EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Posts tagged 'Análisis de riesgos'

Tag Archives: Análisis de riesgos

CON TIPOS TAN BAJOS ¿A QUIÉN PRESTO?


En situaciones normales – y la que vivimos con los tipos de interés coqueteando con el cero no lo es – las caídas del precio del dinero generaban varios procesos casi inmediatos. En primer lugar caía el saldo de las inversiones en operaciones de bajo riesgo, como las clásicas Imposiciones a Plazo Fijo, pues la única forma de mantener la rentabilidad esperada era asumir algo más de riesgo comprando deuda, pública o privada, Fondos de Inversión o directamente, Bolsa. De cierta manera, la caída de tipos obligaba al ahorrador a convertirse en inversor.

(más…)

¿POR QUÉ NO CRECE EL CRÉDITO SI ES TAN BARATO?


Me preguntan muchos amigos y conocidos – supongo que porque uno lleva media vida dedicándose a esto de las finanzas – por qué, estando los tipos de interés regalados, no crece la inversión ni se dispara el consumo. Algún viejo compañero de fatigas bancarias, hoy felizmente prejubilado, rememora como en los primeros noventa celebrábamos cada bajada de tipos de interés liquidando Imposiciones a Plazo de nuestros clientes que pasaban a comprar acciones o Fondos de Inversión y sobre todo, incrementando nuestra cartera de préstamos y créditos. Entonces era lógico que la bajada del precio del dinero y del coste de financiación produjera una cierta relajación en los clientes y les empujara a financiar adquisiciones que de otro modo les hubieran resultado prohibitivas. (más…)

AVANZAR MIRANDO EL RETROVISOR


Coincide casi toda la prensa económica en que la guerra de guerrillas protagonizada por la banca comercial durante 2015 y que ha llevado a la resurrección de ese lázaro que eran las hipotecas, va a seguir recrudeciéndose durante este año que comienza. Poco a poco, los diferenciales van reduciéndose y amenazan con situarse a los niveles ínfimos de antes de la crisis.

AVANZAR MIRANDO EL RETROVISOR

AVANZAR MIRANDO EL RETROVISOR

Se anuncian hipotecas más baratas y accesibles. Que sean más baratas me parece lógico; el precio del dinero está en mínimos históricos y el coqueteo con los tipos negativos siguen en ese punto en que el cortejo no se sabe si va a cuajar de una vez pero no se abandona. Lo que si me provoca profunda preocupación es que la financiación hipotecaria vuelva a ser más accesible. Al fin y al cabo, la accesibilidad al crédito no es más que un eufemismo que oculta la laxitud de las entidades a la hora de rebajar las exigencias de solvencia a sus deudores. Y fue esa flexibilidad mal entendida, ese rebajar el listón para que pudiera endeudarse cualquiera, la principal fuente de aire que se insufló a la burbuja inmobiliaria y que la hizo tomar altura hasta alcanzar la estratosfera en la que colapsó y explotó inundando de inmundicia nuestro sistema financiero. (más…)

¡QUÉ FLUYA EL CRÉDITO!


Contaba mi abuela que en su juventud – allá por los primeros años del pasado siglo – y entre las familias de orden, cuando algún muchacho pretendía a una jovencita, antes de acercarse a ella en la verbena y pedirle un baile se dirigía respetuoso a su señor padre o a la persona que la acompañara para solicitar su venia. Y cuando, tras algunos meses de recatadas maniobras de aproximación, decidía formalizar la relación volvía – en deliciosa expresión – a pedir la puerta – para poder visitar a la que ya era su novia en la casa familiar. Y por último, – en otra frase hoy absolutamente rancia – antes de pasar por la vicaría, el pobre novio sufría el trance de sentarse con su futuro suegro ante el velador de algún café para someterse al interrogatorio de rutina que siempre incluía la pregunta del millón: ¿y usted de que posibles dispone?

Poco después, los locos y felices años veinte y el advenimiento de la II República relajaron las costumbres hasta el punto de que la recatada y mojigata España de la Restauración vio como desde los Ateneos Libertarios se defendían las comunas y el naturismo y se abogaba por la práctica del amor libre consensuado. (más…)

LOS RIESGOS FINANCIEROS FUERA DE BALANCE


Uno de los mayores problemas con los que se encuentran habitualmente los analistas es detectar todos los productos o situaciones de riesgo que no aparecen registrados en la contabilidad de las compañías, lo que se denomina operaciones fuera de balance que pueden definirse como aquellas operaciones que no implican un movimiento inmediato de efectivo, por lo que no se contabilizan en cuentas patrimoniales, aunque plantean riesgos financieros futuros, incidiendo en el resultado y poniendo en duda la viabilidad de la compañía.

El Balance es la foto fija de una realidad en movimiento como es la empresa. Por tanto, siempre es bueno disponer de una secuencia de ellos (trimestrales o semestrales) para poder detectar con certeza la situación financiera de cada compañía. Y por otra parte, tampoco hay que olvidar que los Balances Oficiales que sirven para formular las Cuentas Anuales se preparan para ofrecer la mejor imagen posible.

Podemos, por tanto, separar los Productos de Riesgo según aparezcan o no en el Balance. (más…)

UNA APROXIMACIÓN A LOS DIVERSOS RIESGOS FINANCIEROS


Sabemos que el riesgo puede definirse como la contingencia o posibilidad de que algo suceda o la proximidad de un peligro o daño. Financieramente, el riesgo es una situación en la que no existe garantía de éxito, lo que en términos puramente económicos se relaciona siempre con la posibilidad de obtener beneficios. Por tanto, es una característica connatural a la actividad empresarial y esa es la razón por la que debe analizarse y valorarse, con idea de reducir al mínimo sus efectos negativos y aprovechar los positivos.

La incertidumbre se refiere a la posibilidad de que se produzca una pérdida, al momento de producirse y a la cuantía de la misma. El riesgo puede derivarse de la propia actividad. En este caso se denomina operativo y si nace del resto de actividades, puede ser financiero, – propio de las operaciones de financiación – o extraordinario – del resto.

Dado que toda empresa requiere financiación, el riesgo de tipo de interés siempre afecta a la cuenta de resultados. En el caso de las compañías que tengan negocios en el extranjero, adquieran materias primas o cualquier otro suministro significativo porcentualmente sobre su facturación y, por supuesto, todas aquellas que tengan como objeto el comercio internacional – importación y exportación – deberán gestionar también el riesgo de tipo de cambio y el denominado riesgo país. (más…)

LA SEGMENTACIÓN DEL MERCADO BANCARIO


La segmentación es un método que pretende limitar los clientes objetivos posibles a los que dirigirse.

El primer criterio a utilizar es el de la segmentación geográfica. Cada entidad decide cual quiere que sea su mercado; unas desean ser líderes a nivel internacional y adoptan estrategias globales. Otras, en cambio, prefieren reducirlo a una provincia o región y estructuran su producción al ámbito geográfico definido.
También es importante realizar una segmentación social. Se trata de dividir a la clientela objetiva en función de su edad; sexo; estado civil – soltero, casado o en pareja, separado, viudo o divorciado – ya que del mismo se deducirán obligaciones y derechos financieros; situación parental – miembros de la unidad familiar y sus características – pues de ahí obtendremos determinados datos de interés; formación, etc. Estos grupos no significan nada per se pero combinados con el resto de variables que veremos generarán grupos homogéneos a los que ofrecer productos concretos.
Otro criterio muy interesante es el que se deduce de los niveles de renta. Definiremos la renta media – nacional y por regiones, provincias o barrios – para estructurar la población. Una magnitud estadística interesante es la moda, o dato más repetido, que nos dará una imagen clara de cuál es el mayor grupo social al que dirigirse.
Para segmentar por productos financieros pueden adoptarse diversos criterios. El más habitual es el que lo ajusta por mercados. (más…)

EL CLIENTE BANCARIO Y SU MOTIVACIÓN


Desde el punto de vista bancario existen dos tipos de clientes, los Ahorradores que son los miembros de una sociedad con excedentes monetarios y los Solicitantes de crédito que, a diferencia de los anteriores, tienen necesidades de dinero.

El Banco canaliza el ahorro de los primeros hacia la financiación de los segundos pagando un precio – tipo de interés – a los Ahorradores y cobrándolo a los Solicitantes de crédito.

Por tanto, las motivaciones básicas del cliente bancario pueden agruparse en función de a qué tipo de cliente nos referimos:

Las opciones del inversor – ahorrador: el sistema bancario ha dispuesto desde siempre de una gama de productos que ofrecer a quien dispone de liquidez. Ahora bien, cuando las cantidades son pequeñas, si bien las remuneraciones ofrecidas por el Banco son seguras, siempre estarán por debajo de las rentabilidades que se pueden obtener en otros mercados, como el Bursátil. El problema del pequeño inversor reside en que si no tiene los conocimientos necesarios para invertir deberá buscar asesoramiento. Esto supondrá un desembolso adicional que reduce la rentabilidad de la inversión. En caso de no serle necesario asumirá el riesgo individual de su decisión inversora. Por ello, a la hora de invertir, el pequeño ahorrador tendrá que elegir entre los productos seguros que le ofrecerán una rentabilidad mediocre respecto al mercado o aquellos que le ofrecen la posibilidad de elevadas rentabilidades aunque asumiendo un importante riesgo de pérdida. El inversor-ahorrador deberá analizar en qué producto invertir y el banco cual es el producto que mejor se adapta al cliente. Para ello, hay que tener en cuenta una serie de circunstancias: (más…)

EL RIESGO DE NO ARRIESGAR


No necesito recordar a nadie que el riesgo es algo connatural a nuestras vidas. Como no hay nada gratis, sólo arriesgando podremos conseguir lo que ansiemos en cualquier ámbito de la vida. Si una tarde de sábado dudamos entre invitar a nuestra pareja al cine o al teatro, tendremos en cuenta el precio, el horario y el interés de cada espectáculo, los gustos propios y de quien invitamos, la distancia a recorrer, si vamos en nuestro coche o en transporte público, los costes añadidos como el aparcamiento, la comodidad de las salas, etc. Y todo ello lo hacemos casi inconscientemente hasta decidirnos. Y aún así, siempre existe el riesgo de que la velada sea un fracaso ya que no controlamos todas las variables posibles, alguna de las cuales puede dar al traste con nuestra salida sabatina, sean responsabilidad nuestra – un comentario inapropiado desde el punto de vista de nuestra pareja; un cálculo erróneo sobre el tiempo necesario para llegar puntualmente o una mala elección de lugar de aparcamiento – o ajena – la actitud bulliciosa del pesado de la butaca de al lado que ríe con estrépito o no acostumbra a visitar la ducha antes de salir de casa; el atasco producido por un accidente de tráfico; la enfermedad del actor principal – en el caso de elegir teatro – sustituido por un novato sin gracia ni tablas o … cualquier otra eventualidad posible aunque sea altamente improbable. (más…)

PATADA A SEGUIR


El rugby, ese maravilloso deporte de villanos jugado por caballeros, tiene una regla que lo hace épico y otra que lo humaniza. La primera es su esencia; ningún jugador puede ir por delante del balón ya que no puede pasarse hacia delante. Así, será el ímpetu y el empuje del equipo el que lo haga traspasar la línea de ensayo. Por otra parte, como ningún jugador puede ser tocado si no lleva el balón, una de las imágenes más clásicas del juego es la patada a seguir. Cuando resulta imposible romper la muralla defensiva contraria se patea el balón hacia delante, con fuerza y a ras de hierba, para evitar la presión de los delanteros contrarios y esperando que un compañero pueda recogerlo y conseguir de ese modo alguna ventaja. En otras palabras, soltar el balón y encomendarse a todos los santos.

Últimamente, la banca, agobiada ante el muro infranqueable de la morosidad, las provisiones, el riesgo y las normas contables de Basilea III, ha hecho lo mismo que el jugador de rugby aterrorizado ante la corpulencia de sus adversarios y ha lanzado el balón hacia delante esperando tiempos mejores que parecen no llegar.

Según el Banco de España (Informe de Estabilidad Financiera de mayo de 2014, página 27) el conjunto de las entidades bancarias que operan en nuestro país mantienen en sus balances 211 mil millones de euros procedentes de refinanciaciones, un 15% de la cartera crediticia total. De esa escalofriante cifra, la mitad son créditos morosos – acumulan más de noventa días de retraso en los pagos – y casi la quinta parte cumple todas las condiciones objetivas para serlo muy pronto. Sea por impagos, por no cumplir sus obligaciones regularmente o porque el deterioro de su negocio es tan evidente como irreversible.

(más…)

LA CONCENTRACIÓN DE RIESGOS


El riesgo es connatural a la vida humana. De pequeños nos caemos cuando aprendemos a andar; de niños, al correr demasiado rápido; de jóvenes si nos creemos deportistas de élite; de mayores, cada vez que olvidamos que ya no somos aquellos jóvenes atléticos con alas en los pies y de ancianos porque nos negamos a pasear apoyados en un bastón. Por eso, una de las frases que deberíamos grabarnos a fuego en nuestra mente es aquella que sostiene que nada en la vida es seguro. La otra verdad absoluta, en la economía y en la vida, y que también da para unos cuantos artículos, nos recuerda que además, nada es gratis. Sería recomendable recordar ambas más a menudo de lo que lo hacemos.

El riesgo económico es la sal de la empresa, sea cual sea el bien o el servicio con el que comerciemos. Tan claro es que sin riesgo no hay beneficio como que el incremento del primero justifica sobradamente la mayor expectativa del segundo. El porqué es fácil de explicar: en una corrida de toros, el diestro siempre cobra bastante más que el clarinero. Seamos o no aficionados, podríamos dar el nombre de algún torero muerto en la plaza, pero ni releyendo con atención los gruesos tomos del viejo Cossío, creo que encontremos un caso similar protagonizado por el señor que, sin duda con buen tino y mejores pulmones, marca el cambio de tercio a toque de clarín.

En los mercados ocurre algo similar. Cuanto más cerca se está de las astas del toro, más beneficio se puede obtener porque mayor es el riesgo que se asume. En El Mercader de Venecia, Shakespeare ponía en boca del judío Shylock unas palabras que definen muy a las claras el concepto de riesgo bancario. Admitiendo que Antonio, – el mercader que da título a la obra – es solvente, el banquero judío afirma pensativo que sin embargo, sus recursos son hipotéticos; tiene un galeón con destino a Trípoli; otro en ruta para las Indias; […] un tercero en Méjico y un cuarto camino de Inglaterra. Posee algunos más, esparcidos aquí y allá. Pero los barcos no están hechos más que de tablas; los marineros no son sino hombres; hay ratas de tierra y ratas de agua; ladrones de tierra y ladrones de agua; quiero decir piratas. Además, existe el peligro de las olas, de los vientos y de los arrecifes. No obstante, el hombre es solvente. Tres mil ducados. Pienso que puedo aceptar su pagaré.

(más…)

ATRAPADOS POR LA HIPOTECA (SPANISH CARLITO’S WAY)


Allá por 1993, el irregular y genial Brian de Palma estrenaba una excelente película de gánsteres que no hubiera desentonado entre los clásicos del género. Carlito’s way (que fue estrenada en España con el título Atrapado por su pasado y en Perú como Caracortada 2) es la historia de Carlito Brigante, un narcotraficante que tras salir de prisión, decide abandonar el mundo del crimen.

Las sombras del pasado.

Las sombras del pasado y el duro camino al …¿futuro?.

La vida de Carlito tras su paso por la cárcel es una continua lucha por despojarse de relaciones y amistades que le impiden vivir sin recurrir al crimen. Su objetivo, al comprobar lo difícil que resulta es escaparse a la isla Paraíso, el lugar del que le habló otro recluso durante su condena. El final de la película es tan abierto que es el espectador quien decide si el protagonista vive o muere. La última imagen es la de un cartel en el metro en el que se ve una playa tropical y una mujer que baila, según reza el eslogan publicitario, en el paraíso.

(más…)

EL MERCADO DE VALORES Y LOS MERCADOS FINANCIEROS


El Mercado Bursátil es parte del Mercado de Valores. Ambos están integrados dentro de un concepto más amplio que es el de los Mercados Financieros que forman, a su vez, parte del Sistema Financiero que es el conjunto de intermediarios, mercados e instrumentos que enlazan las decisiones de ahorro con las de gasto, esto es, que transfieren renta desde unidades excedentarias hasta las deficitarias. Es, por lo tanto, el conjunto de fuerzas de oferta y demanda de ahorro, así como los canales e instrumentos, jurídicos y económicos, humanos, materiales y técnicos, a través de los cuales se potencia el ahorro y se permite un equilibrio eficiente entre tales fuerzas. (Jaime Requeijo).

Cualquier economía desarrollada requiere un Sistema Financiero complejo que contribuya a la expansión, afianzamiento y evolución de todo el sistema económico. La creación de un amplio entramado de relaciones de crédito mediante la intermediación entre el ahorro y la inversión da lugar al sistema financiero. Este no es algo invertebrado o desregulado; es un conjunto complejo y estructurado formado por gran número de instituciones de diversos tipos, mercados, activos y técnicas determinadas, cuyo objetivo principal es intermediar mediante la canalización del ahorro hacia la inversión. (más…)

EL FUTURO ES DE LOS SUPERVIVIENTES


El once del once a las once. En ese momento tan concretó finalizó la I Guerra Mundial. En la madrugada de aquel once de noviembre de 1918, los delegados alemanes acabaron aceptando las duras condiciones exigidas por los Aliados y poco después de las cinco, en un vagón de tren en medio del bosque de Compiègne, estampaban sus firmas en el documento del Armisticio. Habían pasado más de cuatro años desde el asesinato del Archiduque Francisco Fernando en Sarajevo que fue la chispa que prendió la mecha de la guerra en toda Europa. Desde el amanecer, soldados y oficiales de ambos bandos cuentan los minutos con impaciencia, angustia y los ojos fijos en las manecillas de los relojes. Pero ninguno se atreve, ni siquiera, a asomar la cabeza. Tras cuatro años enterrados en el barro de las trincheras, la desconfianza mutua es total y absoluta. Los últimos minutos, un silencio espeso recorre miles de kilómetros de trincheras, abiertas como una herida sangrante a lo largo de Europa. Cuando por fin dan las once, un rotundo clamor de alivio atraviesa todo el frente, desde los Vosgos hasta el Canal de la Mancha. Los gritos de alegría llegan a escucharse en la retaguardia, a decenas de kilómetros. Muchos recordarán, años después, como la noticia de la ansiada paz les llegó con ese lejano susurro.

Recuerdo a los Cazadors de Montaña. Untersberg. Alpes Austríacos.  Salzburgo (Austria)

Recuerdo a los Cazadores de Montaña. Untersberg. Alpes Austríacos. Salzburgo (Austria)

(más…)

LA REVISIÓN DE TIPOS EN LA GESTIÓN DE SUCURSALES


Como vimos en la Nota anterior el sistema de remuneración de Activos y Pasivos utilizado para establecer las Cuentas de Resultados individuales de las diversas sucursales puede ser un excelente sistema de gestión o darnos imagen deformada de la realidad. En un libre en el que los tipos de interés no son fijos, es imposible establecer sistemas inalterables de gestión.

Para elevar el Margen de Intermediación siempre es imprescindible elevar el Diferencial de clientela, pero, tampoco podemos olvidar que si se reduce podremos también aumentar nuestro Margen, pero sólo si la gestión comercial es eficiente y las condiciones de mercado permiten que se produzca un efecto volumen. Fuera de ahí, la única posibilidad sería la de no depender del sistema y gestionar la sucursal hasta hacerla lo más equilibrada que nos permitan las circunstancias de mercado. Pero no siempre es posible, ya que una sucursal que busque atender a todo tipo de público no tiene fácil alcanzar ese objetivo, sea por su propia situación, por la presencia de competencia especializada, por la estructura de precios, etc.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: