancarios asumen grandes riesgos es, en parte, porque saben que disfrutarán de los beneficios pero seremos los contribuyentes quienes paguemos las pérdidas. Defendía Adam Smith que el manejo de los negocios de las sociedades anónimas se caracteriza en alguna medida por la negligencia y la prodigalidad ya que no puede esperarse en quien maneja mucho más dinero extraño que propio el mismo celo y prudencia que si todo fuera suyo.

Las entidades sistémicas son las que por su tamaño pueden provocar un maremoto en la economía de un país en caso de insolvencia o quiebra. ¿Recuerdan la frase si General Motors estornuda, Estados Unidos se resfría? Por eso los mercados sanos evitan las concentraciones empresariales. Impedir los oligopolios y fomentar la competencia debería ser la labor de un gobierno si realmente, cree en el mercado. Pero no es ese el caso de España. No lo ha sido casi nunca. Ahora, el mismo gobierno que habla de competitividad y libre mercado quiere forzar la reestructuración de la banca cooperativa en una muestra más de su afán intervencionista. Dice que quiere reducir las Cajas Rurales  a un par de grupos. La propuesta es, cuando menos, incomprensible. ¿Qué necesidad hay de imponer una reforma a un sistema que funciona y que, a su ritmo, está decidiendo qué futuro quiere? Se aduce que estas entidades, al ser pequeñas, no pueden financiarse en el mercado. Habría que explicarle al ministro y a los gurús de tres al cuarto de las finanzas que el mercado financiero no es sólo la Bolsa. El jubilado que mantiene sus ahorros en la Caja Rural de su barrio es tan mercado como el Hedge Fund que pretende hacer grandes operaciones corporativas. La única diferencia es que en el primer caso, ambas partes se conocen perfectamente.

(más…)

GOIRIGOLZARRI Y EL VOLUNTARISMO BANCARIO


Un día, el gobierno decidió rescatar al señor Goirigolzarri de la prejubilación para dirigir Bankia. Una amalgama de cajas y cajitas unidas al calor de las siglas de un partido y no por las sinergias, beneficios o ventajas competitivas que la fusión pudiera generar. José Ignacio Goirigolzarri era, ya entonces, un banquero de amplia trayectoria y reconocida solvencia. Nadie dudó de que ambos, directivo y empresa, compartieran la primera de las cualidades ni tampoco que, en cuanto a la segunda, fueran antípodas en aquel momento.

La situación a la que habían llevado al grupo Bankia quienes decían dirigirlo hubiera aconsejado la quiebra y la consiguiente disolución, liquidación y extinción de la compañía. Pero ya se sabe que los gobiernos, ante el dragón de la crisis bancaria, siempre se enfundan la armadura de esforzado san Jorge y acaban, con la inestimable ayuda del contribuyente, rescatando a la frágil doncella bancaria. Y al señor Goirigolzarri le tocó el papel de apuesto salvador en tanto que al sufrido contribuyente, una vez más, le fue asignado el de involuntario mecenas ya que el dinero, como siempre, lo pusieron de nuestra hucha y sin preguntarnos.

Una vez que se sacó de Bankia toda la basura acumulada para que la SAREB la procese en los próximos quince o veinte años, se inició la estrategia de ajuste de la entidad. El plan no era muy creíble y aún hoy, genera algunas dudas en los mercados, si bien, el liderazgo del señor Goirigolzarri se ha hecho valer y la sensación generalizada es que este capitán, a diferencia de los temerarios y soberbios grumetillos anteriores, sí sabe gobernar un barco.

(más…)

UNA LEY GLASS-STEAGALL PARA EL SIGLO XXI


Nuestros abuelos sabían distinguir el colmado de la lonja. En el primero, al que también se llamaba con el precioso nombre de ultramarinos, el señor Juan, el de la tienda, vendía las legumbres al peso y las empaquetaba en un cucurucho de papel de estraza. En la lonja, que en algunas partes de España también respondía al nombre de tercena, don Federico el tercenista comerciaba al por mayor. Los garbanzos eran los mismos. Llegaban a la lonja en carros. Y allí, la gente de don Federico los cargaba en sacos de un par de arrobas que vendía a los negocios que como el del señor Juan, vendían al detall. Entre ambos había diferencias; uno fiaba, compraba todas las semanas y tenía un buen centenar de clientes y el otro vendía a crédito, almacenaba género y solo vendía a un puñado de comercios. Pero ambos conocían a todos sus compradores por el nombre y siempre que podía le preguntaban por la familia. Cada uno asumía sus riesgos, el señor Juan fiaba muy poquito a muchos y don Federico daba crédito a pocos clientes pero en cantidades más altas. Y los dos sufrían de vez en cuando el impago de alguno de ellos.

(más…)

POR QUÉ LA BANCA ES CULPABLE


Con demasiada frecuencia escucho decir a mandos intermedios de la banca que a ningún cliente se le puso una pistola en el pecho para que firmara la hipoteca que ahora no puede pagar y por la que perderá, no sólo su casa, sino también la tranquilidad económica para el resto de su vida. Tampoco es raro que gente normal, de esa que hace cola en la parada del autobús o del metro y que aún puede formar parte de lo que llegó a conocerse como clase media, se descuelgue con un a mí, en el fondo, me dan pena, pero es que la gente pedía sin pensar y a la hipoteca le sumaban el viaje de novios, los muebles, el coche… Y lo más patético es oír a esos tipos conocidos como gentes de orden en tiempos de la Dictadura, que los compromisos están para cumplirse y el único responsable de un contrato es quien lo firma y que esto pasa porque la gente se ha creído que tenía derecho a todo y bla,bla,bla…

Y no les falta razón. ¿O sí?

Sería bueno recordar a los bancarios que tampoco hay noticia de que a ninguno de ellos se le apuntara con un arma en la sien o se le torturara sádicamente con la intención de que colocara a sus clientes determinados productos financieros. Pero muchos lo hicieron. O a la gente normal que resulta curioso que no censuren al que dio, sino al que pidió y  que olviden aquello de que contra el vicio de pedir, la virtud de no dar. Y a las gentes de orden que no estaría de más aplicarse a sí mismos, esa exigencia en el cumplimiento de los compromisos que con tanta prepotencia demandan a los demás. Sean los firmantes, Cajas de Ahorros, Empresas, Instituciones públicas, Ayuntamientos, Gobiernos varios o testas coronadas.

Y sobre todo, hay que dejar muy claro que obvian cuestiones bancarias básicas que explican la burbuja crediticia.

O quizás, como no tienen ni idea del negocio bancario defienden una supuesta verdad comúnmente aceptada que no es más que una falacia. No crean que me he equivocado; la mayoría de los mandos intermedios de la banca y sobre todo muchos directivos, en particular los de las Cajas de Ahorros, sabían de banca más o menos lo mismo que una sardina de biología marina. Igual que vivir en el mar no la convierte en una experta bióloga, trabajar en una sucursal o pisar la mullida moqueta de la lujosa sede central de una Caja, no te convierte en un experto bancario.

Y ahora, respondamos a la pregunta crucial de este asunto: ¿Por qué la banca es culpable?

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: