EL MÁS LARGO VIAJE. BITÁCORA DE LUIS G. CHACÓN.

Inicio » Posts tagged 'Intermediación financiera'

Tag Archives: Intermediación financiera

PRODUCTOS DE ACTIVO BANCARIO


Para que la banca obtenga beneficios debe trasladar los recursos ajenos al crédito, mediante lo que conocemos como intermediación financiera. Estos productos son, para el banco, inversiones que deben recogerse en el activo del Balance. Para el cliente, lógicamente son financiaciones. Siempre conllevan riesgo de devolución y desde el punto de vista jurídico podemos diferenciar:

1.- Préstamo: En este caso el banco entrega una cantidad determinada al cliente, que deberá devolverla en los plazos y con los intereses estipulados contractualmente.

2.- Crédito: No hay entrega de dinero sino que permite al cliente disponer de dinero hasta un tope denominado límite de crédito. A su vencimiento, el cliente deberá devolver el saldo vivo pendiente más los intereses pactados. (más…)

Anuncios

PRODUCTOS DE PASIVO BANCARIO.


La composición del Balance de un Banco es similar al de cualquier compañía. En el Activo se recogen los bienes y derechos y en el Pasivo las obligaciones exigibles y no exigibles. Pero desde el punto de vista comercial y de negocio, el Pasivo Bancario se basa, casi exclusivamente en operaciones dinerarias. Al fin y al cabo, la base del negocio bancario es la intermediación financiera. Un banco obtiene recursos endeudándose y para hacerlo, recibe fondos de sus clientes a través de productos financieros diseñados mediante una combinación de seguridad-riesgo y plazo de recuperación. Desde el punto de vista de los clientes son inversiones propias realizadas para administrar su dinero.

(más…)

ESPECIALIDADES DE LA CONTABILIDAD BANCARIA


Determinadas operaciones bancarias requieren de un tratamiento contable que no es habitual en el resto de compañías pero sin las cuales una entidad financiera sería incapaz de conocer una imagen fiel de sí misma.

Las Cuentas de Orden: Estas cuentas recogen partidas representativas de derechos, obligaciones y otras situaciones jurídicas que en el futuro pudieran tener repercusiones patrimoniales, así como aquellos otros que se precisen para reflejar todas las operaciones realizadas por las entidades, aunque no comprometan su patrimonio. Los derechos y compromisos de naturaleza contractual registrados en cuentas de orden suelen figurar por el valor contratado. Las pérdidas potenciales derivadas de esos compromisos deben ser objeto de las correspondientes provisiones y los compromisos por operaciones de cobertura se han de valorar siguiendo el mismo criterio que se aplique a los elementos cubiertos.

Las cuentas de orden se agrupan bajo los siguientes conceptos:

1.- Pasivos contingentes.

a.- Avales y otras cauciones prestadas: son los riesgos derivados de garantías y fianzas dadas para asegurar el buen fin de operaciones o compromisos contraídos por los clientes ante terceros.

b.- Créditos documentarios.

c.- Efectos redescontados o endosados: reflejan el nominal de los efectos.

d.- Activos afectos a obligaciones de terceros: se recogen por el valor contable.

e.- Pasivos contingentes dudosos: serán aquellos en los que la entidad estime que puede tener que hacer frente a la obligación contraída. (más…)

LAS PARTIDAS CONTABLES PROPIAS DEL PASIVO BANCARIO


Al igual que hicimos en la Nota anterior respecto del Activo, vamos a definir aquellas partidas del Pasivo bancario que recogen operaciones típicamente bancarias que nunca aparecerán en los estados contables de una compañía no financiera. Podemos definir las siguientes:

1.- Banco Central: recoge saldos acreedores con el Banco de España.

2.- Entidades de crédito: son las contrapartidas acreedores de las situaciones referenciadas en el punto 2 de la Nota dedicada al Activo y se corresponden:

2.1.- Cuentas mutuas donde se registrarán las operaciones de corresponsalía, y remesas de papel cedido o recibido.

2.2.- Cuentas a plazo, que recogen los apoyos financieros a plazo aunque sea de un día.

2.3.- Otras cuentas: Donde se imputan el resto de situaciones.

3.- Acreedores. Administraciones públicas: comprenden los saldos transitorios por impuestos, tasas y arbitrios de la Seguridad Social recaudados de terceros o retenidos, hasta que se ingresen definitivamente. Los cheques emitidos a su favor hasta que se hagan efectivos y los importes a pagar por Impuesto de Sociedades.

4.- Acreedores. Otros sectores residentes: Tanto este epígrafe como el siguiente recogen las operaciones típicas de la actividad bancaria.

(más…)

LAS PARTIDAS CONTABLES PROPIAS DEL ACTIVO BANCARIO


Para comprender un Balance bancario es necesario conocer la composición de aquellas partidas que recogen operaciones típicamente bancarias que no aparecen en los estados contables de una compañía no financiera.

Es importante reseñar que dentro del Activo bancario, la parte más importante del empleo de los recursos financieros generados por los depósitos recibidos son los recogidos en los puntos 4 y 5, Créditos.

Las más habituales son:

1.-Caja y Bancos Centrales: La Caja recoge exclusivamente las monedas y billetes en moneda nacional y divisas extranjeras que son propiedad de la entidad.

En la cuenta del Banco Central se anota el saldo disponible a la vista en cuenta corriente; los depósitos obligatorios que se deban constituir y las adquisiciones temporales de activos contratadas con la entidad emisora.

Del mismo modo, en la cuenta Otros Bancos Centrales aparecerán los depósitos a la vista constituidos en los Bancos centrales de los demás países donde esté establecida la entidad.

2.-Entidades de Crédito: suelen distinguirse tres tipos de situaciones:

2.1.- Cuentas mutuas donde se registrarán las operaciones de corresponsalía, y remesas de papel cedido o recibido.

2.2.- Cuentas a plazo, que recogen los apoyos financieros a plazo aunque sea de un día.

2.3.- Otras cuentas: Donde se imputan el resto de situaciones. (más…)

BALANCE BANCARIO Y BALANCE DE EMPRESA


El negocio bancario típico se basa en la Intermediación financiera, esto es, obtiene recursos de los ahorradores (agentes económicos con excedentes monetarios) a quienes se los remunera a un precio determinado y después, siempre por cuenta propia los presta a los solicitantes de crédito (agentes económicos con necesidades de financiación) cobrándoles por ello un interés superior al que abona a los ahorradores.

La diferencia entre rendimientos obtenidos del crédito – Productos Financieros – y remuneraciones totales  – Costes Financieros – constituye el denominado Margen Financiero de la entidad. Gráficamente, podemos expresarlo del modo siguiente:

Margen de Intermediación Bancario

Margen de Intermediación Bancario

En principio, el Balance de una entidad bancaria no difiere de los Balances usuales de las empresas, ya que básicamente, recoge idénticos conceptos:

Estructura del Balance Bancario.

Estructura del Balance Bancario.

(más…)

COMO LEER UN BALANCE BANCARIO


Cualquier economía desarrollada requiere un Sistema financiero complejo, que contribuya a la expansión, afianzamiento y evolución de todo el sistema económico. La creación de un amplio entramado de relaciones de crédito mediante la actuación de la banca entre ahorradores e inversores da lugar al sistema financiero que no es algo invertebrado sino un conjunto complejo y estructurado.

La función básica es la intermediación y el objetivo primordial es crear las condiciones necesarias para fomentar el ahorro. Sin ahorradores no hay recursos que intermediar. Conseguido este, y ya que debe remunerarse deberán asignarse recursos a aquellos sectores productivos con capacidad de devolución o a los consumidores con posibilidad de reintegrar mediante su ahorro las cantidades que se le anticiparon. Dicha asignación de recursos debe hacerse con garantías de devolución, por tanto tendrá que conceder créditos analizando convenientemente el riesgo. Teniendo en cuenta que el libre mercado evoluciona en función de incontables valores que fluctúan deberá tener la suficiente maniobrabilidad como para que los medios que utiliza y los mercados se adapten a la situación real. El sistema financiero debe adaptarse al mercado para cumplir los objetivos que hemos señalado. (más…)

UNA LEY GLASS-STEAGALL PARA EL SIGLO XXI


Nuestros abuelos sabían distinguir el colmado de la lonja. En el primero, al que también se llamaba con el precioso nombre de ultramarinos, el señor Juan, el de la tienda, vendía las legumbres al peso y las empaquetaba en un cucurucho de papel de estraza. En la lonja, que en algunas partes de España también respondía al nombre de tercena, don Federico el tercenista comerciaba al por mayor. Los garbanzos eran los mismos. Llegaban a la lonja en carros. Y allí, la gente de don Federico los cargaba en sacos de un par de arrobas que vendía a los negocios que como el del señor Juan, vendían al detall. Entre ambos había diferencias; uno fiaba, compraba todas las semanas y tenía un buen centenar de clientes y el otro vendía a crédito, almacenaba género y solo vendía a un puñado de comercios. Pero ambos conocían a todos sus compradores por el nombre y siempre que podía le preguntaban por la familia. Cada uno asumía sus riesgos, el señor Juan fiaba muy poquito a muchos y don Federico daba crédito a pocos clientes pero en cantidades más altas. Y los dos sufrían de vez en cuando el impago de alguno de ellos.

(más…)

SURREALISMO FINANCIERO


Publicado en Granada Hoy y Diario de Jerez.

El humor es bálsamo en los momentos graves de la vida. Piensen si no en aquel gentilhomme que al tropezar con un peldaño de la escalera que le llevaba a la guillotina comentó sonriendo al verdugo: Dicen que trae mala suerte tropezarse. Se requiere cierta inteligencia sutil para no caer en el chiste cuartelero o la burla chabacana. Así que a veces, la vida nos sorprende y aparece un líder político que tiñe de surrealismo marxista – y me refiero al de Groucho y sus hermanos – la aburrida, triste y a veces tabernaria arena política. Y se agradece.

Esta vez ha sido Martin Schulz, presidente del Europarlamento, quien nos ha asombrado al pedir que se estudie si es legal obligar a los bancos a trasladar a la economía real el dinero barato que les inyecta el BCE. O lo que es lo mismo, si los gobiernos pueden imponer a la banca una política comercial determinada. Inadmisible, gritarán los banqueros. Parece mentira que un alto representante de la UE olvide que uno de los principios fundacionales de Europa es la libertad de empresa. Pero como han hecho suya la frase de Groucho – estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros -, la banca comercial no se dedica a su negocio sino que opera como un correveidile financiero. Aunque eso sí, muy bien pagado. (más…)

DECISIONES DE MERCADO Y RENTABILIDAD BANCARIA (III)


En esta Nota veremos como afectan a los diferentes pasivos bancarios las decisiones de gestión que nacen de la nueva estructura del balance. Al superar los activos de riesgo a los depósitos tradicionales es necesario incluir en el pasivo bancario importantes partidas en las que los clientes tienen un perfil inversor muy alejado del depositante clásico.

Analizábamos en las dos Notas anteriores como la primera posibilidad de los gestores bancarios es mantener precios para convertir en beneficios extra el incremento de su cartera de préstamos y cómo la competencia acaba obligándoles a reducir los tipos de activo por lo que, al final, el Margen de intermediación acaba manteniéndose. Es decir elevamos el beneficio nominal pero mantenemos la misma tasa porcentual. Pues bien, de igual modo que los solicitantes de crédito acaban presionando a las diversas entidades para obtener bajadas de precio, los proveedores de pasivos, tanto depositantes tradicionales como inversores hacen lo mismo intentando capitalizar ellos los beneficios producidos por la expansión crediticia.

Como vemos en el Cuadro siguiente, son inicialmente los inversores quienes presionan a las entidades para obtener mejores remuneraciones. En su caso, basta con acudir o no a las emisiones realizadas por las diversas entidades o, en el caso habitual de que se realicen mediante subasta, ajustar los precios de compra de modo que su inversión reciba un mayor interés. En este caso, los tipos de los diversos empréstitos y emisiones similares experimentarán una subida más o menos continuada que dejará el Margen de Intermediación en el ya conocido del 2,5% sobre ATM o aquel que sea razonable según las diversas condiciones de mercado.

Mantenimiento del Margen de Intermediación con subida del Tipo pagado a Inversores

Mantenimiento del Margen de Intermediación con subida del Tipo pagado a Inversores.

(más…)

GESTIONANDO EL DIFERENCIAL DE CLIENTELA


Conocer el funcionamiento del Diferencial de Clientela y sobre todo, la estructura de nuestro balance, nos va a permitir gestionar de un modo eficiente el negocio bancario de una entidad financiera, de una sucursal de la misma o la cartera de activos y pasivos de un particular o empresa. De ese modo, podremos maximizar el beneficio, ya que si nos anticipamos a las fluctuaciones del precio del dinero seremos capaces de obtener rentabilidades adicionales.

Cada situación concreta de mercado da lugar a una cuenta de resultados diferente. Por esa razón, es fundamental conocer la estructura de balance de la entidad en cuestión. En las dos tablas siguientes podemos apreciar como una caída de la inversión nos lleva a pérdidas si mantenemos los tipos fijos. Igualmente, si incrementamos el activo podremos obtener un Margen de Intermediación más positivo. Si el objetivo es el Margen de Intermediación, que es lo más sensato deberemos recalcular tipos de activo y de pasivo a cada fluctuación de los mismos.

Evolución del Margen de Intermediación con variabilidad de la Inversión.

Evolución del Margen de Intermediación con variabilidad de la Inversión.

(más…)

EL DIFERENCIAL DE CLIENTELA.


Al igual que una empresa comercial calcula el precio de venta al que ofrece sus productos en función del coste de los mismos, la banca establece el tipo de interés de los préstamos tomando como base aquel al que remunera los depósitos de clientes. Lo que en las empresas comerciales se denomina margen comercial, en la banca se conoce como diferencial de clientela. Lógicamente, ese margen debe, en ambos casos, ser suficiente para absorber los costes de funcionamiento de la empresa y además, generar beneficios. Por otra parte, el precio de venta de un bien o el tipo de interés de una operación de riesgo puede calcularse sumando una cantidad determinada al precio de coste pero quien decide si el precio es correcto o no será el mercado que si entiende que es elevado nos obligará a bajarlo renunciando a parte del beneficio u obligándonos a ajustar nuestros costes.

Técnicamente, el diferencial de clientela  se calcula restando al tipo medio de remuneración del activo bancario, que es, para la banca, el precio de venta del dinero su equivalente del pasivo que corresponde al precio de coste. Es la misma operación por la que obtenemos el denominado Margen de Intermediación, que definimos como el beneficio de la actividad típica de las entidades financieras. La diferencia reside en que cuando analizamos el diferencial de clientela obtenemos la referencia para decidir los precios de compra y venta de nuestros productos. Es, por tanto un elemento de gestión de los precios.

La actividad bancaria difiere de la comercial típica en que para un banco, cliente y proveedor se confunden y todos podemos serlo al mismo tiempo cuando, por ejemplo, mantenemos una cuenta corriente y una tarjeta de crédito. Somos proveedores de dinero por el depósito y clientes por la operación de riesgo, vendemos y compramos, a la vez, nuestro tiempo y dinero.

(más…)

LAS CUENTAS DE RESULTADOS DE LA BANCA


En una Nota anterior definíamos la importancia que tiene para una banca saneada que los beneficios provengan de la intermediación financiera. Señalábamos, además, que el MARGEN DE INTERMEDIACIÓN, que equivale al margen comercial de una empresa que se dedique a la compraventa de cualquier tipo de producto, recoge la parte central y fundamental de la actividad bancaria. Igualmente, es el MARGEN DE EXPLOTACIÓN la magnitud más importante a la hora de conocer el resultado del núcleo central de la actividad bancaria.

En esta Nota vamos a definir cada una de las partidas que conforman la Cuenta de Pérdidas & Ganancias o Cascada de Resultados de las entidades bancarias. Para llegar al Resultado Contable, sobre el que se deberán realizar determinadas operaciones que veremos al final de esta Nota, debemos definir correctamente cada uno de los conceptos que lo van a conformar.

(más…)

EL BENEFICIO BANCARIO DEBE SER FINANCIERO.


El negocio bancario típico se basa en la Intermediación financiera. Esto es, obtiene recursos de los ahorradores (agentes económicos con excedentes monetarios) a quienes se los remunera a un precio. Dichos fondos los presta cobrando por ello un interés y lo hace por cuenta propia, lo cual es muy importante. La diferencia entre rendimientos obtenidos del crédito y costos de los recursos constituye el margen financiero básico de una entidad.

Aunque los Balances de bancos y empresas recojan idénticos conceptos, ya que en ambos casos el Pasivo es el origen de los recursos y el Activo es la utilización de aquellos, el Balance bancario difiere del de una empresa comercial. Cualquier negocio concede créditos que se recogen en cuentas de Clientes, Deudores o Efectos a Cobrar, pero su actividad típica es otra. Dichos créditos son, básicamente, situaciones transitorias o modos de diferir ingresos para aumentar ventas.

(más…)

LOS DEPÓSITOS BANCARIOS NO SON PRÉSTAMOS


Más que del préstamo, la Banca nació del cambio de moneda. Almacenar o transportar oro en plena Edad Media era peligroso y esa fue la razón por la que se extendió la costumbre de entregar joyas, lingotes y monedas a quienes, por trabajar habitualmente con metales preciosos, tenían los medios materiales y personales para protegerlos. De ese modo, los cambistas medievales empezaron a aceptar la custodia del dinero de sus clientes mediante depósitos.

Palazzo Vecchio o di la Signoria desde donde Cósimo di Médici dirigió la república florentina. Florencia (Italia)

Palazzo Vecchio o di la Signoria desde donde Cósimo di Médici dirigió la república florentina. Florencia (Italia)

Ya en 1155 aparecen los Bancherius genoveses y a finales de ese siglo se efectúan pagos, compensaciones y giros sobre depósitos a discrezione, que los clientes depositaban a cambio del pago de un interés. El desarrollo documental de estas operaciones bancarias se conoce desde mediados del siglo XIV con la aparición de la polizza (precursora del cheque) y los Banchi di Scritta que asentados en la veneciana Piazza di Rialto ejercitaron además de esas funciones una especie particular de préstamo mediante la expansión de la Conta di banco, una tarjeta de crédito avant la lettre puesto que eran depósitos bancarios transferibles sin limitación, basados en la confianza y equivalentes a la circulación en descubierto. Surgieron los mercaderes banqueros que anotaban en sus libros los depósitos y saldos de sus clientes y mediante una hábil compensación de partidas efectuaban los movimientos de cuentas evitando la circulación monetaria. En la Italia medieval destacaron los los Accaiuoli, Peruzzi, Bardi, Alberti y sobre todos los Médici.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: