EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Posts tagged 'Diferencial de Clientela'

Tag Archives: Diferencial de Clientela

LAS COMISIONES, SÍNTOMA DE INEFICIENCIA BANCARIA


Hubo una época en la que los servicios bancarios eran gratuitos para los clientes. Los bancos se sentían intermediarios financieros y asumían que emitir o recibir transferencias, compensar cheques o administrar una cuenta eran parte de su trabajo. También es cierto que entonces el Diferencial de Clientela – el equivalente al margen comercial de cualquier empresa – era tan amplio que nadie se planteaba implementar medidas que mejoraran el beneficio de las entidades. Eran tiempos en los que se concedían préstamos al veinte por ciento a la vez que las imposiciones a plazo se remuneraban a un porcentaje del cinco o menos aún. En fin, son los años de los almuerzo de los Siete GrandesCentral, Hispano Americano, Banesto, Bilbao, Vizcaya, Popular y Santander – en los que se establecían los tipos en un oligopolio publicitado en los propios medios de comunicación.

(más…)

EL IMPACTO DE LOS TIPOS DE INTERÉS EN LA GESTIÓN DE SUCURSALES


El Diferencial de Clientela que analizamos en Notas anteriores tiene una importante incidencia en la gestión de la Cuenta de Resultados de las Sucursales bancarias. Como vimos en la Nota anterior, es fundamental que la Central de la entidad especifique un sistema de remuneraciones a las diversas sucursales que le permita analizar la rentabilidad directa producida por cada una de ellas que además, servirá para establecer las políticas de gestión, remuneraciones y objetivos del personal, o las de expansión o contracción comercial, teniendo en cuenta las circunstancias del mercado.

Para realizar este análisis, supongamos que una entidad busca un Margen de Intermediación del 2,5 % sobre ATM (Activos Totales Medios). Como sabemos los ATM son la suma de todas las partidas del Activo del Balance de una entidad y la relación tradicional entre Préstamos y Depósitos se establece en un 70%.

Para simplificar vamos a suponer un banco con tres sucursales (Activo, Equilibrada y Pasivo) iguales a las que analizamos en la Nota anterior. De ese modo para poder prestar 300 u.m., nuestras tres sucursales requerirán que la entidad disponga de depósitos por un total de 428,57 u.m., cantidad cuyo setenta por ciento es igual a 300. Así, para obtener un Margen de Intermediación del 3%, la entidad generaría la siguiente Cascada de Resultados:

Cascada de Resultados de un entidad financiera.

Cascada de Resultados de un entidad financiera.

(más…)

EL CÁLCULO DE RENTABILIDAD DE LAS SUCURSALES BANCARIAS


Las sucursales gestionan básicamente, la obtención de recursos mediante depósitos de clientela, y su aplicación en la concesión de préstamos a clientes. El resto de partidas componentes del balance de un banco que veíamos en Notas anteriores, no tienen peso específico en las cuentas de sucursales, ya que su gestión corresponde a servicios centrales.

La red de oficinas de una entidad financiera también compra y vende el uso del dinero, pero como vimos en la Nota anterior las sucursales no replican la actividad general del banco ya que se dirigen a distintos tipos de clientela. Por ese motivo requerirán apoyos financieros del resto de la estructura comercial de la entidad que se encargará de gestionar un departamento centralizado y que contablemente, se recogerá en una cuenta denominada tradicionalmente Central y sucursales. Si no existiera esa gestión de los recursos, una Sucursal de Activo no tendría fondos suficientes para cubrir las necesidades de financiación de su clientela y a su vez, las Sucursales de Pasivo dispondrían de excedentes monetarios que quedarían ociosos. (más…)

DECISIONES DE MERCADO Y RENTABILIDAD BANCARIA (I)


En esta Nota y en alguna más vamos a analizar las distintas decisiones que puede tomar la gerencia de un banco para gestionar correctamente un balance como los actuales en los que los riesgos bancarios concedidos son muy superiores a los depósitos tradicionales recibidos. Explicamos en una Nota anterior que los bancos han podido expandir su cartera de créditos gracias a la captación de dinero de inversores, puesto que la cuota de ahorro nacional era insuficiente para atender la demanda crediticia. Lógicamente, los ahorradores extranjeros que han financiado nuestra banca no tenían la confianza suficiente en nuestras entidades como para constituir simples depósitos. El sistema era algo más complejo aunque muy sencillo; depositaban sus ahorros en las entidades de su país y en concepto de depósito y era su banco quien invertía en emisiones de bonos, cédulas y demás títulos emitidos por entidades españolas.

Esta nueva forma de captar pasivo, sea con dinero nacional o de terceros países, hace que ni la calificación jurídica, ni los riesgos asumidos, ni la remuneración obtenida por los titulares de los Activos Financieros emitidos sean iguales a las de los depositantes tradicionales. Estos capitales proceden de inversores y por tanto son préstamos, no depósitos. Así que asumen mayor riesgo que los depositantes y por ende, obtienen una mayor rentabilidad. Igualmente, el banco asume un coste de financiación más alto que compensa con la asunción de mayor riesgo en las operaciones concedidas.

(más…)

LA NUEVA ESTRUCTURA DEL PASIVO BANCARIO Y EL DIFERENCIAL DE CLIENTELA


Señalábamos en Notas anteriores la importancia que para un buen funcionamiento del negocio bancario tiene conocer el concepto de Diferencial de clientela y los mecanismos que nos permiten gestionarlo para mejorar nuestros resultados.

El esquema clásico de actividad bancaria en el que los activos – préstamos, créditos y anticipos de fondos – suponían aproximadamente, entre un 70% y un 80% de los depósitos recibidos se ha roto. Hoy en día se ha invertido la tendencia y los riesgos superan a los depósitos siendo la relación actual entre ambos muy diferente puesto que los riesgos suponen en el balance un 150% de los depósitos clásicos. Lógicamente, si no se reciben flujos de efectivo suficientes será imposible ofrecer nuevas operaciones de activo. Por tanto, el crecimiento del activo bancario se ha basado en la recepción de pasivos no representados por depósitos sino por préstamos de otras entidades o por emisiones de empréstitos de todo tipo. En el caso de España, una parte muy importante de esos recursos han provenido, tras la adopción del euro como moneda única de la Eurozona, de los bancos de los países del norte de Europa que han invertido sus excedentes de tesorería en operaciones de financiación de nuestras entidades lo que permitió a estas potenciar sus carteras de crédito a tipos muy competitivos y de paso insuflar aire a la burbuja inmobiliaria.

Así, el balance típico de una entidad financiera ha evolucionado desde el estudiado en El diferencial de clientela hacia el siguiente:

Balance Medio Comparativo de una Entidad Tradicional y Actual.

Balance Medio Comparativo de una Entidad Tradicional y Actual.

(más…)

GESTIONANDO EL DIFERENCIAL DE CLIENTELA


Conocer el funcionamiento del Diferencial de Clientela y sobre todo, la estructura de nuestro balance, nos va a permitir gestionar de un modo eficiente el negocio bancario de una entidad financiera, de una sucursal de la misma o la cartera de activos y pasivos de un particular o empresa. De ese modo, podremos maximizar el beneficio, ya que si nos anticipamos a las fluctuaciones del precio del dinero seremos capaces de obtener rentabilidades adicionales.

Cada situación concreta de mercado da lugar a una cuenta de resultados diferente. Por esa razón, es fundamental conocer la estructura de balance de la entidad en cuestión. En las dos tablas siguientes podemos apreciar como una caída de la inversión nos lleva a pérdidas si mantenemos los tipos fijos. Igualmente, si incrementamos el activo podremos obtener un Margen de Intermediación más positivo. Si el objetivo es el Margen de Intermediación, que es lo más sensato deberemos recalcular tipos de activo y de pasivo a cada fluctuación de los mismos.

Evolución del Margen de Intermediación con variabilidad de la Inversión.

Evolución del Margen de Intermediación con variabilidad de la Inversión.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: