EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Posts tagged 'Estado de bienestar'

Tag Archives: Estado de bienestar

LA ROSA MARCHITADA


Publicado en Granada Hoy.

Aparte del bochornoso espectáculo que han protagonizado los gerifaltes del PSOE este fin de semana, la crisis de la socialdemocracia europea no es algo que afecte únicamente a la centenaria formación fundada por Pablo Iglesias.

La rosa marchitada de la socialdemocracia.

La rosa marchitada de la socialdemocracia.

El final de la Segunda Guerra Mundial supuso el abandono del marxismo que quedó confinado en el inmenso gulag creado por la Unión Soviética y que silenció la libertad y la democracia para millones de ciudadanos. A partir de ese momento, el socialismo se centró en una visión distinta del capitalismo; buscó la intervención estatal en la redistribución de la riqueza más que en la propiedad de los medios de producción y junto a los sectores más avanzados del liberalismo progresista creó el Estado de Bienestar que Aneurin Bevan, Ministro de Salud en el gabinete laborista de Clement Atlee y artífice del Sistema Nacional de Salud británico, defendió basándose en algo tan obvio como que ninguna sociedad puede legítimamente llamarse civilizada si un enfermo no puede ser tratado por falta de medios. (más…)

EL PARAÍSO PERDIDO


Emitido en La Mañana de COPE Granada.

Nos hemos encontrado, de pronto y como quien no quiere la cosa, con la confirmación fehaciente de algo que todos intuíamos. Los ya famosísimos papeles de Panamá han destapado el sistema, algo burdo por otra parte, mediante el cual muchos ciudadanos de todo el mundo han evitado tributar por su riqueza en sus países de origen o residencia. Entre ellos hay quienes han ganado honradamente el dinero ocultado y sólo pretendían evitar el pago de impuestos; otros, cuyos fondos tenían un origen algo más discutible y algunos para quienes ganar dinero es sólo la consecuencia de la comisión continuada de delitos.

Sea como fuere, lo que más llama la atención es la impunidad y facilidad con la que pueden crearse determinadas estructuras societarias en pequeños países que hacen de ello parte de su modus vivendi. Es claro que esas posibilidades de defraudación no están al alcance de cualquier ciudadano y que deberían generar, cuando menos, un claro rechazo social. Sobre todo por lo que tiene de incumplimiento de la normativa que nos hemos ido dando por parlamentos elegidos democráticamente. (más…)

¿EL BIENESTAR DE QUIÉN?


Publicado en Granada Hoy.

No hay día en el que algún apocalíptico vocero de la izquierda no proclame que el rampante neoliberalismo ha laminado el Estado de Bienestar y que no contento con ello, quiere eliminar los pocos rescoldos que aún sobreviven en este mundo insolidario y rapaz de las democracias occidentales, tan alejadas de los paraísos socialistas caribeños que nos ofrecen con igual gozo que Moisés la tierra prometida.

Pero la dantesca visión de España que se vende desde los púlpitos de la nueva izquierda revolucionaria casa muy poco con la realidad. La Seguridad Social –son datos recién publicados del cierre de 2015- abona prestaciones a 13,5 millones de españoles a los que hay que añadir otros seiscientos mil beneficiarios de rentas mínimas de las Comunidades Autónomas. Reciben pensiones contributivas -jubilación, incapacidad, viudedad u orfandad- 9,4 millones, medio millón son no contributivas, un millón y medio, asignaciones por hijo a cargo y poco más de 2 millones cobra alguna  prestación por desempleo. Pero como sólo algo más de la mitad de estas cantidades se abonan con cargo a cotizaciones sociales, son los impuestos quienes sufragan el resto del gasto social, complemento a mínimos, subsidios, etc. Añadan a estas cifras una realidad palpable, la sanidad y la educación siguen siendo gratuitas para el usuario o están altamente subvencionadas como ocurre con medicamentos y enseñanza universitaria. Y ahora, que alguien tenga valor para proclamar que el estado de bienestar está en quiebra o que en España no existe, aunque no sea plena, su acción protectora. (más…)

UNA SOCIEDAD EN EL ALAMBRE


Publicado en Granada Hoy.

La EPA del II Trimestre ha traído algunas buenas noticias como la confirmación de que la creación de empleo se consolida aunque su calidad siga siendo deficiente. Pero hay un dato que se repite desde hace tiempo y que no ocupa titulares aún cuando nos muestra un país con una situación financieramente insostenible a largo plazo. Me refiero al hecho de que la mitad de los españoles recibe rentas del estado. Tampoco es una cuestión menor que menos del cincuenta por ciento del censo (22,9 millones) se consideren activos, es decir que están en edad y disposición de trabajar. (más…)

LA RECUPERACIÓN QUE NO SE NOTA


¿Salimos o no salimos de la crisis? Si preguntamos al gobierno, el futuro se presenta como un arco iris de oportunidades; si interpelamos a la oposición, los negros nubarrones no sólo no se han disipado sino que encapotan el cielo; las cifras macroeconómicas hacen que desde Bruselas se nos felicite, pero nuestra cuenta corriente sigue presentando un mísero saldo de unos pocos euros. Así que, ante la pregunta que encabeza este comentario no cabe más que una respuesta ambigua; si, pero no.

En agosto de 2007 se desencadenó la que luego sería conocida como crisis de las hipotecas subprime y aunque la noticia abrió los informativos de todo el país, la inmensa mayoría de los españoles siguió disfrutando de sus vacaciones y ni en las playas, ni en las terrazas el asunto se convirtió en tema de conversación o controversia. Incluso el propio gobierno de la época, por boca de su presidente, negó que en España, sufriéramos crisis alguna.

La cuestión es sencilla. Una cosa es la realidad económica de un país y otra muy distinta, su percepción por parte de la sociedad. Desde que los mercados financieros o los indicadores económicos anuncian una situación de crisis hasta que esta llega a afectar al ciudadano de a pie suelen pasar meses, cuando no años. Algo parecido ocurre cuando la situación económica mejora. Por muy evidentes que sean los signos de recuperación, esa realidad no se traduce en lo que lo que los ciudadanos desean – trabajo y seguridad económica – hasta demasiado tiempo después. (más…)

EL ESTADO DE BIENESTAR COMO EXCUSA


Los embriones de lo que luego sería el estado nacieron en el momento en el que los individuos asumieron que les resultaría beneficioso renunciar a una parte de su libertad a cambio de la seguridad que ofrece la pertenencia a una determinada estructura sociopolítica. Esa es la primitiva raison d’être del estado, garantizar la paz interior y exterior del país y la seguridad de sus miembros. Poco a poco, esa idea se amplió impregnándose de cierto humanismo que el cristianismo acabó convirtiendo en un deber moral de los reyes hacia sus súbditos. Pero es el liberalismo clásico, básicamente anglosajón, el que al transformar en ciudadano al súbdito exige al estado que asuma cierta responsabilidad respecto al bienestar de sus ciudadanos pues como defendió Lord Acton en afortunada frase es la seguridad de que gozan sus habitantes la forma más cierta por la cual podemos juzgar si un país es realmente libre.

La expresión Welfare State (Estado de Bienestar) fue acuñada por el Arzobispo de Canterbury, William Temple, como contraposición al Warfare State (Estado de guerra) de la Alemania nazi que proclamara Goebbles en su soflama de 1943 sobre la guerra total. Tras la Segunda Guerra Mundial que fue, de una u otra forma, el triste colofón de la traumática experiencia que supuso la Gran Depresión para el mundo industrializado, se extendió la idea de que era necesario establecer una legislación que permitiera combinar la democracia y el capitalismo con unos determinados niveles básicos de desarrollo y bienestar social. Así, Aneurin Bevan, Ministro de Salud en el gabinete laborista de Clement Atlee (1945-1951) y creador del Sistema Nacional de Salud británico afirmó algo tan obvio como que ninguna sociedad puede legítimamente llamarse civilizada si un enfermo no puede ser tratado por falta de medios. Igualmente, la devastada Alemania gobernada por la democristiana CDU de Konrad Adenauer puso en práctica lo que los teóricos denominan capitalismo renano o economía social de mercado cuya idea fundamental defiende la necesidad de una gestión política que impida, en una sociedad libre y moderna, la expulsión del mercado y del sistema económico de los sectores más desfavorecidos.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: