EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Posts tagged 'Banca extranjera'

Tag Archives: Banca extranjera

RETORNO AL PASADO…BANCARIO


Jeff Bailey es un tipo normal que disfruta de la pesca y del amor de su chica, Ann, con la que desea casarse. El personaje que encarna un rotundo Robert Mitchum, es un tipo normal, simpático y agradable, que gestiona una pequeña gasolinera en un pueblecito perdido de los Estados Unidos. Uno de esos lugares donde, salvo los vecinos, es muy raro que un extraño se acerque a repostar y si lo hace es porque se ha perdido o porque es uno de esos aventureros que una vez al volante disfrutan haciendo millas sin importarles a donde les lleve la carretera. Por eso, cuando recibe la visita de Joe, un matón neoyorquino que trabaja a las órdenes de Whit SterlingKirk Douglas – uno de los capos mafiosos más crueles de la gran manzana, su vida da un vuelco trágico. Sin quererlo, Jeff se ve obligado a recordar su azarosa vida como detective privado; una época para olvidar en la que Sterling a quien no tiene más remedio que visitar, le contrató para localizar a Kathie Moffett, una mujer tan bella como peligrosa, toda una femme fatale. (más…)

LA BANCA EXTRANJERA EN ESPAÑA (Y IIII). EL ÚLTIMO ADIÓS


Este último adiós a España de la banca extranjera no ha sido provocado, como tantas otras veces, por un viraje proteccionista o nacionalista del gobierno de turno, hecho del que no podemos menos que congratularnos. Aún así, siempre nos quedará la duda de si lo hace por convicción o por la imposición de las normas europeas. Y una vez más, como en la canción de Bob Dylan, la respuesta está en el viento…

Ciñéndonos exclusivamente a esta última espantada podríamos concretar diversos motivos que justificaran la misma aunque nadie duda que la más importante de todas es la durísima competencia que ejercen las entidades nacionales en el grueso del negocio bancario que en España se centra básicamente en particulares y pymes. Parece que las grandes marcas europeas y estadounidenses no han sido capaces de entender la idiosincrasia del mercado español que requiere una amplia red de sucursales para ofrecer al cliente cercanía, confianza y poca complejidad en los productos, no tanto porque los directivos españoles adolezcan de preparación – algo cada vez más raro – sino porque las estructuras financieras de una pyme no requieren las exquisiteces propias de la banca de inversión que si exigen las grandes compañías y las corporaciones multinacionales.

(más…)

LA BANCA EXTRANJERA EN ESPAÑA (III)


La incorporación de España a la Comunidad Económica Europea en 1986 supuso un cambio radical en la economía del país y requirió de una importante actualización legislativa. En el ámbito del mercado, la asunción de las cuatro libertades básicas – movimiento de mercancías, personas, servicios y capitales – sobre las que se asienta la UE obligaron al gobierno a liberalizar el sector y a las entidades nacionales a asumir que, desde ese momento, las oportunidades que aparecían en el resto de la Comunidad tenían como contrapartida la amenaza que suponía el hecho de que la banca extranjera quedaba en pie de igualdad con la nacional. Así que, animados por un mercado amplio, poco explotado y anticuado la banca comercial extranjera decidió invertir en España. También en esa época aparece la banca de inversión, mucho más especializada que sus posibles competidores españoles y a quien dedicaremos la próxima Nota.

La City londinense desde el puente de Westminster. Londres (Reino Unido).

La City londinense desde el puente de Westminster. Londres (Reino Unido).

(más…)

LA BANCA EXTRANJERA EN ESPAÑA (II)


Ni la Dictadura de Primo de Rivera ni la II República se caracterizaron por legislar a favor de la libertad de mercado manteniendo el esquema bancario nacido de la Ley Cambó. La Guerra Civil (1936-39) supuso un lógico parón de la actividad económica. Aún así, el Banco de España funcionó en ambas zonas y la actividad bancaria no desapareció del todo. Finalizada la contienda, la España de los cuarenta vivió las duras condiciones de toda posguerra que además se vieron endurecidas por la II Guerra Mundial. Pero en esta ocasión, a diferencia de lo ocurrido durante el conflicto de 1914, la estructura económica de un país asolado, hambriento y hundido en una profunda crisis no le permitieron comerciar con los dos bandos contendientes.

Pero la situación empeoró aún más. El fin del conflicto supuso la llegada al poder de un buen puñado de ministros falangistas cuya visión de la economía era la propia del estatismo fascista que copiaron de los gobiernos de Mussolini y Hitler. Hasta bien avanzada la guerra, el gobierno de Franco orbitó alrededor del Eje y colaboró abiertamente con quienes habían sido sus aliados durante la guerra civil. Ese furibundo y delirante nacionalismo económico conocido como autarquía fascista acabó llevando al país a la ruina más absoluta.

(más…)

LA BANCA EXTRANJERA EN ESPAÑA (I)


Barclays es la última entidad que anuncia su repliegue de España tras la venta del negocio a Caixabank. Banco Espirito Santo, ING Direct o Deutsche Bank son junto a algún otro como Targo Bank – participado al 50% por Banco Popular y el grupo francés Crédit Mutuel – o el recién llegado Banesco que asquirió NCG – hoy Abanca – al FROB, las únicas marcas que aún gestionan una red de sucursales más o menos reconocible en el mercado español. Y eso que fueron más de una veintena las entidades foráneas que lo intentaron. Excepto en el ámbito de la banca de inversión, donde la especialización española es aún deficiente, los últimos cuarenta años han sido un continuo fracaso para la banca extranjera. Por aquí han pasado entidades muy solventes a nivel internacional como Citibank, Crédit Lyonnais, Natwest, Lloyd’s, General Electric, San Paolo o Abbey National Bank. Y como llegaron, se han tenido que marchar.

El mercado español es muy agresivo y competitivo pero además se ha caracterizado siempre por una defensa numantina de las entidades más cercanas. Hasta el punto de que el rechazo no solo se ha dado frente a marcas extranjeras sino incluso ante las españolas cuando extendían su negocio a regiones o provincias diferentes de las que representaban su mercado tradicional. Sobre todo en el caso de las Cajas de Ahorros.

(más…)

CATALUNYA BANC. SUMA Y SIGUE


Que el FROB haya conseguido vender Catalunya Banc es una buena noticia. Al menos, como se diría coloquialmente, nos hemos quitado el muerto de encima. El problema ha sido el desorbitado coste del entierro; la entidad catalana estaba absolutamente quebrada, razón por la cual el rescate se preveía inútil y así se ha confirmado una vez que se ha adjudicado a precio de derribo y con un coste inadmisible para los contribuyentes españoles que se cifra en más de doce mil millones de euros.

Vista la situación, analicemos someramente las razones del comprador. Para BBVA que ya se había adjudicado Unnim, nombre bajo el que se agrupaban los restos del otro naufragio de Cajas catalanas, la compra es positiva. Gracias al conocimiento del mercado, a la presencia tradicional y a la extensa red de sucursales – 773 oficinas y 4.665 empleados – de las viejas cajas – Catalunya, Tarragona y Manresa – multiplica su negocio en Cataluña con un coste de implantación realmente ridículo. El auténtico valor de los naufragios siempre está en el pecio. Y aquí es jugoso; el negocio en Cataluña es sano porque es tradicional. La cartera la constituyen un millón y medio de clientes – particulares, microempresas y pymes – lo que supone una cuota de mercado del 11%. Esa estructura, sumada a la que previamente tenía BBVA con Unnim, le hace crecer un 14% en créditos, un 23% en depósitos y un 18% en clientes en el conjunto del mercado nacional. Dar un salto cuantitativo de ese calibre y hacerlo de modo inmediato a cambio de 1.176 millones de euros no parece mal negocio. Y además, la cantidad final a pagar podrá minorarse en 267 millones si no se reconocen los créditos fiscales derivados de las pérdidas asumidas por la entidad en 2013 al realizar el traspaso de activos a SAREB. Por último parte, la dañada estructura de la expansión de la Caja durante los años de la burbuja se liquidará mediante el cierre de oficinas y bajas de personal sin afectar al grupo resultante. Y por último, los posibles problemas de la cartera de impagados procedente de los activos tóxicos desaparecieron el pasado viernes tras la adjudicación de los mismos a Blackstone.

(más…)

EL CLIENTE BANCARIO Y SU MOTIVACIÓN


Desde el punto de vista bancario existen dos tipos de clientes, los Ahorradores que son los miembros de una sociedad con excedentes monetarios y los Solicitantes de crédito que, a diferencia de los anteriores, tienen necesidades de dinero.

El Banco canaliza el ahorro de los primeros hacia la financiación de los segundos pagando un precio – tipo de interés – a los Ahorradores y cobrándolo a los Solicitantes de crédito.

Por tanto, las motivaciones básicas del cliente bancario pueden agruparse en función de a qué tipo de cliente nos referimos:

Las opciones del inversor – ahorrador: el sistema bancario ha dispuesto desde siempre de una gama de productos que ofrecer a quien dispone de liquidez. Ahora bien, cuando las cantidades son pequeñas, si bien las remuneraciones ofrecidas por el Banco son seguras, siempre estarán por debajo de las rentabilidades que se pueden obtener en otros mercados, como el Bursátil. El problema del pequeño inversor reside en que si no tiene los conocimientos necesarios para invertir deberá buscar asesoramiento. Esto supondrá un desembolso adicional que reduce la rentabilidad de la inversión. En caso de no serle necesario asumirá el riesgo individual de su decisión inversora. Por ello, a la hora de invertir, el pequeño ahorrador tendrá que elegir entre los productos seguros que le ofrecerán una rentabilidad mediocre respecto al mercado o aquellos que le ofrecen la posibilidad de elevadas rentabilidades aunque asumiendo un importante riesgo de pérdida. El inversor-ahorrador deberá analizar en qué producto invertir y el banco cual es el producto que mejor se adapta al cliente. Para ello, hay que tener en cuenta una serie de circunstancias: (más…)

PRODUCTO, PRECIO, PROMOCIÓN Y LOCALIZACIÓN


Una vez fijados los objetivos generales y los subobjetivos y definidos los segmentos hacia los que vamos a dirigirnos, habrá que determinar las estrategias que permiten alcanzarlos.

Estrategias de marketing bancario.

Estrategias de marketing bancario.

ESTRATEGIA PRODUCTO-MERCADO: tenemos cuatro estrategias posibles que relacionan los productos y los mercados, que se reflejan en el cuadro que a continuación desarrollaremos:

Estrategia de penetración: consiste en aumentar la cuota de mercado en el cual ya estamos introducidos, a partir de los productos y servicios que actualmente poseemos. A través del estudio de los clientes, se intentará incrementar los recursos y activos de la misma mediante la colocación entre ellos de los productos disponibles. (más…)

MARKETING Y BANCA


La relación económica entre la banca y sus clientes presenta una serie de peculiaridades respecto de las de las empresas meramente comerciales. Esa es la razón por la que algunas características del Marketing bancario lo diferencias claramente respecto del marketing general.

Si hay algo que hace a un banco distinto de cualquier otro tipo de empresa es la dualidad de las relaciones entre la entidad financiera y el cliente. Un banco actúa como oferente de dinero y servicios a la vez que lo hace como demandante de dinero en el mismo mercado. Fuera de este ámbito no es habitual que coincida en la misma persona la posición de cliente y proveedor.

Otra cuestión importante es la relativa a la fuerte reglamentación estatal. El uso de la política monetaria como base de la política económica, la protección de los consumidores mediante las denominadas normas de transparencia o la noma MIFID y la inspección de las entidades limitan las posibilidades del marketing bancario. Aparte del deber de informar sobre tipos de interés, comisiones y demás condicionantes, la publicidad de las entidades de crédito suele estar sometida a la autorización previa de las autoridades bancarias.

(más…)

LOS RESTOS DEL NAUFRAGIO


La mayoría de las centenarias y en tiempo beneméritas Cajas de Ahorros han desaparecido de nuestro mapa bancario gracias a la dislocada, errática y pésima dirección de sus gestores políticos. Más preocupados por crecer que de hacerlo sobre sólidos cimientos y obsesionados con convertir las entidades en su particular fondo de reparto de prebendas, generaron balances de calidad ínfima y en palabras de un castizo, con más peligro que una caja de bombas. Nacionalizadas con dinero del contribuyente, alguna de ellas se ha convertido en un auténtico pozo sin fondo en el que enterrar miles de millones de euros que hubieran sido mucho más eficientes invertidos en economía productiva.

Antes de ponerlas a la venta, el estado sacó de sus balances todas aquellas operaciones vinculadas a la burbuja inmobiliaria cuyo cobro resulta más que improbable, utópico, con la idea de quitarles lastre. Pero las sentinas ocultan tantas sorpresas que los potenciales compradores, aún pagando precios irrisorios, exigen la constitución de Esquemas de Protección de Activos (EPA). Estos son aportados por el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) mediante avales públicos – si, otra vez acaba pagando el contribuyente – que se ejecutarán en el caso de que los compradores sufran pérdidas tras deshacerse de las carteras de préstamos. Las amplias redes comerciales aportan tan poco valor que se están liquidando a precios de derribo cuando no se han cerrado directamente, sin plantearse plan de viabilidad alguno. (más…)

PATADA A SEGUIR


El rugby, ese maravilloso deporte de villanos jugado por caballeros, tiene una regla que lo hace épico y otra que lo humaniza. La primera es su esencia; ningún jugador puede ir por delante del balón ya que no puede pasarse hacia delante. Así, será el ímpetu y el empuje del equipo el que lo haga traspasar la línea de ensayo. Por otra parte, como ningún jugador puede ser tocado si no lleva el balón, una de las imágenes más clásicas del juego es la patada a seguir. Cuando resulta imposible romper la muralla defensiva contraria se patea el balón hacia delante, con fuerza y a ras de hierba, para evitar la presión de los delanteros contrarios y esperando que un compañero pueda recogerlo y conseguir de ese modo alguna ventaja. En otras palabras, soltar el balón y encomendarse a todos los santos.

Últimamente, la banca, agobiada ante el muro infranqueable de la morosidad, las provisiones, el riesgo y las normas contables de Basilea III, ha hecho lo mismo que el jugador de rugby aterrorizado ante la corpulencia de sus adversarios y ha lanzado el balón hacia delante esperando tiempos mejores que parecen no llegar.

Según el Banco de España (Informe de Estabilidad Financiera de mayo de 2014, página 27) el conjunto de las entidades bancarias que operan en nuestro país mantienen en sus balances 211 mil millones de euros procedentes de refinanciaciones, un 15% de la cartera crediticia total. De esa escalofriante cifra, la mitad son créditos morosos – acumulan más de noventa días de retraso en los pagos – y casi la quinta parte cumple todas las condiciones objetivas para serlo muy pronto. Sea por impagos, por no cumplir sus obligaciones regularmente o porque el deterioro de su negocio es tan evidente como irreversible.

(más…)

ORIGEN DE LOS MONTES DE PIEDAD


El Diccionario de la RAE define Monte de Piedad como aquel establecimiento benéfico, combinado generalmente con una caja de ahorros, que dedica estos y su propio capital a préstamos, generalmente pignoraticios, con interés módico. Para muchos autores la expresión Monte proviene de los inicios del siglo XV cuando se fundó en Génova el Banco di san Giorgio. Al conjunto o suma total de las acciones de la entidad se denominó coloquialmente montón y de ahí que florentinos, romanos y venecianos dieran en llamar Monte al capital. En español sigue denominándose monto a la suma de varias partidas contables. Por extensión, se llamó Monte a los establecimientos de parecida naturaleza. De hecho, el considerado banco en activo más antiguo del mundo ya que fue creado en 1472 por la Magistratura de Siena (Italia) sigue denominándose Monte dei Paschi di Siena. Al añadir el calificativo de Piedad se pretendía hacer constar la finalidad caritativa y desinteresada de estas instituciones y así diferenciarlas de los Montes Públicos en los que se depositaba dinero para obtener intereses. Las dos grandes diferencias entre un establecimiento de crédito y un Monte de Piedad – también llamado Montepío – eran que el primero tenía accionistas y el segundo se creaba a partir de un capital depositado graciosamente por sus fundadores y que si un banco tenía como finalidad obtener beneficio para repartir entre sus socios, en los Montes se destinaba al propio establecimiento y a realizar obras de caridad.

Arco de Trajano. Mérida (España)

Arco de Trajano. Mérida (España)

(más…)

EL ANÁLISIS DE SITUACIÓN DE LA TESORERÍA


Ante la imagen fija que presenta un Balance contable, la Gestión de Tesorería debe buscar una visión dinámica de la empresa. Podríamos decir que la diferencia entre contabilidad y gestión financiera es la misma que hay entre la fotografía y el cine. Para conseguirlo, debemos realizar una serie de cálculos previos que nos permitan hacernos una idea de la posición de liquidez inmediata y de la que puede preverse para determinados plazos (tres, seis y doce meses). Sólo de ese modo podremos obtener una idea clara de la estructura general de la tesorería del negocio.

Debemos concretar una serie de datos que nos permitan establecer un Cuadro de Mando, como son:

1.- Plazo de Cobro:Debemos calcular el plazo medio ponderado de cobro de nuestras ventas.  No nos referimos al tiempo de aplazamiento sino al período efectivo de cobro, es decir el ciclo de maduración. De este modo, para poder establecer una estructura unitaria reduciremos todas las ventas a una sola por el total, que se realiza cada t días.

(más…)

EL CICLO DE TESORERÍA


La primera clave para controlar el Capital Circulante, que es el concepto que recoge nuestras disponibilidades, es reducir al mínimo la cantidad invertida en el ciclo de maduración. Puede calcularse mediante cualquiera de estas expresiones:

Capital Circulante = Activo Circulante – Fondos Ajenos a Corto Plazo.

Capital Circulante = Capitales Permanentes – Activo Inmovilizado Neto.

 El Activo Circulante: es la suma del Activo Disponible (Caja y Bancos) más el Realizable Cierto (Clientes) y las Existencias.

Los Fondos Ajenos a Corto Plazo recogen la Financiación obtenida a menos de un año de entidades financieras y proveedores.

Los Capitales Permanentes son los Fondos Propios y Ajenos a largo plazo (Capital, Reservas y Financiación ajena a largo plazo)

Y el Activo Inmovilizado Neto es el Activo Inmovilizado tras deducirle las Amortizaciones.

(más…)

LA GESTIÓN DE LA TESORERÍA


La gestión de tesorería pretende optimar los beneficios finales de toda empresa mediante la mejora de sus resultados financieros. Para ello, debemos proceder al análisis de situación, diagnosticando los posibles males o aspectos mejorables y por último aportar soluciones para mejorar la gestión de los ingresos y reducir los gastos financieros convirtiendo la tesorería en un centro de beneficio, siempre que sea posible,. Todo ello repercutirá directa y positivamente en los beneficios empresariales.

Su base teórica y analítica consiste en la reducción de toda empresa a un simple flujo de liquidez monetaria, con independencia del tipo de negocio ante el que nos encontremos. Nos resulta indiferente si aquella empresa que estudiamos se dedica a la fabricación, distribución o comercialización de productos o a la prestación de servicios.

Debemos señalar inicialmente que el objeto de nuestro estudio es el flujo de pagos y cobros. Nos referimos por tanto a un concepto no contable; el principio a seguir no es el de devengo sino el de flujo de caja, es decir, el cash-flow entendido en su acepción original. Por diferencia entre ingresos y gastos, imputados correctamente, obtenemos el Beneficio contable. La diferencia ente cobros y pagos nos da el saldo de tesorería. Resulta evidente que son conceptos distintos; una empresa sin beneficios puede tener saldo disponible de tesorería y viceversa.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: